3 cosas que he aprendido de mi hija con Síndrome de Down
Estilo de vida

3 cosas que he aprendido de mi hija con Síndrome de Down

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

11 de marzo, 2019

Estilo de vida 3 cosas que he aprendido de mi hija con Síndrome de Down
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

11 de marzo, 2019

Descubre con este testimonio las lecciones que los padres de niños con Síndrome de Down aprenden al convivir día a día con humanos que quieren ser aceptados, amados y tratados con el mismo respeto.

Texto escrito por: Silvia Calderón

Descubre con el testimonio de Silvia Calderón algunas de las lecciones padres de niños con Síndrome de Down que al compartir con nosotros, nos ayudarán a dejar de creer en los mitos y estereotipos que se han creado alrededor de esta condición.

Cuando comencé a escribir este artículo, estaba pensando en compartir todas las cosas maravillosas que he aprendido en esta aventura, pero las últimas dos semanas y media el cuidado de mi hija ha sido más desafiante de lo usual, recordándome tanto las lecciones duras, como las agradables.

No son ángeles sobre la tierra

3 cosas que he aprendido de mi hija con Síndrome de Down 1

Es muy común escuchar que las personas con Síndrome de Down son ángeles terrenales que escogen a mujeres especiales para ser sus madres, pero la verdad es que estos niños nacen en familias regulares, con gente regular que simplemente han escogido continuar luchando y ser fuertes. Escogemos esta vida para que nuestros niños puedan ser capaces de alcanzar las metas esenciales para acortar la brecha entre sus necesidades y sus fortalezas; finalmente, uno se sorprende de la paciencia, fortaleza y valentía que desarrolla cualquiera como padre de un niño con Síndrome de Down.

Puede interesarte: Modelos con Síndrome de Down para entender el verdadero significado de la belleza

No son niños “eternos”

3 cosas que he aprendido de mi hija con Síndrome de Down 2

Como la mayoría de las personas, antes del nacimiento de mi hija no sabía nada sobre el Síndrome de Down, estaba desinformada y tenía la idea errónea que siempre serán como niños, ya que carecen de malicia: ellos no entienden cuando son objeto de burla - se van a reír también - o si otros se van corriendo para alejarse de ellos, saldrán corriendo también creyendo que es parte de un juego. Las personas con Síndrome de Down son tan sólo humanos que quieren ser aceptados, amados y tratados con el mismo respeto. Ellos también aspiran a casarse, tener sus propios hijos y, sí, tienen mucho amor (y abrazos) que repartir.

Son los mejores maestros

3 cosas que he aprendido de mi hija con Síndrome de Down 3

Mi hija es el ejemplo perfecto. Ella es una niña de 9 años con una personalidad dulce y autoestima muy fuerte, puede ser tan encantadora como un rayo de sol cuando está contenta, pero al igual que cualquier otra persona, no es feliz todo el tiempo; también se puede despertar de mal humor, tener malos comportamientos, puede ser irritante, retadora y muy necia, pero ha resultado mi mejor maestra.

Ella me ha enseñado a pasar 20 minutos observando arañas en su telaraña, recogiendo ramas que caen de los árboles; y me recordó cómo apreciar la sensación del aire soplando en el rostro, estas pequeñas pero maravillosas cosas que la gente da por sentado en la cotidianidad.

También puede interesarte: Fotografías de Madeline Stuart, la modelo con Síndrome de Down que desafió la belleza y los estereotipos

3 cosas que he aprendido de mi hija con Síndrome de Down 4

Por último, no hay cura para el Síndrome de Down porque no es una enfermedad y la gente NO padece de Síndrome de Down, ya que no hay dolor o sufrimiento por simplemente tener un cromosoma de más. 

Si tú eres padre de un niño regular, por favor, deja que tus hijos vean que ser “diferente” está bien, enséñalos y aliéntalos a jugar y aceptar a niños como mi hija, después de todo los niños son sólo niños y todos quieren ser sólo amados.

Checa también: La exposición que te ayudará a entender cómo es vivir con discapacidad en México

¿Conoces una historia de vida que te gustaría presentar a nuestros lectores?, envía un texto de mínimo 400 palabras a https://culturacolectiva.com/colaboradores/ y logra que más de 60 millones de personas se pongan en los zapatos de alguien más y se den cuenta de cómo podemos ser más parecidos de lo que pensábamos.

Ahora que conoces algunas de las lecciones que los padres de niños con Síndrome de Down aprenden, descubre también:
5 acciones clave para reducir la desigualdad educativa en el mundo
5 libros feministas para enseñar a las niñas a ser poderosas desde pequeñas
Los programas educativos para niños que se encuentran en Netflix


Referencias: