Pornografía: nada más alejado a la realidad de la sexualidad femenina

Jueves, 8 de noviembre de 2018 17:33

|Fifi
pornografia para mujeres

Imagina una pornografía para mujeres para tener buen sexo como un método enfocado en enriquecer el desarrollo sexual femenino y olvidar todos esos conceptos masculinos de placer que se han adoptado.

“La fantasía masculina que representa la abundancia sexual sin las complicaciones de las relaciones reales. No hay ninguna conversación, no hay cortejo, no hay dulzura, simplemente un sexo genital que muestra muy poca o ninguna consideración por el placer erótico y la satisfacción de las mujeres”, señala Michael Castleman, un conocido sexólogo estadounidense.


Concordando con el fragmento anterior, la pornografía desde el inicio de los tiempos ha estado bajo el dominio de los hombres quienes representan el acto sexual desde su propia visión, pero no por eso representa fidedignamente las preferencias sexuales de todo el género masculino. Y es por eso también que hay tanta variedad de estilos y tipos, sin embargo, todos siguen teniendo la limitante de estar dirigido a un publico masculino. Exclusivamente masculino.


Y no es sólo en este aspecto que las mujeres se ven limitadas a la exploración y empoderamiento de su sexualidad. A diferencia de lo que se pudiera pensar llegada la pubertad, las niñas al igual que los niños son atacados por los mismos instintos, la diferencia radica en que los hombres nacen siendo dueños de su propia sexualidad sin mayores complejos y tabúes.


pornografia para mujeres 1


Entre los hombres es aceptado como un proceso natural la masturbación, pero ¿y las niñas? Las jóvenes también se masturban, la diferencia es que ellas no tienen esta práctica socialmente aceptada y difundida. No sería de extrañar que muchas niñas en su despertar sexual se sintieran perturbadas en sus inicios por este deseo sexual en desarrollo, sintiéndose quizás culpables por considerar el sexo pecaminoso, pensar que hay algo malo en ellas gritando desde el interior de sus entrañas, donde lo peor de esto es que desconocen como comunicarse con esta nueva faceta de ellas.


Pese a que la pornografía está dirigido a adultos mayores de edad, no es un misterio que los jóvenes desde edades muy tempranas tienen acceso a este material “aprendiendo” el mecanismo sexual desde la visión masculina. En el caso de las mujeres, el único acceso a contenido sexual son las películas no pornográficas donde se pueden ver escenas con carga sexual que ayudan a la joven a desarrollar su imaginación, o descargando su deseo en la estrella pop o actor del momento, quienes comienzan a ser atractivos para ellas ya sea por características de su personalidad y atributos físicos, y no solamente por índole sexual. A las mujeres desde pequeñas, a través de los medios de comunicación se nos educa para relacionar el sexo con la emocionalidad pero, entonces ¿qué con los hombres?


Este aspecto está muy bien planteado en la serie Big mouth, que en su capítulo “Las chicas también se excitan” de la temporada 1, intenta explicar cómo se desarrolla el deseo sexual femenino. En dicho episodio, muestran a las jóvenes escondiendo sus deseos en literatura romántica o actores de cine, mientras que sus congéneres masculinos no ocultan sus impulsos sexuales en fantasías amorosas sino por el contrario, las expresan libremente.


pornografia para mujeres 2


En el desarrollo del deseo sexual femenino se involucran muchos factores no sólo de la índole puramente sexual; quizá la mujer al no estar tan expuesta al material pornográfico, pues aunque lo vea ella no es el público objetivo al cual va dirigido, relaciona el sexo con algo más profundo o una conexión con la otra persona, mientras los hombres no tienen acceso a estos desarrollos neuronales y por eso se quedan centrados en el aspecto mecánico del acto sexual. Como es de esperar estas migajas no son suficientes para un desarrollo sexual pleno, en el cual a las mujeres en formación no les quedan más alternativas que relacionar el sexo con el aspecto emocional, para luego al salir al mundo descubrir que los hombres no tienen ni la menor idea sobre lo que es una relación sexual satisfactoria para ambos.


Las jóvenes que no se conforman con esto y son mas audaces, ya que incursionan en el mundo pornográfico “aprendiendo” que las mujeres en esas películas se frotan sus partes íntimas de forma literalmente abierta y burda siendo esto al parecer un gran estimulo sexual para ellas e introduciéndose los dedos de forma maniática como si eso representara mucho placer, lo cual está bastante alejado de la realidad de las adolescentes y mujeres, quienes al masturbarse prefieren al contrario de lo que aparece en el porno, cerrar lo más posible las piernas con tal de aumentar la tensión en la zona genital y así permitir que el clítoris logre la fricción necesaria y, obviamente en un contexto erótico, que permita el flujo sanguíneo a sus genitales.


pornografia para mujeres 3


La pornografía desde la visión masculina clásica muestra en su mayoría a un hombre con un miembro viril imponente, siendo él quien toma las riendas de la penetración, en quien la eyaculación es el signo de placer máximo para ambos, donde además se generan otros mitos respecto a la sexualidad de las mujeres, puesto que muestran una eyaculación femenina que en la mayoría de los casos es solamente orina, confundiendo todavía más. Sumando a esto, se refleja el nulo juego previo y erotización, mostrando a la mujer siempre húmeda y dispuesta a satisfacer los deseos masculinos.


En el contenido de la industria pornográfica lo que más se destaca son el sexo explícito y la relación de poder con éste, mostrándose en la mayoría de las situaciones al hombre en un puesto de poder y dominio frente a la sumisión de la mujer, lo cual es un componente misógino de la pornografía. Y ni hablar del porno homosexual, donde podemos encontrar porno gay dirigido a hombres gay, y porno lésbico dirigido y representado para la excitación masculina.


Entonces, ¿qué hacen las mujeres frente a esta escasez de contenido para su desarrollo sexual? Juegan con sus fantasías, no todas ya que algunas ni siquiera conocen las suyas, y al ser un tema relativamente tabú ni las mismas mujeres conocen las fantasías de sus congéneres donde tal vez si alguien lo quisiera investigar y representar de forma más masiva, el mundo entero se sorprendería.


pornografia para mujeres 4


Finalmente, el desarrollo sexual femenino se ve dificultado por los conceptos equivocados que hombres y mujeres aprenden de la pornografía, en la cual después de uno o dos besos comienza la penetración exhaustiva alejando a la mujer del ansiado orgasmo. Y este efecto se percibe desde los cimientos en ambos géneros, ¿es realmente placentero para ambos sexos la eyaculación sobre la otra persona al ser un acto prohibido y “sucio” lo cual lo hace más atrayente? ¿O es que nos hicieron creer que eso era excitante y placentero? Uno de los objetivos de este texto no es criticar las inclinaciones sexuales o qué es realmente placentero y qué no, pues lo hermoso de la sexualidad humana es su variedad, el punto es saber si estos movimientos y escenas durante el sexo realmente nos gustan o es solamente lo que la pornografía nos hizo creer.


Y con esto tampoco me refiero a la romantilizacion del porno, pues no a todas las mujeres les puede gustar esta idea, o tal vez no siempre, pues en la variedad está el gusto. ¿Qué pasaría si en esta revolución feminista que estamos viviendo a nivel global surgiera una industria pornográfica enfocada y dirigida hacia las mujeres como un método de enriquecer el desarrollo sexual femenino y no dejar que sea sesgado por los conceptos masculinos de placer que hemos adoptado? ¿Que pasaría si las mujeres tuvieran acceso a una pornografía que represente sus deseos, donde se muestre el acto sexual desde la fase de coqueteo y generación de tensión sexual, donde se muestre alguna especie de vínculo entre los/las participantes que nos haga desear aún más estar en lugar de la actriz, donde la contraparte muestre devoción y preocupación por el placer sexual de ambos, no dejando el orgasmo femenino como un evento astronómico aislado sino como una meta dentro del acto sexual? U otra escena pornográfica donde la mujer es la protagonista de la expresión de deseo sexual, donde es ella la que somete al hombre al cabalgarlo y llegar juntos al clímax. Existen infinitas posibilidades que no han sido exploradas en la industria pornográfica debido a que ésta sigue bajo los dominios del hombre.


pornografia para mujeres 5


Quizá se pueda criticar la idea de una pornografía femenina en la que ésta incrementaría todavía más la desvinculación del sexo y el afecto. Lo cual podría tener cierta validez, pero si los hombres pueden tener acceso a estímulos visuales que les permite gratificación sexual ¿por qué las mujeres no podrían tener acceso a los mismo? Después de todo, la desvinculación del sexo y el afecto seguirá avanzando exista o no una industria pornográfica para mujeres.


Además, ¿quién sabe si una industria así podría permitir al género masculino aprender sobre la maravillosa naturaleza femenina? Tal vez la cifra de mujeres que no saben lo que es tener un orgasmo disminuya, tal vez así las mujeres tomen más empoderamiento de su sexualidad y no la dejen a merced de algún inexperto.


***

3 cantantes latinoamericanas que debes escuchar para reconocer la violencia machista

La obra de niños de secundaria que demuestra el machismo salvaje detrás del reggaetón


REFERENCIAS:
Fifi

Fifi


  COMENTARIOS