Estilo de vida

Las 6 mentiras más grandes del porno mainstream

Estilo de vida Las 6 mentiras más grandes del porno mainstream

Retomamos un capítulo del libro #AmigaDateCuenta para que que entiendas, y sobre todo cuestiones, cómo está hecha la mayor parte de la pornografía


Para entender el porno primero hay que saber que es una industria multimillonaria, y como casi todo en el modelo económico actual, está llena de malas prácticas y explotación. Además de esto, el principal problema es que la mayor parte de la pornografía está hecha por y para hombres heteros, por lo tanto, solo considera su punto de vista y su placer.


Generalmente el porno producido de forma no-ética también es el más chafa con narrativas clásicas pene-dentro-vagina; suele ser anónimo y hecho al aventón. No se trata de no consumir porno, sino de cuestionar lo que miramos, preguntarnos cómo está afectando nuestra vida sexual y la de nuestros compañeros para buscar alternativas. 


Aquí te dejamos las 6 mentiras más grandes del porno mainstream:


1. Las mujeres se excitan nada más de ver un pene gigante y alcanzan el orgasmo con uno de ellos dentro de la vagina. 


Verdad: Se calcula que solo una cuarta parte de las personas con vulva tiene la capacidad de venirse con pura penetración. 


post-image


2. Las mujeres gimen constantemente mientras cogen. 


Verdad: Cada quien expresa su placer de forma diferente. 


post-image


3. Las mujeres tienen que ser blancas, jóvenes, flacas, chichonas y nalgonas para ser atractivas. Ah, y tener vaginas rositas y depiladas. 


Verdad: Los cuerpos sexuados vienen en diferentes formas, edades, genialidades, tamaños y colores. Todos tenemos el mismo derecho da gozar. 



4. Ente más rudo, mejor. 


Verdad: Hay quienes les gusta la penetración a ritmo de heavy metal, pero hay que probar diferentes movimientos, cadencias e intensidades para que ambos sientan rico. 

post-image


5. El objetivo principal es que el hombre se venga, y cuando eso ocurre terminó el encuentro. 


Verdad: La satisfacción debe ser igual de importante para todos los involucrados, y si la otra persona no alcanzó a venirse, pues toca chambear un poquito más. 



6. Es normal golpear, humillar e insultar durante el sexo. 


Verdad: Hay gente a la que sí le prende, pero debe hablarse abierta y sinceramente antes de cualquier encuentro para que queden claras las reglas. Nada debe asumirse, especialmente cuando se trata de violencia, aunque sea simulada. 


Si quieres saber más sobre pornografía, conocimiento del cuerpo femenino, sexo, relaciones, feminismo y más temas importantes que TODAS las mujeres debemos conocer; tienes que leer el libro #AmigaDateCuenta donde Plaqueta y Andonella nos platican las cosas como son, sin rodeos y con la verdad.

post-image



El texto y las ilustraciones fueron tomados del libro de Plaqueta y Andonella: #AmigaDateCuenta Guía para la vida” pp.119, de editorial Planeta. 




VER TAMBIÉN:

10 posiciones inspiradas en películas porno para romper la rutina

7 lecciones del porno que sí puedes poner en práctica para mejorar tu vida sexual

8 preguntas que siempre tuviste sobre el porno


Referencias: