Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo

Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo

Por: Kate Nateras -

Mi intención no es lastimarte, sino ser yo mismo tanto en mis días buenos como en los malos.

No absolutamente todo es bueno en los días de las personas, lo veo todo el tiempo y también lo vivo. Y aunque a veces me cuesta mucho trabajo decir lo que verdaderamente me pasa, eso no quiere decir que no me recorran sentimientos negativos por todo mi cuerpo. Hay momentos en los que me resulta mucho más fácil aparentar, pero hay otros en lo que verdaderamente odio al mundo y dejo de ser esa persona positiva que mucha gente está acostumbrada a ver todo el tiempo. Mi intención no es lastimarte, sino ser yo mismo tanto en mis días buenos como en los malos.

No te preocupes. Estaré bien. Necesito desahogarme y sacar todo eso que me consume para limpiar mi corazón y también despejar mi mente. Todo lo que pasa (sea bueno o malo) sé que me dejará una gran enseñanza, pero no me presiones, permíteme odiar al mundo de vez en cuando. 

1. También tengo días malos

Así como tú, yo también tengo días malos; algo no salió como esperaba, me enojé, tuve exceso de trabajo, lo que sea. Pueden existir mil razones, pero sea cual sea la verdadera sé que no puedo desquitarme con nadie, sin embargo, también puedes entenderme y entender que no siempre pedo ser una persona positiva. 

Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo 1

Relacionadoconsejos-para-tener-una-actitud-mas-postiva3 sencillos pasos para convertirte en una persona más positiva

2. A veces no quiero saber de nadie

Tengo momentos que me absorben y mi desgastan, momentos en los que de verdad no quiero saber de nadie, ni de ti, perdón, no tienes la culpa, es verdad. Sólo quiero tener un instante en soledad en el que pueda recuperarme y sentirme mucho mejor para, así, sonreír sinceramente.

Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo 2

3. Hay días que sólo quiero llorar

Quiero escapar, quiero gritar y llorar un día entero si es necesario. No lo puedo controlar, no puedo evitarlo; a veces lo intento y me contengo porque odio que me vean tan frágil, pero no puedo ser fuerte todo el tiempo. También necesito tirarme, patear, ser débil, para después levantarme y volver a sostenerme.

Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo 3

4. Necesito salir de la presión

A veces me siento ahorcado, asfixiado, tanto que me urge –anhelo– salir de todo eso que me presiona. Quiero escapar, quiero quitar ese peso que, a veces, me quita el aire. Por eso es que no siempre puedo ser la persona positiva que estás acostumbrado a ver. 

Relacionadopasos-que-debes-seguir-para-convertir-inteligentemente-tu-enojo-en-oportunidadesPasos que debes seguir para convertir inteligentemente tu enojo en oportunidades 

Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo 4

5. Estoy estresado

El trabajo, mis deberes, mis angustias, algunos problemas, todo se me acumula a veces y me estreso muchísimo. Tú también te estresas, y tú, y tú, y tú igual. ¿Ves?, no somos tan diferentes. No busco que lo entiendas, sólo que no me exijas sonreír cuando no quiero –o no puedo– hacerlo.

Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo 5

6. También a mí me decepcionan

Puede ser quien sea, incluso me puedo decepcionar yo misma, y eso me sentir sumamente mal, tanto que quiero estar en soledad; tanto que quiero llorar, quiero estar triste, quiero estar en medio de mi dolor y sentirlo. No quiero reprimirlo, no quiero aguantarlo, sólo quiero expulsarlo y limpiarme.

Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo 6

7. Soy ser humano y me enojo

Sólo es un momento amargo, tampoco es que me la viva enojándome por todo, pero es que a veces no lo puedo evitar. Es normal. Todos nos enojamos, incluso por lo menos una vez al día, y está bien porque al final somos seres humanos.

Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo 7

8. Puedo quejarme de algo con lo que no esté de acuerdo

No puedo coincidir en todo con todo el mundo, también tengo mi propia opinión, tengo mis deseos, principios y mi ideología. Y si algo no me parece, lo voy a decir con toda la lealtad que me tengo a mí mismo. 

Relacionadola-razon-por-la-que-enojarte-es-bueno-para-la-saludPor qué enojarte 30 minutos al día es bueno para la salud

Razones por las que no siempre debes ser una persona positiva y puedes odiar al mundo 8

9. No pienso fingir que estoy bien

No quiero estar con una máscara que cubra lo que verdaderamente siento en cualquier momento del día. No pienso aparentar que estoy bien cuando en realidad no lo estoy, tampoco quiero sonreír cuando lo que quiero hacer es llorar.

VER MÁS:
Enojarse beneficia al cerebro, señala especialista de la UNAM.
Cosas que le pueden pasar a tu cuerpo si te enojas demasiado.