NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El consejo que debes seguir para que el amor no arruine tu vida

19 de diciembre de 2017

Li Plauchu

Cuando estás enamorado es muy difícil ver con claridad todas las cosas que dejas de hacer por el otro, o que abandona el otro por estar contigo.



La juventud es una virtud que a unos les dura más tiempo que a otros. Aunque parece que todos podemos pasar por la misma cantidad de años, es cierto que para unos llega más pronto el momento —y el deseo— de sentar cabeza y quedarse en un mismo sitio a vivir el resto de sus días en familia. Y aunque es cierto que entre la vida de pareja y el vaivén familiar también se puede viajar, también es una realidad que —a menos que tus facturas se paguen solas— es más difícil mantener una vida en pareja y además darse el gusto de viajar.

 

Si te consideras entre los afortunados que ya están a dos pasos del altar o de vivir con su pareja, por supuesto que es maravilloso; pero si todavía no estás en ese momento, lo único que podemos aconsejarte es viajar. Invierte todo tu esfuerzo y dinero en llevar tu vida en otro lugar, así sean unos días o meses, ¡incluso años! Te darás cuenta de que en la inmensidad del mundo está la variedad de los gustos, y que no hay nada más gratificante que cargar sólo con tu cuerpo y la libertad de conocer a quien sea y donde sea, precisamente en esos años de tu vida en los que nada es definitivo y buscas la aventura.

 




Cuando estás enamorado es muy difícil ver con claridad todas las cosas que dejas de hacer por el otro, o que abandona el otro por estar contigo. Y todo esto lo haces con el pretexto de amar. Aunque no es para malinterpretarse, no decimos que enamorarse sea malo o que sea la peor decisión; sólo que a veces es sorprende escuchar a personas abandonar sus sueños. Muchos deciden no viajar o estudiar en otro país sólo por el puro miedo de perder a la otra persona en el camino, ¿pero a qué le tenemos miedo? ¿A que te deje de amar?, eso puede pasar con o sin viaje de por medio; y si realmente es amor, ¿qué más da esperar un poco más? ¿O miedo a que encuentre a otra persona? Es una lástima, pero si esto le ocurre a alguno de los dos, verán a la larga que ocurrió así porque así es como debían ser las cosas, y ambos pertenecían a otra historia.

 

Por naturaleza, los seres humanos tienden a ser posesivos y limitarse de hacer cosas que pongan en riesgo nuestros tesoros más preciados. Eso ocurre también con las personas y lo peor es que lo permitimos. ¿Y para qué? Lamentamos decepcionarte, pero los años en los que tienes permiso de probar y ser algo egoísta e irresponsable pasan rápido. Es una etapa tan delgada en la que muchos prefieren estar a la caza de una familia y una relación “para siempre”. Y si ese es tu deseo verdadero, perfecto; pero —por tu bien y el bien de tu pareja— procura que tu decisión no se tome sólo porque no tienes algún otro plan. Siempre hay un plan maravilloso: ¡viajar!




 

Estar enamorado es hermoso, y cada vez que lo intentas parece que esa vez si será la definitiva; pero tan pronto termina te rascas la cabeza pensando en todo lo que no hiciste por ti en ese tiempo, por hacer de todo por otro. Por eso cuando se trata de tu propio bienestar y crecimiento vale la pena dejarlo todo y alejarse, porque nadie va a vivir una vida plena si se queda en una esquina del mundo, viendo sólo una página del libro, comiendo sólo un tipo de helado. Además, es poco probable que alguien viva un romance pleno si no conoce varios tipos de amores.

 

Así que cuando termine esa historia, tómalo como el mejor de los pretextos para marcharte por un rato; como un medio tiempo en tu vida antes de volver a empezar. Y si estás en pareja y aún así tienes ganas de irte, ofrécele esa aventura a tu lado; si no puede, ¡vete igual! Porque si tú puedes y tienes las ganas de hacerlo, estás en todo tu derecho. La vida se nos vuelve corta, viajar es algo que debes hacer antes de un día sentarte a lado de alguien y decir: “lo he hecho todo que lo único que me falta es amar”.

 




Y si por alguna razón intentan impedir tu partida, no lo tomes como un acto de amor, sino como un acto egoísta. Nadie que te ame de verdad puede retenerte, cortar tus alas o hacerte sentir mal por las decisiones que tomas en tu vida. Te prometemos que un día habrá alguien que se sentará a tu lado y habrá vivido tanto que lo entenderá; y lo único que le hará falta es amar. Hasta entonces, ¡viaja más!


**


Si decides hacer un viaje con tus amigos puedes hacerlo de mochilero o no, lejos o cerca, con más recursos o poco dinero; pero recuerda que lo que importa en este viaje es que el camino que recorremos solos es siempre un camino distinto si vamos acompañados.

TAGS: Relaciones de pareja Amor Consejos
REFERENCIAS:

Li Plauchu


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Obras de Juan José Martín para imaginar un mundo sin fronteras Bandas de ska japonesas que son mejores que cualquiera de Latinoamérica La fe vs. la razón: la delgada línea entre el conocimiento y las creencias Ruso blanco: un vodka con toque oriental 10 pasos para provocarle a una mujer un orgasmo con los dedos 12 cosas que debes tomar en cuenta cuando salgas de viaje con tu mascota

  TE RECOMENDAMOS