Lecciones del hombre más rico de Babilonia que te ayudarán para generar una fortuna

Lunes, 7 de mayo de 2018 10:12

|Nicole López
libro el hombre mas rico de babilonia

¿Cuál es el secreto para la riqueza? El hombre más rico de Babilonia nos lo explica.



Babilonia es un referente de naciones ricas, poderosas y prósperas de la antigüedad. ¿Pero cuál es el secreto de esta riqueza? Algunos podrían afirmar que se debía a que poseían muchos bienes y eran buenos comerciantes; sin embargo, lo cierto es que todo consiste en una buena gestión de recursos económicos y materiales. Y con gestión nos referimos a la acción de administrar, llevar a cabo tareas para la realización de una operación comercial o un anhelo; además de los trámites necesarios para concretar un proyecto. Administración, por otra parte, es gobernar, disponer y organizar una situación. Por ende, podemos afirmar que la riqueza es consecuencia de la aplicación correcta de una metodología de gestión de recursos, y pese a que no hay un modelo universal, hay muchos libros que exponen sus propias ideologías en torno a este objetivo, y es nuestra decisión cuál aplicar en nuestras vidas.


Uno de estos libros es El hombre más rico de Babilonia, una narración en la que mediante diálogos y crónicas, al modo en que hubo hecho antes Platón, aborda y cuestiona la idea de la riqueza, generando finalmente una metodología para amasar fortunas, la cual no depende enteramente de los ingresos del individuo, ni de cuánta “suerte” posea; sino de saber cuándo, cómo y cuánto gastar sus recursos económicos. En este libro, escrito por George S. Clason, los personajes principales son Bansir, Kobi y Arkad, el hombre más rico de Babilonia a quien los primeros dos pedirán consejo para alcanzar la prosperidad financiera. Arkad no desmiente la existencia de la diosa de la fortuna, pero afirma que ella sólo llega cuando ve al hombre trabajando para lograr un objetivo. Y que cuando una oportunidad se presenta ante nosotros, debemos aprovecharla. A través de esta parábola cargada de anécdotas propias y lecciones, nos dará una metodología que engloba siete consejos para llenar las bolsas, los cuales también pueden resumirse en cinco reglas de oro.



libro el hombre mas rico de babilonia 1



En primera instancia, aborda una cuestión importante que es el tema del ahorro. Sin importar la suma monetaria que percibamos, el ahorro deberá ser una constante. Arkad sugiere que se destine el 10 por ciento de las ganancias para este fin, mientras que el 90% restante podría ser utilizado para satisfacer las necesidades primarias. Arkad afirma que el 90% de nuestras ganancias nos darán los bienes que requerimos en nuestra vida diaria mientras que las segundas, las que guardamos, son las que pueden florecer en bienes sustanciales como el Oro y las tierras.


El segundo tema que trata es el control de los gastos, afirmando que algunas de las necesidades que consideramos básicas pueden no serlo al final de cuentas, y por tanto, podríamos dispensar de ellas. Fijar un presupuesto nos ayuda a identificar aquellos gastos que son inevitables y reducir los que son caprichos fútiles, gastando de manera más sensata y haciendo rendir el dinero, para finalmente destinarlo a lo que verdaderamente importa.


“El Oro guardado dentro de una bolsa contenta al que lo posee y satisface el alma del avaro pero no produce nada”, así comienza la tercera lección de Arkad, quien considera que hay que poner a trabajar el dinero, invirtiéndolo en negocios que puedan generar beneficios a largo plazo y que generen más ganancias. Es muy importante también que se aseguren los tesoros aún siendo pequeños, de cualquier pérdida, trampa o negocio arriesgado, invirtiendo en aquellos lugares en los que nuestro capital esté seguro.



libro el hombre mas rico de babilonia 2



El quinto consejo que Arkad nos regala es el de poseer una casa propia, pues afirma que el sujeto, tanto de manera individual como en familia, puede disfrutar su vida plenamente, y los frutos que este hogar genere serán una causa de orgullo. Tener una casa propia ayuda también a reducir los gastos, pues únicamente habría que pagar impuestos sobre la misma.


Arkad retoma el tema del ahorro en el punto seis con el fin de exponer una cuestión importante y que nos lleva a la reflexión: ahorrar para asegurar un futuro a nuestros seres queridos para cuando nos volvamos viejos de una manera sensata y meditada, y prever los ingresos que nuestra familia tendrá si algún día nosotros llegamos a faltar. Anticiparnos al futuro es la mejor manera de asegurar el bienestar de nuestros seres queridos.


La riqueza no se limita únicamente a la posesión de bienes materiales, sino que también abarca los recursos inmateriales que a final de cuentas hacen de la existencia humana una experiencia integral. Arkad sugiere como última manera de hacer fortuna el cultivar las habilidades intelectuales, fortalecer los conocimientos, desarrollar las capacidades, estudiar e instruirse. Esto nos ayuda a saber qué es lo que realmente buscamos en la vida, los objetivos que perseguimos y a evitar sobre esfuerzos para lograr la prosperidad financiera y humana.



libro el hombre mas rico de babilonia 3



El cuarto personaje de la historia es Kalabab, un hombre sabio que viajaba en una caravana y que les expone las cinco leyes de oro a sus acompañantes. A modo de introducción breve, habla sobre Nomasir, el hijo de Arkad, cuyos errores derivaron en una gran lección: el conocimiento vale más que el Oro. Pero el hombre normalmente ignora la sabiduría y malgasta el Oro. En una tablilla de arcilla figuraban las siguientes leyes:


1.   El Oro acude fácilmente, en cantidades cada vez más importantes, al hombre que reserva no menos de una décima parte de sus ganancias como previsión para su propio bien y el de su familia.

2.   Trabaja con diligencia si le damos un uso provechoso y sabio.

3.   Permanece bajo la protección del poseedor prudente.

4.   Escapa de aquel que invierte sin fin alguno.

5.   Huye de quien sigue el consejo de defraudadores y estafadores que se aprovechan de su inexperiencia.


En resumen, los principios de la prosperidad que Arkad menciona son los siguientes: producir, invertir, ahorrar, practicar gratificación diferida, controlar gastos, planear a futuro, optimizar gastos y ampliar ingresos. El hombre más rico de Babilonia es un libro que no solamente está destinado a proveer al lector de consejos para alcanzar la prosperidad económica a nivel individual y colectivo, también nos invita a reflexionar sobre aquellos bienes inmateriales que son tan propios del ser humano: las capacidades, habilidades y sabiduría, invitándonos a enriquecernos no solo a nivel financiero, sino a nivel intelectual.


**


Aprende lo necesario para ser un emprendedor y no fracasar en el intento. Igualmente consulta los hábitos que suelen tener las mujeres exitosas.



Nicole López

Nicole López


Colaboradora
  COMENTARIOS