INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

8 grandes mitos que la gente cree de una relación gay

1 de junio de 2018

Eduardo Limón

No, las parejas gay no viven en un antro de perdición donde se arman orgías a diario...



Dejando de lado lo obvio, es decir, lo molesto que resultan preguntas insulsas y casi primitivas como: ¿quién de los dos es la mujer?, o, ¿cuándo decidieron ser gays?, el acercamiento que se tiene a las relaciones homosexuales suele ser cansado, simplista y, por supuesto, permeado por la heteronormatividad del mundo. Y es entendible. Tenemos años viviendo bajo esa estrategia y escenario; sin embargo, lo podemos cambiar. Basta con que entendamos que la realidad de los otros, así como la nuestra, es siempre cambiante y no tiene por qué ser la misma. En ese sentido, es necesario abandonar la creencia de que una relación afectiva o sexual entre dos personas —o más— requiere de un balance entre lo “femenino” y lo “masculino”; incluso, y en sentido opuesto, urge evidenciar que cuando hablamos de homosexualidad o diversidad, no sólo nos referimos al hombre gay, blanco, educado, bien vestido y con dinero para el antro. La pluralidad somos todos —por ello es necesario la interseccionalidad, para integrar no sólo a un cierto grupo—, hasta los heterosexuales, y hacer distinción cualquiera hacia un lado o hacia el otro es un error que debemos dejar de cometer.


Dudaríamos mil y un por ciento al preguntarle a una pareja heterosexual sobre el día en que descubrieron que se excitaban con el cuerpo del otro, ¿o no? Jamás pensaríamos en cuestionarles si nacieron así o fue por algún trauma que decidieron ese camino, ¿cierto? Interrogar a una pareja sobre sus vínculos, prácticas, expectativas y demás, es una invasión absurda. Una intromisión quizá fundada, ya sea por la curiosidad frente a algo que rompe con nuestro esquema de lo que es bueno o “normal”, o tal vez porque pensamos que lo humano siempre requiere de una respuesta única o lineal. No importa. El punto es que indagamos en asuntos que no son de nuestra incumbencia y la mayoría del tiempo es porque dejamos que un prejuicio, estereotipo o mito acapare el panorama entero.



Algunos de ellos se han recogido a continuación, no para dar un porqué inamovible de su carácter incuestionable, sino para arrojar un poco de luz a una de las tantas respuestas que se pueden encontrar y enfrentar en su planteamiento común.




Muchos, al conocer a una pareja gay –hombres, mujeres o como quieran llamarse–, creen que…




… automáticamente, quieren casarse.


Y resulta que eso, obviamente, no es cierto. Por temas económicos y de servicios de salud, entre otros, la comunidad LGBT+ ha luchado por su derecho a contraer matrimonio; sin embargo, esa decisión, como en cualquier pareja del mundo sin importar su orientación sexual, es subjetiva y respetable. Nadie está corriendo desaforadamente ante los jueces cívicos. Muchos cuestionan al matrimonio como institución heteronormativa.






… tarde o temprano adoptarán un hijo.


Pues no. La estructura familiar como la conocemos hoy no acomoda a todas las parejas. Pensar justo que el elemento “hijos” dentro de una relación amorosa es un paso a seguir en todos los hogares, es absurdo. Se sigue reproduciendo el estereotipo de que las familias no están completas si no hay hijos.





… tienen relaciones abiertas.


Eso, definitivamente, es decisión de cualquier ser humano y de las personas con quienes comparta su vida. Sin importar su género, raza, orientación, situación sentimental, sexo y demás, se puede elegir este modelo de relación.






… tienen una vida sexual promiscua.


Reducir una conducta sexual —que ni siquiera nos incumbe— a eso, a un comportamiento que de hecho es completamente natural en los humanos, es no comprender que tener tantas parejas sexuales como se desee puede entenderse también como una contrapropuesta al establishment o las normas que nos apresan en ciertas instituciones.





… son más propensos a una infección de transmisión sexual.


Sobra decir que eso es una mentira que desde siempre intentó desprestigiar a los estilos de vida que no encajan con la heterosexualidad. Lo que no sobra es informarnos y reconocer que cualquier de nosotros está expuesto al VIH y otras enfermedades si no nos protegemos.





… tienen sexo nasty todo el tiempo.


¿De verdad? ¿Ésa es información útil para algo? Eso depende de cada persona —que vive de manera libre su sexualidad—, independientemente de que sea gay o no. Incluso, hay muchas parejas LGBT que no tienen sexo como nos lo ha hecho entender la heteronormatividad. La penetración es de principiantes.





… no profesan ninguna religión o culto.


Los sistemas de creencia espiritual no tienen nada que ver, pero nos encanta complicar las cosas, ¿no?





… su atracción sexual y emocional nunca cambian; siempre se mantienen gays.


Aunque eso es otro dato que a nadie le atañe y que es invasivo, está comprobado que todos los seres humanos atravesamos por distintas facetas de nuestra sexualidad y forma de relacionarnos con los otros a lo largo de nuestra vida. Quererlo circunscribir todo a gay y lesbiana es cerrarse demasiado el universo.



No confundas con curiosidad, afecto o preocupación estas preguntas. Acéptalo. En todo caso, si alguien decide compartirte sus experiencias o considerar tu opinión con respecto a su vida, es muy diferente a hacerle un interrogatorio innecesario como el que acabas de leer.

-


Si quieres saber cómo es convivir y aprender de los defectos y las virtudes de una pareja, ve 
la primera lección de El Manual del Amor:
 una serie original de Cultura Colectiva en la que algunas parejas te enseñarán cómo romper los tabúes más grandes de una relación.




**

Ahora lee:

Las diferencias entre la mente de un homosexual y un heterosexual

Fotografías históricas para entender las celebraciones y conflictos del orgullo gay


TAGS: Amor homosexuales Relaciones de pareja
REFERENCIAS:

Eduardo Limón


Editor de Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

How To Bring Millennial Voters To The Ballots? Cultura Colectiva Will Share Its Learnings Yung Jake: The Artist Who Creates Emoji Portraits With Thousands of Icons Difíciles lecciones sobre la vida y la muerte que aprendes al leer a Hemingway Razones por las que la educación no ha mejorado con la tecnología Cuento para entender lo que pasa cuando no estás lista para ser mamá Fotografías del antes y después de las estrellas de los 90

  TE RECOMENDAMOS