El ejercicio que equivale a hacer mil abdominales

La plancha o plank es uno de los ejercicios más completos que puedes hacer no sólo para lograr un vientre plano y fuerte sino para beneficiar otras partes de tu cuerpo.

Abdominales de acero, marcados a fuego. La obsesión de miles de mujeres y hombres alrededor del mundo. El deseo de lucir un vientre plano y fuerte es motivo de que los gimnasios y otros centros de entrenamiento se vean repletos de entusiastas que quieren hacer lo que sea con tal de lucir el físico añorado. ¿Pero en realidad las rutinas que siguen son las adecuadas para ello?


Si tú también tienes el mismo deseo del que hemos hablado, entonces aquí te hablaremos sobre el ejercicio que equivale a hacer mil abdominales. La ciencia deportiva ha descubierto que las rutinas cortas pero de gran intensidad, cuando se hacen bien, resultan mucho mejores que las largas repeticiones. Mediante la rutina de la que hablaremos a continuación será más sencillo que cumplas tu objetivo de lucir un abdomen plano, marcado y fuerte.





Tan efectivo como mil abdominales

Este ejercicio es llamado la plancha o plank, y consiste en colocar tus antebrazos sobre el suelo y sostener el resto de tu cuerpo con las puntas de los pies, siempre manteniéndote en línea recta. Toda la presión recaerá en los músculos de tu abdomen, fortaleciéndolos rápidamente.


Los expertos recomiendan hacer la plancha de manera gradual, si no estás habituado a hacer ejercicio: puedes empezar haciéndola durante 20 segundos en los primeros tres días e ir aumentando paulatinamente hasta completar cinco minutos. En cada ocasión que ejecutes esta rutina aprieta el abdomen para que los músculos de esta zona se vayan haciendo cada vez más fuertes.





Además de un vientre fuerte y tonificado, hacer planchas de manera continua te ayudará a:


Reducir dolores de espalda: Esto se debe a que fortalece el torso. "Debido a que las planchas requieren el movimiento mínimo mientras que contraen todas las capas de la fascia abdominal, son una excelente forma de fortalecer el torso, lo que, a su vez, ayuda a reducir el dolor de espalda baja", según información del Consejo Americano del Ejercicio.



Fortalecer otros músculos: No sólo te servirá para que tengas un vientre plano, también ayudarás a que otros se beneficien, tales como los hombros, clavículas y escápulas, las cuales se expandirán y estirarán de manera favorable. Asimismo los arcos y dedos de tus pies se verán beneficiados, sobre todo porque son partes del cuerpo que no reciben la atención adecuada.



Mejorar la postura y el equilibrio: El abdomen es la parte del cuerpo que más interviene para guardar el equilibrio cuandos se hacen planchas, lo cual ayuda para mejorar esta condición, así como la postura de la espalda. En las planchas intervienen partes como la espalda, pecho, hombros, abdomen y cuello, esenciales cuando se trata de mantener una postura adecuada cada vez que te sientas, caminas o haces ejercicio.




Evita los siguientes errores al hacer planchas:


Dejar que la cadera, cabeza y hombros caigan. Eso podría hacer que el ejercicio cause incomodidades o lesiones en el cuerpo.


Sostener la respiración. Debes permitir que tu respiración fluya para que aguantes más tiempo la postura.


Intentar sostener la postura largos minutos. Si no estás habituado a hacer planchas, lo mejor es que comiences practicándolas durante poco tiempo hasta lograr aguantar varios minutos. De lo contrario podrías incluso lastimarte. Antes de empezar tu rutina por primera vez, haz una prueba física: si logras aguantar una plancha durante dos minutos eso quiere decir que tu forma física es muy buena y tu torso es lo suficientemente fuerte para llevarla a cabo.



Un abdomen fuerte y esculpido te ayudará no sólo a que luzcas fit sino a llevar a cabo actividades básicas como agacharte, estirarte o correr con mayor facilidad y confianza. Practica las planchas de manera continua y comienza a ver todos sus beneficios muy pronto.


-


También lee:


Ejercicios fáciles para que cualquier hombre marque su abdomen en 30 días



Referencias: