Estilo de vida

Las 10 fobias más raras en el mundo

Estilo de vida Las 10 fobias más raras en el mundo


Los grandes escritores no se salvaron de traumas, problemas mentales, fobias y temores. José Luis Díaz- Granados, columnista de Prensa Latina, detalla algunos ejemplos, como por ejemplo Tennesse Williams, escritor de Un tranvía llamado deseoLa gata sobre el tejado caliente, quien siempre aseguro ser muy tímido "salvo cuando bebía". Williams, propenso al insomnio y a la claustrofobia, sufrió ataques de pánico y agudos periodos de alcoholismo, y se estremecía al pensar en conocer a los grandes de las letras. Al conocer a Hemingway en La Habana, comentó:  "Yo esperaba encontrarme con un supermacho apabullador y malhablado, y fue todo lo contrario: me pareció un caballero y un hombre dotado de una timidez enternecedora". Williams sufrió cáncer de mama y vivió en constante lucha contra la locura, finalmente se suicidó. 

Por su parte, Faulkner, melancólico empedernido, es recordado como un hombre sumamente triste, siempre andando con ojos de torturado. Al recibir el Premio Nobel, de manos del rey de Suecia, el oriundo de Misisipi, hizo "una venia de granjero tímido, y se secó o se limpió la mano en el pantalón. Nadie ha podido saber si se trató de un gesto de humildad o de ironía".  

Benedetti, el romántico de las letras latinoamericanas, ganador de todo aquello que un escritor puede ganar, afirmó que "todavía me ocurre que cuando llegó a una recepción, me parece que el camarero me va a decir: haga el favor de salir. Usted no ha sido invitado". 

Fobias raras

Por si los ejemplos fueran pocos, se detalla "Dostoievski le tenía horror a la oscuridad; Alfredo de Musset a que lo sepultaran vivo; Proust temía a la asfixia, por eso escribía sin cesar, con las ventanas abiertas, pensando que sólo así evitaba un ataque de asma. Rulfo sufría de 'miedo escénico', Balzac de delirios de persecución y Vicente Aleixandre de agorafobia". 

La fobia es definida como un trastorno mental que provoca un miedo o una aversión intensa ante objetos, personas o situaciones específicas. Con una incidencia de dos de cada 20 personas, algunas de las fobias más comunes son: a la muerte, a la oscuridad, a ser criticados en situaciones sociales, a las arañas, a espacios pequeños, a volar o a la sangre. Sin embargo, la variedad de fobias se entienden en términos de la diversidad humana, e incluso el concepto se extendió para describir el odio hacia extranjeros o extraños. Siguiendo con el tema de las fobias más extrañas en el mundo, te presentamos algunas de las más raras en el mundo. 


Colpofobia

Fobias raras del mundo

Se define como el miedo o la aversión a los genitales, especialmente a los órganos reproductivos femeninos. Las causas de este trastorno no han sido aclaradas, pero se considera que la padecen quienes han sufrido de exposición vulgar a los genitales. 

Sigmund Freud intentó describir esta fobia a través de su hipótesis en el argumento de La envidia del pene. En este texto, el psicólogo checo estableció que "la envidia" surge con el descubrimiento de la niña de la diferencia anatómica de los sexos, quien se "siente lesionada en comparación con el niño", y por ende desea poseer uno: dentro de sí (a través de un hijo) o a través del placer del pene durante el sexo. Ampliamente criticado por sus argumentos falocentristas, la teorías de Freud han sido catalogadas como machistas. 


Pediofobia

Pediofobia

Catalogada como fobia a las muñecas, esta aversión reside en la creencia de que el muñeco podría tener vida propia, y que sólo finje ser un objeto. Según el libro Lo siniestro, de Sigmund Freud, la pediofobia se debe al "desasosiego de aquello que está a medio camino entre lo vivo y lo muerto, lo animado y lo inanimado".

Entre más realista sea la muñeca, mayor el temor, como es el caso de las muñecas de porcelana, las cuales debido a la palidez característica de este material, provoca mayor aversión. 


Deipnofobia

Deipnofobia

Una de las fobias menos conocidas consiste en la ansiedad provocada por las conversaciones durante alguna comida, misma que en sus formas más severas puede causar que una persona evite comer en situaciones sociales en conjunto. Es importante aclarar que esta fobia no es propia de personas tímidas, sino de aquellas que puedan haber experimentado normas estrictas a la hora de cenar o que tengan una experiencia en la cual hallan sido ridiculizados.  Quienes sufren de esta fobia, temen no poder estar a la altura de las expectativas de la otra persona, y consideran que quizá no son lo suficientemente divertidos. 


Ablutofobia

Ablutofobia

No debe servir como pretexto para quienes no gusten de la higiene personal, pero esta fobia se caracteriza por el miedo a lavarse o bañarse, mucho más frecuente entre mujeres y niñas.  Esta fobia es sumamente extraña, pero quienes la padecen, se enfrentan a difíciles circunstancias sociales en las cuales son aislados por su mala higiene. La versión más aceptada por los expertos radica en que el origen radica en el subconsciente en respuesta a un trauma.

Aeronausifobia

Aeronausifobia

Aquellos que temen volar en un avión, también pueden enfrentarse al temor por vomitar o experimentar malestar estomacal. Las turbulencias o las maniobras de despegue y aterrizaje, pueden causar mareos, mismos que desencadenarían el vómito, y con él, una situación incómoda y vergonzosa. 

Agirofobia

Agirofobia1

Esta fobia describe a el temor de quienes sufren por cruzar las calles, especialmente aquellas vías más concurridas, ante la posibilidad de ser atropellados. Quienes padecen de agirofobia, presentan graves síntomas de ansiedad ante la necesidad de cruzar una calle, aún en los puntos marcados para ello o en una calle completamente vacía.

Caetofobia

Caetofobia

El origen etimológico de la palabra proviene del término "caeto", el cual se refiere a la fibra de queratina mejor conocida como pelo. Quienes padecen de esta fobia, sufren de una aversión hacia el pelo, a los animales peludos y a las personas con abundante pelo. Los caetofóbicos se comportan de manera extraña al permanecer cerca del cabello de alguien, pueden detestar su propio cabello e intentar arrancarse el vello.

Climacofobia

Climacofobia

Los climacofóbiocos experimentan un persistente y "anormal" miedo a las escaleras, subirlas, bajarlas o caer de ellas. Esta fobia está profundamente relacionada con la acrofobia: miedo a las alturas. Su origen puede deberse a un evento traumático que involucre haberse caído o haber perdido a un ser querido tras una caída, o bien el temor de pasar un momento vergonzoso tras caerse de las escaleras. 


Cronometrofobia

Cronometrofobia

Definida como temor hacia los relojes, la fobia está relacionada con el manejo de los tiempos, especialmente la paranoia alrededor de los tiempos en las actividades diarias: llegar tarde o temprano a algún lugar. También podría tratarse de un temor a una hora específica del día. 


Escabiofobia

Escabiofobia

Esta fobia se define como la aversión a contraer sarna o a las costras. Quienes sufren de este trastorno no soportan tener costras en su cuerpo o verlas en el cuerpo de alguien con quien estén interactuando. 


Bonus: 

Hexakosioihexekontahexafobia

Hexakosioihexekontahexafobia

Tiene su origen en el verso bíblico Apocalpisis 13:18, el cual indica que el número 666 es el número de la marca de la bestia. A partir de esto, la fobia se caracteriza por la aversión a este número, misma que se desarrolla particularmente en las personas más religiosas. 

Te puede interesar:

Tripofobia, la fobia que te hará odiar a los agujeros

La enfermedad que padecen las personas que dicen que no les gusta la música









Referencias: