La sexualidad de los escritores

La sexualidad de los escritores

Por: Luz Espinosa -

La salud sexual va más allá de sólo obtener placer, es “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad, el conjunto que abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual".

sexualidad
Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales.  Este conjunto de condiciones psicológico-afectivas,  puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas se expresan siempre, pero en la historia existen algunos personajes que llevaron a la práctica todo tipo de fantasías para desarrollar una sexualidad entera.

La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales,  culturales y éticos. Algunos grandes de la literatura tenían algunas fijaciones, éstas aparecieron publicadas en algunos de sus textos y papelenblanco.com las reunió.

Esta es una lista en la que se exponen algunos de los “gustos sexuales” de algunos escritores:

jean_genet

Jean Genet, además de ser un interesante escritor francés, fue una suerte de delincuente profesional (pasó largas temporadas en la cárcel), y llegó a prostituirse en la vía pública. Su literatura es notablemente autobiográfica pero, a la vez, mitificadora porque convierte al delincuente en héroe. El héroe de Genet es un hombre que invierte los valores de la sociedad. Pervierte la figura del bueno  a una de ladrón y convierte a éste  en un héroe que accede al absoluto a través del mal.

Jean-Jacques Rousseau

En su obra, Confesiones,  el filósofo y escritor Jean-Jacques Rousseau dijo que le gustaba ser "golpeado" como a un “niño travieso”. En ese texto, quien creía que el estado natural de  los hombres era ser  inocentes y felices, y que es la cultura y la civilización las que imponen la desigualdad entre ellos, dijo que  el tema empezó a gustarle cuando tenía ocho años y su niñera, mademoiselle Lambercier, le azotaba por su mal comportamiento. Otros escritores que también encontraba excitante ser golpeados o flagelados fueron Dostoievsky, Samuel Johnson o T. E. Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia.

Jonathan Swift

Jonathan Swift,  autor de Los viajes de Gulliver, tenía antropofobia. Tenía fobia a tocar a las mujeres. Con todo, había dos  que estaban enamoradas de Swift: Stella y Vanessa. Swift admitía este deseo, e incluso se sabe que llegó a cortejar a ambas mujeres bajo la condición de que se evitara todo contacto físico.

Lord Byron

Lord Byron solía disfrazar a sus amantes con ropas de hombre para hacerlas pasar por sus primos en los hoteles donde se daban cita. Y es que Byron, tras perder la virginidad a los diez años con la niñera, comenzó una vida de excesos sexuales que pasaba por el incesto con su hermanastra, la violación de su esposa apenas dos días después de dar a luz y el intento de abusos del hijo de su amante.

large_Victor_Hugo

Victor Hugo, se cree, era un gran "aficionado al sexo". Como no creía tener suficiente con su mujer, se acostaba con sus sirvientas, además de frecuentar los prostíbulos de París. Se dice que cuando murió un grupo de prostitutas acudió al funeral con un crespón negro en los genitales, como señal de duelo.

 

 

Referencias: