INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La lengua de señas que todos los mexicanos deben conocer

11 de octubre de 2018

Chris Aguilar

¿Sabes porqué es importante conocer la lengua de señas mexicana? Descubre cómo la discapacidad auditiva aleja a las personas y cómo puedes ayudar a acortar esta distancia

Cada vez se despierta más, en gran parte del país y del mundo, el interés por tomar acciones para asegurar la accesibilidad universal, si vale la pena o no invertir en esta causa; y, aunque al final del día cada quien es libre de hacer lo que le plazca, tal vez deberíamos detenernos un momento y analizar mejor nuestra postura sobre el tema.





La trama principal de la película La Famille Bélier, por ejemplo, gira en torno a un matrimonio francés de sordos y sus dos hijos; un hombre y una mujer, la cual es la única que puede escuchar y hablar, convirtiéndose así en la intérprete indispensable entre el mundo de los oyentes y el de su familia. Aunque la cinta resulta extrañamente entretenida a pesar de no estar familiarizados con el lenguaje de señas, lo interésate del asunto viene cuando Paula, la hija de la familia, decide ser cantante y mudarse a París para estudiar, lo que significa dejar a sus padres parcialmente incomunicados; además, claro, de la culpa por gozar de un sentido del que su familia carece.


Uno de los momentos más importantes de la cinta viene cuando sus padres acuden por primera vez a un recital organizado por su escuela, donde no pueden apreciar lo que sucede a su alrededor. Es inevitable no sentir pena y angustia; mucho más que el silencio, al que por supuesto están habituados, la conmoción llega cuando los padres de Paula saben que el resto de los asistentes están emocionados por algo que su hija hizo y ellos no pueden compartirlo. 


Al respecto, Alan Guillermo Diaz Franco, presidente y fundador de la fundación Un Mismo Pulso, dice: “No se sensibiliza hasta que se entiende, hasta que se vive en carne propia. Si quieres que alguien comprenda la importancia de la inclusión social, cúbrele la boca, véndale los ojos o siéntalo en una silla de ruedas y que vaya por la calle, a ver que pasa”.





Afortunadamente en nuestro país existen fundaciones como Un Mismo Pulso que realizan labores en el Estado de México desde el 2016, buscando igualdad de oportunidades para todos. Pues volviendo al ejemplo de la película, es aterrador no tener la capacidad de comunicarse con otras personas que, de pronto, como si alguien oprimiera un botón dentro de ti, nadie pudiera saber qué quieres, sientes o necesitas porque no puedes hacerte entender en un mundo que se comunica mayormente con sonido.


Uno de los objetivos de Alan y su equipo de trabajo en la fundación es hacer las cosas cada vez mejor, y aunque para él es muy poco lo que se hace, es el mejor camino comenzar por algo, salir de la apatía y pensar en las necesidades del otro. Luego de recibir en enero la distinción del Ciudadano del año por Grupo Salinas, ha notado que en el Estado de México se ha tenido mayor interés en la importancia de la lengua de señas; sin eludir la satisfacción del reconocimiento de su trabajo, Alan agradece eso: los nexos, el que cada vez más personas se acerquen y sumen a esta causa y la de otras fundaciones.


Evitando las escenas melodramáticas de ayuda a los grupos vulnerables, Un Mismo Pulso se trata de trabajo, de hechos concretos y bien razonados; de inmediato se hace una distinción entre una utopía y realidades alcanzables. Si bien es imposible que todo el mundo sepa lengua de señas a cabalidad, debería ser obligación de las empresas y la sociedad conocer elementos básicos de la lengua y que en cada oficina burocrática alguien esté capacitado para interpretar a sus compañeros, o incluir la lengua de señas como parte de nuestra educación básica. La lengua de señas en nuestro país es tan importante e ignorado al mismo tiempo que, por ejemplo, si en un juicio alguien seña mal para una persona que lo requiera, éste puede ir a prisión injustamente o alguien culpable puede quedar en libertad.





La fundación invita a todos cuantos logren ser empáticos con sus semejantes a que se sumen a esta y otras causas; proponiendo la multidisciplinariedad, ya que su labor con los grupos vulnerables nunca termina y siempre hay espacio para ayudar en múltiples áreas, ya sea brindando servicio social, algún voluntariado, donaciones en especie o en efectivo.


Por último, debemos recordar un par de cosas: primero, que el no saber cómo actuar no es pretexto para alienar a otros y, mucho más importante, que hacer algo por el otro no es exclusivo de personas inmaculadas con vidas perfectas, se trata de aceptar cada vez más esa condición humana que nos vuelve seres perfectibles que pueden cometer errores y al mismo tiempo ocuparse de las necesidades del otro. Al final, “Todos somos diferentes porque todos somos iguales”.


Descubre por qué la lengua de señas ayuda a tu cerebro o 3 maneras de vivir el activismo moderno

TAGS: Psicología cultura crowdsourcing
REFERENCIAS: Sordo mudos en México

Chris Aguilar


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los emojis de Whatsapp que podrían estar inspirados en Dragon Ball La especie de enanos que se extinguió misteriosamente Fotografías de Mark Allen Johnson sin censura de cómo es estar en una cirugía de reasignación de sexo Amor, sexo y discriminación: cómo es la vida de las personas trans en Argentina en 17 fotografías de Kike Arnal Pasos para elegir tu outfit si tienes un Tinder date Trucos de maquillaje que nos enseñaron las chicas asiáticas

  TE RECOMENDAMOS