INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Propósitos que no se te habían ocurrido y pueden cambiar tu vida

31 de enero de 2018

Cultura Colectiva


Admítelo, si revisas tus propósitos de los últimos 3 o 4 años, probablemente encontrarías que algunos se repiten en todas tus listas. La mayoría de las personas se proponen las mismas cosas: hacer ejercicio, comer mejor, viajar etc. Pero, ¿eso es lo que realmente deseamos? ¿Qué tanto nos acercan esas metas a lo que en verdad necesitamos para cambiar nuestra vida?


A veces, las transformaciones más significativas y profundas no provienen de dónde nos han dicho. Considera que hay muchas maneras de hacer las cosas, si encuentras la tuya, tu manera única, es más probable que provoques el cambio que estás buscando en vez de seguir dando vueltas por la ruta que está trazada.


-


Hacer el bien sin mirar a quién


Cuando se trata de ayudar a un ser querido, no lo pensamos dos veces. Siempre hacemos lo posible por contribuir al bienestar de nuestros amigos y familiares y sabemos que ellos harían lo mismo por nosotros; pero alguna vez te has preguntado ¿quién les da una mano a las personas que no tienen una red de apoyo como la nuestra? Brindarle ayuda económica o moral a una persona desconocida es un gesto de solidaridad que te hará cambiar la percepción de tu lugar en el mundo.



-


Reencontrarte contigo


Dice Mercedes Sosa que “uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida” y al hacerlo nos encontramos con aquellas simples cosas que nos hicieron ser lo que somos. Cuando tengas dudas sobre ti, ve a la heladería a la que te llevaban tus papás los domingos o haz un viaje al lugar donde pasabas los veranos en la infancia. Recordar de dónde vienes te ayudará a recordar quién eres.


-


Retomar tus pasatiempos


¿Te acuerdas qué te gustaba hacer antes de que las responsabilidades ocuparan la mayor parte de tu día? Seguro cuando eras niña o adolescente había algo que te apasionaba y cuando lo hacías, no sentías el paso del tiempo. En tus tiempos libres, retoma esa actividad, inscríbete a clases de dibujo o guitarra y revive lo que sentías cuando disfrutarte era lo único que te interesaba.



-


Cumplir tus sueños, mientras contribuyes a que otros cumplan los suyos


Alcanzar las metas profesionales quizá es uno de los propósitos más comunes porque ¿a quién no le gustaría que su trabajo y su pasión fuesen la misma cosa? Sin embargo, pocas veces nos proponemos que nuestros proyectos sirvan de plataforma para que otras personas emprendan los suyos. Si pones un negocio, por ejemplo, considera incluir estudiantes o recién egresados y dales el trato que a ti te habría gustado recibir cuando buscaste tu primera experiencia laboral.



-


Regalarte diario un momento para ti


Sin importar qué tan ocupado sea tu día, siempre dedicar al menos cinco minutos para lo más importante: tú. Si estás en el trabajo, date un break para tomar el sol y comerte tu fruta favorita. Si llegas agotada a casa, prepárate un baño caliente o lee un par de páginas de ese libro que no has podido terminar.



-


Reunirte con tus amigas


¿Qué tan seguido le demuestras lo que sientes a tus seres queridos? No necesita ser una ocasión especial para invitar a tus amigas a cenar. Simplemente acuerden una fecha y pon en práctica ese platillo japonés que siempre has querido probar, incluso podrías invitar a una amiga a que te ayude a prepararlo. Si les queda bien o no, no importa, se habrán divertido tanto que les dará lo mismo si al final tienen que pedir una pizza.



-


Consentirte


No, no estamos hablando de que te entregues a tus gustos culposos y te compres una caja de chocolate todos los días. La idea es que integres a tu rutina hábitos que te hagan sentir bien física y mentalmente. Reemplaza las dietas rigurosas por una alimentación balanceada que te permita un gustito de vez en cuando. Si no te gusta levantarte temprano para salir a correr, camina un rato después del trabajo, quizá llegues a casa un poco más tarde, pero lo harás de mejor humor. Si te cuesta trabajo tomar agua natural, prueba Bonafont Levité e hidrátate mientras disfrutas de sus sabores. Cuidarte debe ser un placer, no un sacrificio.



Quizá en otros años te has propuesto mil cosas y al final te has frustrado al no lograrlas todas, por eso te proponemos que en vez de esperar al 31 de diciembre para decidir qué cambios quieres hacer, tomes esa oportunidad día con día. Si lo haces diario habrás hecho de tu 2018 el mejor año de tu vida... al menos hasta que llegue el 2019.

 

TAGS: Mujeres Consejos
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

9 'A Christmas Carol' Adaptations That Will Bring Back Your Ghosts Of Christmas Past 10 tatuajes estilo sketch que vas a querer tener en la piel Emborracharte con tu pareja podría ser el secreto de una relación larga, según la ciencia Runner's face: La teoría que explica por qué correr te hace lucir más viejo Por qué tienes que ir a Madresal Chiapas antes de morir Kataplum: el nuevo parque de diversiones de la CDMX que vas a morir por conocer

  TE RECOMENDAMOS