Ella era todo lo que buscaba en un hombre, pero no me pude enamorar
Estilo de vida

Ella era todo lo que buscaba en un hombre, pero no me pude enamorar

Avatar of Kate Nateras

Por: Kate Nateras

6 de noviembre, 2019

Estilo de vida Ella era todo lo que buscaba en un hombre, pero no me pude enamorar
Avatar of Kate Nateras

Por: Kate Nateras

6 de noviembre, 2019

Me di cuenta de que no estaba enamorada de ella, sino del hombre que yo deseaba que fuera.

Cuando la conocí me regaló la mirada más cálida que alguien pudiera darte, me regaló su tiempo –y eso es algo que a nadie se le regresa–, me dio sus hombros para llorar cada vez que lo necesitara; me regaló sus consejos, su apoyo, sus secretos, su opinión, sus chistes y sus risas. A aveces también me daba sus manos y sus lágrimas, y en las noches, cuando la hacía sentir mal, me regalaba hojas de su libreta con palabras que sólo ella podría escribir… para mí… para desahogarse… para contarle a un pedazo de papel sobre mí… para olvidarme.

Relacionadocarta-a-la-persona-que-no-me-amo-como-yo-a-elCarta para la persona que me dijo que NO me quería como yo lo amaba

Ella era todo lo que buscaba en un hombre, pero no me pude enamorar 1

Nos hicimos grandes amigas –grandes de verdad– y nos contábamos todo. Me escuchaba durante las madrugadas cada vez que el mismo chico me rompía el corazón y, a pesar de que me quería, siempre tenía palabras de aliento para sanar a este corazón. Se preocupaba por mí y por mis alergias por las noches cuando hacía frío, se preocupaba cuando no solía comer bien y más cuando tenía ataques de ansiedad. Se preocupaba tanto como yo hubiera querido que él se preocupara. Quería que –al que quería– fuera la mitad de lo que era ella, al menos.

Ella era todo lo que buscaba en un hombre, pero no me pude enamorar 2

Ella es inteligente, ama leer y ha leído libros por montón; no sabe bailar, pero lo intenta y ama la música tanto como lo hago yo. Es detallista, es brillante, es cálida y sensible. Lo que piensen los demás de ella le vale un carajo, pero cuando le da ansiedad se rasca las manos sin control hasta el grado de hacerse heridas que le quedan marcadas. Odia enojarse porque el coraje provoca que diga cosas que no quiere, incluso de lastimar a las personas que estima. Cuando ama es apasionada y entregada, es noble y te da su corazón sin condición. Es muy observadora, tanto que se aprendió cada movimiento que hago con las manos, la posición de mis ojos dependiendo mi estado de ánimo, y las diferentes formas en las que puede aparecer mi tic en la pierna.

Relacionadocomo-quererte-tanto-y-no-volver-a-tener-un-patan-en-tu-vidaCarta para que te quieras tanto y no vuelvas a tener un patán en tu vida

Ella era todo lo que buscaba en un hombre, pero no me pude enamorar 3

Me aprendió de pies a cabeza, como nadie lo había hecho nunca, puedo asegurar que sabe cuántas pecas tengo en la nariz, cuántos lunares tengo en los brazos, cuál es mi sabor favorito de helado y mi forma de caminar. Lo memorizó todo sobre mí, y aunque yo hice lo mismo con ella, no me pude enamorar como sé que ella lo estuvo. Me llenaba de detalles, tenía atenciones que ningún chico había tenido conmigo; me tenía paciencia y me comprendía, trataba de entenderme sin importar lo complicada que pudiera ponerme, me acariciaba en mis días malos y me acompañaba en los buenos. Estuvo a mi lado y yo también estuve al suyo, pero no pude enamorarme.

Ella era todo lo que buscaba en un hombre, pero no me pude enamorar 4

Era mi hombre perfecto… éramos una para la otra, con ella sentía una comodidad como con nadie la había sentido; nos complementábamos, coincidíamos hasta en los pensamientos, nos sentíamos bien estando en los brazos de la otra… y puede sonar duro –era duro– pero yo no podía corresponderle de la misma mujer porque, ese hombre perfecto que yo veía, era mujer.

Relacionadocarta-para-el-cobarde-que-fue-infielCarta al infiel que no tuvo los pantalones para irse sin necesitar un pretexto

Ella era todo lo que buscaba en un hombre, pero no me pude enamorar 5

Se convirtió en una de mis mejores amigas, pero las mejores amigas no te hacen llorar por un amor no correspondido, y eso fue lo que hice yo. No quiere decir que no la valorara: la valoré hasta el final, le agradecí su llegada a mi vida todo el tiempo pero me di cuenta de que no estaba enamorada de ella, sino del hombre que yo deseaba que fuera. Y no lo era.

Le agradezco cada segundo que pasó a mi lado, puedo atreverme a decir que la amo como loca, pero no lo suficiente como ella me amó a mí. Perdón, mil veces perdón. Perdón porque ella era todo lo que buscaba en un hombre, pero no me pude enamorar.

VER MÁS:
Por qué nos seguimos haciendo daño aunque nos amemos con el alma.
Por qué te esperé tanto tiempo aunque supiera que nunca me ibas a amar.
Razones por las que una mujer que estuvo rota puede ser el amor de tu vida.


Referencias: