Cómo se reforzó la relación con mi mamá durante el confinamiento

Cómo se reforzó la relación con mi mamá durante el confinamiento

Por: Kate Nateras -

De mejores amigas nos hicimos cómplices, que de ser unidas nos hicimos inseparables, que de ser mamá e hija nos hicimos compañeras de vida.

Mamá y yo siempre hemos sido unidas, siempre hemos sido las mejores amigas y compañía de una y la otra. Sin embargo, no pensábamos que este encierro pudiera acercarnos todavía más; que de ser mejores amigas nos hiciéramos cómplices, que de ser unidas nos hiciéramos inseparables, que de ser mamá e hija nos hiciéramos compañeras de vida.

  Artículos Relacionadosque-me-dijo-mi-madre-cuando-decidi-mudarmeestilo-de-vidaLas palabras que me dijo mi mamá cuando me mudé: hija, no dudes en volver a casa

  Artículos Relacionadoshablar-por-telefono-con-mama-tiene-el-mismo-efecto-de-un-abrazoestilo-de-vidaHablar con mamá (aunque sea por teléfono) siempre dará paz y tranquilidad

Cómo mejoró la relación con mi mamá durante el confinamiento

Mi mamá es una mujer única; es cálida, fuerte, sensible, inteligente, espontánea e inteligente. Es la persona más amorosa que existe sobre el planeta, es hermosa y es noble. No le importa quedarse sin nada por darte todo y, sin duda, sus abrazos tienen el superpoder de armarte cuando te sientes más roto que nunca. Yo sabía a qué mujer tenía junto a mí, pero nunca creí que el confinamiento me permitiría disfrutarla mucho más.

Cómo mejoró la relación con mi mamá durante el confinamiento

A veces ella en los deberes de la casa y yo intentando hacer home office, escuchamos la misma estación de radio todos los días. Cantamos o solamente escuchamos, pero ambas la compartimos y eso nos hace sentir mejor. Almuerzos y comidas juntas, pero mi parte favorita son las cenas con té, pan tostado y charlas profundas donde podemos hablar de todo y de nada a la vez: nos basta tenernos una a la otra y sólo quedarnos ahí, acompañándonos a veces sin decir nada, a veces diciéndolo todo.

  Artículos Relacionadospor-que-la-ausencia-de-tu-papa-te-hizo-mas-fuerte-e-inteligenteestilo-de-vidaLa ausencia de mi papá me hizo más fuerte e inteligente. Gracias, mamá

  Artículos Relacionadoscarta-al-esposo-de-mi-mamaestilo-de-vidaCarta al esposo de mi mamá: ella es todo mi mundo, es mi luz, es mi vida entera

Cómo mejoró la relación con mi mamá durante el confinamiento

Hay tardes en las que sólo nos sentamos en el sillón a ver esos programas de vestidos de novia o de remodelaciones de casas que le gustan a ella, o una película o alguna serie ñoña que me gustan a mí. Otros días simplemente se queda sentada a mi lado haciéndome compañía mientras yo escribo, en silencio escuchando mi tecleo en la computadora, paciente, como si éste fuera su momento favorito de la rutina.

Cómo mejoró la relación con mi mamá durante el confinamiento

También integramos juegos; actividades que podíamos hacer nuestras y que no compartiéramos con nadie más. A veces disfrutamos de Bad Bunny y luego de Joaquín Sabina o Silvio Rodríguez, somos muy versátiles a la hora de poner música, a veces disfrutamos de las pláticas y las quejas, y luego del silencio y compañía.

  Artículos Relacionadosmi-mama-sano-las-heridas-de-mi-padre-ausenteestilo-de-vidaCómo mi madre sanó las heridas que mi padre me dejó

  Artículos Relacionadostrabajar-muchas-horas-al-dia-no-te-hace-mala-madreestilo-de-vidaNo mereces ser juzgada: trabajar muchas horas al día no te hace mala madre

Cómo mejoró la relación con mi mamá durante el confinamiento

Ella me cuida de todo lo que el confinamiento le hizo a mi mente y a mi cuerpo y yo hago lo mismo con ella. Me procura y siempre busca cómo hacerme sentir mejor. Sin ella me estaría volviendo loca. Fue un cambio de rutina para ambas, sin embargo, aunque sí, al principio fue difícil, logramos adaptarnos una a la otra 24/7.

Cómo mejoró la relación con mi mamá durante el confinamiento

Mamá es mi mejor amiga, mi compañera de vida, mi cómplice y mi cielo entero, sin duda, tengo a la mejor roomie de confinamiento que nadie puede tener jamás y, siendo sincera, ya no me importa mucho si me quedo encerrada unas semanas más, no hay mucho que me angustie con ella junto a mí.

VER MÁS:
Por qué la vida amorosa de tu madre puede influir en tu cantidad de parejas.
No hay océano que se resista al abrazo de una madre.

Referencias: