Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

ESTILO DE-VIDA

¿Qué pasa conmigo, por qué no le gusto a nadie?

Por: María Fernanda Vega4 de noviembre de 2021

Muchas personas que están solteras no lo hacen a propósito, si tú eres alguien que está buscando cómo dejar de ser soltero y no sabes qué haces mal, aquí te decimos.

Si sientes que tu fin de semana en lugar de hacerte descansar te deprime porque tu crush no te hace caso, no ligaste en el antro, las apps de cita no están funcionado y la persona con la que estabas hablando de ghosteó, estás en el lugar correcto. Tranquila. Respira. Muchos nos hemos preguntado ¿qué pasa con nosotros?

A pesar de que te sientes listo para una relación, nada más no se da y buscas incansablemente una explicación; sin embargo, es importante entender que la principal razón no es porque no le gustes a nadie, sino es porque tú solo te estás saboteando y construyendo una especie de barrera que posiblemente está impidiendo que el inicio de una relación se de. La clave está en aprender a trabajar la autocompasión y la paciencia para lidiar con la frustración.

¿Por qué no le gusto a nadie?

No me lo merezco

Es algo que muchas personas llegamos a pensar ¿cierto? Nos han dicho: si tú no te quieres, nadie más lo hará. Hay diversos estudios de citas en línea que dice que tendemos a salir con personas con un nivel de atracción, de ingresos y de educación similar al nuestro, por eso es importante pensar y reflexionar: ¿qué pienso de mí mismo? 

Estoy demasiado necesitado

Al tener una necesidad tan intensa de amor, abrumas a tus parejas. Ruegas por atención y no puedes aceptar la cantidad que recibes. Siempre necesitas más. Quieres que todo el tiempo tu pareja te diga las razones por las que mereces ser amado y eso es abrumador para cualquiera. 

Pido demasiado

Tal vez todo el mundo ha halagado tanto tu vida que sientes que el resto de las personas no son suficientes. Creas expectativas muy altas para tener una pareja y te vuelves demasiado selectivo. Necesitas a alguien que sea perfecto pero hay un problema: nadie es perfecto, ni siquiera tú. Esto puede ser así o de la otra manera: al ser tan exigente estás consciente de todas las imperfecciones de tu pareja y como crees que los demás son tan exigentes como tú, sientes que nadie te va a querer.

Estoy demasiado presionado

La presión social es algo en lo que llegamos a caer todos, tal vez seas el único soltero en tu grupo de amigos o tu mamá se muera por tener nietos. Estos factores son clave para tener presión social ya que nos hacen sentir vergüenza y desesperación por encontrar a alguien. Esto muchas veces nos hace terminar con la persona incorrecta y terminar las cosas de forma rápida. No debes cargar con expectativas ajenas. No hay prisa. 

Traumas de relaciones anteriores

Es totalmente entendible si te lastimaron y no quieres que lo hagan de nuevo, por esto te cuesta trabajo mantener relaciones que son nuevas para ti. Primero hay que sanar el pasado para abrirle la puerta a un gran futuro.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: