La adicción al agua de la que nadie te habla y que podría matarte
Estilo de vida

La adicción al agua de la que nadie te habla y que podría matarte

Avatar of Maria Andreina Rojas DAmico

Por: Maria Andreina Rojas DAmico

10 de julio, 2017

Estilo de vida La adicción al agua de la que nadie te habla y que podría matarte
Avatar of Maria Andreina Rojas DAmico

Por: Maria Andreina Rojas DAmico

10 de julio, 2017



Es una noción extendida la del agua como sinónimo de vida. La Tierra estaría prácticamente despoblada si no se constituyera en su mayoría de H2O. Océanos, mares, lagos y ríos son la base para todo organismo que ha caminado y camina sobre la faz del planeta. Otra idea perenne en la cultura es que cerca de 80 % del cuerpo humano es en realidad agua. Tal vez, apartando el lado romántico de algunos que prefieren vivir sobre el agua, esto da una idea de su importancia y de por qué fueron creados estos pequeños robots para acabar con la contaminación del vital líquido. La gran preocupación del futuro se perfila sobre todas las cosas como las fuentes de agua natural. Al fin y al cabo una persona puede vivir un par de meses sin comer, pero no más de un par de día días sin hidratarse. No obstante, cuando la integridad del buen estado y aspecto físico se confunde en la vorágine de las costumbres, los hábitos y las supuestas prácticas saludables, algo puede salir mal. ¿Sabías que la ingesta excesiva de agua puede causar problemas severos en el organismo? La ciencia tiene un nombre para este desequilibrio: potomanía.


agua7


Al igual que la tanorexia, la potomanía está relacionada con trastornos de personalidad que pueden afectar a personas de diversas edades y puede derivar en obsesiones, por lo que en algunos casos puede requerirse de tratamientos psiquiátricos. Beber de dos a tres litros de agua al día para mantenerse sano es casi una regla general. Según el Observatorio de Hidratación y Salud, esta cantidad se puede obtener tanto del líquido ingerido como de los alimentos que se consumen, como frutas, verduras y hortalizas, alimentos ricos en agua, por lo que no deben faltar en la dieta diaria de cualquier individuo.

El problema mayor surge cuando la ingesta de líquidos se convierte en una obsesión y deriva en un trastorno poco conocido, comúnmente llamado potomanía, aunque también se le conoce como polidipsia psicogénica. La potomanía es conocida como un trastorno de tipo alimentario no especificado, que consiste en el deseo incontrolado de beber grandes cantidades de líquido, generalmente agua.

Ingerir más de dos o tres litros de agua al día se convierte en un problema para el organismo y resulta nocivo para la salud, debido a que se puede alterar el correcto funcionamiento de los riñones y la composición de la sangre (que debe contener 8 % de agua), lo que pone en peligro el equilibrio de fluidos y electrolitos dentro del organismo.


agua4


“Un potómano puede llegar a consumir hasta 10 y 15 litros diarios de agua porque sufre tal ansiedad que la única manera de calmarla es consumiendo un exceso de líquido. Obtiene así una cierta sensación placentera”, señala el doctor Luis Hiruela, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda, en Madrid. Se estima que aproximadamente de 10 a 20 % de los pacientes que sufren episodios de potomanía tiene bajos niveles de sodio en la sangre.

Además, existen factores de riesgo que se deben tomar en cuenta, pues pueden influir en la aparición de este trastorno:


agua1

1. Medicamentos, como antiinflamatorios no esteroideos, diuréticos tiazídicos y litio, que interfieren con la función del riñón, y fármacos anticolinérgicos, que provocan sequedad de boca, entre otros.

2. Alteración en el funcionamiento del hipotálamo. El hipotálamo es una región del cerebro que se encarga de regular el hambre y la sed, entre otras funciones básicas. Una alteración en el funcionamiento de esta región podría provocar un episodio de potomanía.

3. Desórdenes orgánicos o patologías hormonales como la diabetes mellitus, ya que entre sus síntomas se encuentra precisamente sentir mucha sed.

4. Anorexia nerviosa. En este caso el afectado bebe gran cantidad de agua, bien con el objetivo de saciarse sin ingerir calorías o bien para incrementar el peso corporal justo antes de visitar al especialista para pesarse, con lo cual busca engañar al profesional.

5. Ciertas enfermedades mentales como trastornos de la personalidad, cuadros delirantes y síntomas histéricos.


poemas de aliento agua


Si realizas actividades físicas fuertes y exigentes o si pasas demasiado tiempo bajo el sol, sudando y perdiendo humedad de tu organismo, beber agua es una obligación para reponer tus reservas de líquidos y, obviamente, vivir. Atletas de alto rendimiento precisan cantidades de agua y minerales superiores a las necesidades del común denominador de las personas. De igual forma, cuando un individuo bebe demasiado líquido, no necesariamente puede sufrir hiperhidratación (hidratación excesiva), siempre y cuando los riñones, la hipófisis y el corazón funcionan correctamente. En esos casos el organismo se encarga de eliminar el exceso, pero episodios frecuentes y prolongados de potomanía pueden alterar la función renal y el equilibrio de los fluidos internos, y ocasionar calambres musculares, náuseas, dolor de cabeza, hinchazón en las articulaciones de las piernas, insuficiencia cardíaca, confusión, depresión de la consciencia, parálisis e inclusos inducir al coma.

Si consideras que tienes episodios de potomanía, no te preocupes, no todo está perdido. Existen tratamientos para combatir este trastorno, pero éste dependerá de los factores que lo estén causando. En un principio, algunos casos son tratados con diuréticos a fin de evitar la hiponatremia (baja concentración de sodio en la sangre), pero éstos actúan como paliativos, pues sólo atacan los síntomas y lo que provoca el trastorno.

Ahora bien, si se trata de un trastorno psiquiátrico, será necesario el uso de medicación y terapia. Otras causas dependerán del médico especialista y del equipo interdisciplinario (médicos clínicos, psicólogos, psiquiatras y médicos especialistas).

Mantener una correcta hidratación corporal es necesario si lo que se busca es un cuerpo en condiciones óptimas. Sin embargo, existe una delgada línea entre el equilibrio y el exceso. Sobrepasarla significa acarrear con consecuencias a veces nefastas.

***

Cada adicción es un mundo. Sus causas y consecuencias pueden variar en la complejidad de cada individuo que la padece. Lo importante es detectar los síntomas a tiempo. Por eso tal vez te interese leer sobre esta adicción que podrías estar padeciendo ahora mismo sin siquiera haberte dado cuenta.


Referencias: