Podrías padecer aterosclerosis y no saberlo hasta que te da un ataque al corazón
Estilo de vida

Podrías padecer aterosclerosis y no saberlo hasta que te da un ataque al corazón

Avatar of Anylú Ayala

Por: Anylú Ayala

30 de agosto, 2018

Estilo de vida Podrías padecer aterosclerosis y no saberlo hasta que te da un ataque al corazón
Avatar of Anylú Ayala

Por: Anylú Ayala

30 de agosto, 2018

Aunque su nombre parece impronunciable, la aterosclerosis es una enfermedad muy común. Por eso te contamos qué es y cómo prevenirla.

Imagina que tienes un popote de acero que usas todas las mañanas para tomar tu smoothie pero no lo lavas, de vez en cuando lo sacudes pero no pasa agua ni jabón por su conducto. En menos de una semana, además del mal olor, se habrá tapado y será imposible que pase el siguiente licuado por ahí. Eso es la aterosclerosis, pero en vez de batido es colesterol y en lugar de popote son tus venas.



Las paredes de las venas y arterias son completamente lisas. La sangre circula por estos ductos para llevar oxígeno a cada órgano y cada célula que nos compone. Cuando naces, tus venas están completamente limpias y la sangre se da vuelo yendo de un lado para otro. Cuando ya no puede circular la sangre, puede deberse a una obstrucción en venas y/o arterias ocasionada por grasas.


Eso es la aterosclerosis. Una enfermedad que denota que hay grasa depositada en tus arterias o venas y que impide que la sangre circule. La obstrucción es algo gradual, no es que pase un pedazo de colesterol y se te atore sino que la grasa y el colesterol se van acumulando poco a poco en la vena, donde también se retienen componente de la sangre, hasta que se forma un tapón. Pero mejor que no lleguemos ahí.





Síntomas de la aterosclerosis

Al igual que otras enfermedades que están relacionadas con la mala alimentación y la vida sedentaria, la aterosclerosis no tiene síntomas tan evidentes, hasta que ya está en un nivel avanzado, podrías tener un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular a causa de este padecimiento y no saberlo hasta ese momento de urgencia. Pero sí hay algunos signos de alerta que puedes detectar:

  • Sentir molestia o dolor en el pecho que se vaya extendiendo hacía los hombros, espalda, etc.
  • Tener la sensación de que tienes el pecho apretado o que no puedes respirar a todo pulmón.
  • Arritmias que son problemas de variación en el ritmo de los latidos del corazón.
  • Problemas crónicos para dormir, de falta de energía, de agotamiento.

En niveles más graves también puedes presentar los siguientes síntomas:

  • Parálisis o adormecimiento de manos, pies o cara, especialmente de un mismo lado del cuerpo.
  • Dificultad para ver con alguno de los ojos.
  • Mareos, dificultad para caminar, desorientación, caídas repentinas.
  • Dolor de cabeza intenso y repentino.
  • Dificultad para concentrarse.



¿Cómo se previene la aterosclerosis?

Esto va a parecer la misma cantaleta de siempre pero es la que te puede evitar una enfermedad cardiovascular derivada de la aterosclerosis. Y es que pareciera que la vida tan agitada que se lleva ahora es lo que nos está matando. Pero para no morir antes de tiempo toma algunas precauciones:

  • Realiza actividad física de manera habitual.
  • Mejora tu alimentación, aunque sabemos que los taquitos al pastor, los quesos, las carnitas, las quesadillas y todas esas cosas son deliciosas, modera su consumo y lleva una dieta equilibrada, de acuerdo a las necesidades de tu organismo.
  • Evita fumar o disminuye tu número de cigarros por día.
  • ¿Sedentarismo? Lo menos que se pueda.
  • Si padeces hipertensión, eres más propenso a esta enfermedad por lo que lo ideal es que sigas tu tratamiento al pie de la letra.


Te puede interesar:

Recetas de comida saludable que puedes hacer por menos de 100 pesos

Recetas de ensaladas para los que odian comer ensaladas