¿Por qué a las personas inteligentes les cuesta más trabajo enamorarse?

23 de diciembre de 2016

|alejandro arroyo




Lentes de pasta, playeras con personajes de cómics, una voz tartamuda y un corazón puro, así son los nerds de nuestra época. ¿Te parecen encantadores? La respuesta más común es un "no sé". Ellos no tienen un físico impresionante y se la pasan todo el día en la computadora o jugando videojuegos, pero piénsalo bien: ¿qué prefieres?, ¿un chico tímido que te explique la teoría de la relatividad para conquistarte o un patán que sólo sepa beberse dos litros de cerveza en menos de cinco minutos?

Las chicas que han encontrado a uno de estos muchachos se enamoran de su sinceridad y el respeto que tienen por el mundo que los rodea. Al tratarse de personas inteligentes ellos saben cuál es la importancia de cuidar los sentimientos de las personas, igual que las mujeres listas, quienes son un tesoro incalculable que cuando llegan a nuestras vidas no queremos soltar. ¿Sabes por qué es tan difícil conquistar a las personas inteligentes? No, no es que tengan miedo a las relaciones o al sexo, todo se debe a que son mentes prospectivas.

personas inteligentes no se enamoran tan fácil
[Aquí hay 7 hábitos que debes seguir para ser más inteligente]

La prospectiva es la capacidad de analizar una situación, recordar experiencias pasadas relevantes y hacer una evaluación educada de las posibilidades futuras. Al aplicar esta habilidad a las relaciones es fácil identificar un amor que no vale la pena. Sí, las personas inteligentes se basan en sus experiencias pasadas, las cuales fueron tan trágicas como cualquier ruptura amorosa, para conocer su futuro. Su lucidez los lleva resolver el amor con los cálculos aritméticos, cuando tal vez lo único que necesitan es dejarse ir. 

Ésa es la razón más seria por la que las personas inteligentes no se enamoran. Hasta aquí llegaría un artículo académico, pero las respuestas directas simplemente no calman el corazón. Siguiendo nuestra curiosidad–y porque todos nos creemos listos– a continuación hay otras posibles respuestas, las cuales surgieron de un pequeño encuentro entre pura gente inteligente. ¿Tendrán razón?

-

1. No consideramos una relación romántica como una prioridad

personas inteligentes no se enamoran tan fácil

Para las personas inteligentes la vida está llena de todo tipo de posibilidades y muchas veces tenemos grandes ideas para ponerlas en práctica. Tendemos a pasar más tiempo y a poner más esfuerzo en nuestro trabajo, proyectos personales o la escuela, mas no en una relación. Eso nos parece lo correcto porque creemos que habrá más beneficios a largo plazo.

-

2. Somos más cerebro que belleza

inteligencia

Aunque no siempre es así, podemos tender a ser más atractivos en el interior que en el exterior. En términos generales, las personas inteligentes tienen una "belleza oculta" y sólo una persona especial puede apreciarla y reconocerla.

-

3. Consideramos nuestra inteligencia como nuestra propia recompensa

personas inteligentes no se enamoran tan fácil

Ser inteligente nos otorga un sentimiento de autorrealización, así que no necesitamos de otra persona que nos estime. Una mente brillante sabe que la mayor satisfacción es la de un logro personal.

-

4. Vemos más allá de lo visible

personas inteligentes no se enamoran tan fácil

Las personas inteligentes tenemos una capacidad de percepción muy aguda. En una cita podemos saber si funcionará o no a partir de lo que piense de otra persona. Es como un sexto sentido que nos dice si será posible o no una buena relación.

-

5. Sorteamos con éxito todos los problemas y a la gente le molesta

personas inteligentes no se enamoran tan fácil

Cuando nos enfrentamos a los problemas de una relación tenemos la confianza de que estamos haciendo lo correcto, lamentablemente algunas personas no saben cómo manejar esa perspicacia. 

-

6. La mente de una persona inteligente es un laberinto

personas inteligentes no se enamoran tan fácil

Nuestra mente es complicada y difícil de explicar, aunque nos esforzamos por ser entendidos no siempre pasa. Es más sencillo sólo ceder y omitir el hecho de que el otro no esté en sintonía, aunque claro, algún día nos vamos a cansar.

-

7. A menudo nos perdemos de las señales que el otro nos envía 

personas inteligentes no se enamoran tan fácil

Nuestro enfoque está en las cosas de mayor alcance. Por lo tanto, podríamos perder lo sutiles indicios de interés de otras personas. Esos coqueteos entrelíneas son imperceptibles para nosotros, así que los otros se tienden a ofender.

-

Estos siete puntos fueron resultado de un pequeño sondeo entre gente inteligente. Quizás estén equivocados y sólo se trate de una opinión engreída, pero así suele ser la inteligencia. La prospectiva es un hecho real, comprable y razonable. ¿Te pareció interesante? Tal vez necesites conocer las señales que indica que eres más inteligente que el promedio según la ciencia.






TAGS: Cerebro
REFERENCIAS:
alejandro arroyo

alejandro arroyo


  COMENTARIOS