INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Qué es el monólogo interior y cómo puede ayudarte a salir de la depresión

15 de enero de 2018

Cultura Colectiva

Nuestro monólogo interior es esa voz que todo el día nos habla de lo que debemos o no debemos hacer, no se calla.



En México, durante el 2014 hubo 6 mil 337 suicidios, equivalente a 17.3 suicidios diarios. Desafortunadamente, la tendencia ha ido en aumento. Esto ha hecho que instituciones de salud pública pongan su atención no sólo en enfermedades físicas, sino también en las enfermedades mentales. El asunto es que en la actualidad la presión social que ejercen los medios de comunicación sobre la población, el consumismo y una falsa felicidad que se expone en redes sociales, ha hecho que la personas busquemos como locos una felicidad equivocada que parece tan evasiva y efímera. Eso nos hace sentirnos como un cazador de mariposas incapaz de atraparlas o como una liebre con una zanahoria de anzuelo que perseguimos sin éxito alguno.





En la actualidad, las necesidades son tan inventadas, tan irracionales, que nos envuelven en una fantasía fuera del contexto de lo que un ser humano realmente necesita, que es muy básico; jamás un perfume, un lujoso carro o ropa de diseñador, y no hay nada malo en eso; el problema es cuando basamos nuestra valía en cosas externas o en personas. Las estadísticas dicen que uno de cada cuatro mexicanos tiene autoestima baja, lo malo es que no dicen cómo podemos desarrollar una autoestima poderosa que nos ayude a lograr las metas que tanto deseamos. El sistema educativo no toca esos temas y los padres rara vez hablan sobre la autovaloración con sus hijos.


¿Cuántas personas no conocemos que aparentemente tienen todo —fama, dinero, estatus, pareja, familia y una vida de ensueño— y terminan suicidándose o tomando un montón de pastillas para poder vivir? No hace falta ser un investigador social para darse cuenta de que la felicidad no esta en las cosas materiales, ni en una pareja, ni en tener hijos o en ser una persona que viste de blanco y que medita en medio de un bosque. Pero hay un secreto, —y no es una afirmación ni desear con todas tus fuerzas el carro último modelo para que mágicamente aparezca en tu casa, nada de metafísica barata—; la habilidad que tienes que desarrollar para tener una buena autoestima es aprender a poner atención a tu monólogo interior. El día que distingas entre hechos y opiniones de tu cabeza vas a poder tomar mejores decisiones.





Nuestro monólogo interior es esa voz que todo el día nos habla de lo que debemos o no debemos hacer, no se calla. Nos incita a hacer cosas increíbles, pero también nos proyecta películas horribles; nos sube y baja como montaña rusa. Su actividad favorita es limitarnos en los proyectos que queremos hacer. La propuesta que hacemos es dejar de poner nuestra atención en lo externo y poner toda esa energía en nuestro monólogo interior para salir de esa zona de tragedia y drama. Como toda habilidad requiere de un entrenamiento, tiempo y paciencia. El monólogo interior rara vez nos recuerda lo maravillosos que somos o la gran capacidad que tenemos para alcanzar nuestras metas; por lo contrario, nos hunde junto con los malos recuerdos — recordemos que nuestra naturaleza humana está más enfocada en lo negativo que en lo positivo. Nadie sabe bien de dónde vienen o por qué se generan las voces y las imágenes de tu cabeza; o qué hace que nos contemos a nosotros mismos unas películas de horror, o nos alejemos de la realidad con historias de fantasías absurdas. Pero lo que sí se conoce es que esas historias en la mente son parte de nuestra programación desde que somos niños.





El tema de la autoestima puede ser malinterpretado. Nada podrá satisfacernos si no aprendemos a dialogar con esta voz interior que la mayoría del tiempo es un monstruo que nos tortura, contándonos relatos de un futuro aterrador o un pasado de infierno. La clave es aprender a escuchar tus conversaciones interiores y ser un mediador que te ubique en un mundo de hechos y no de fantasías. Pon atención a lo que te dices internamente; no todo es malo, no todo es bueno. El diablito y el angelito son reales —metafóricamente—; pero sólo tú puedes escribir tu historia. Aunque requieres un buen director. La autoestima no depende de cuánto tengas, ni de quién seas ante la sociedad. Sólo podrás alcanzar la mayoría de tus metas y ser más coherente contigo mismo el día que aprendas a distinguir las diferentes voces que hay en tu cabeza, y distingas cuál es la que te acerca a tus metas y cuál es la que te aleja.


**


El texto anterior fue escrito por Mauricio Hernández.


**


La revista Psychological Science publicó cuatro pasos para ser feliz según la neurociencia, síguelos y comienza hoy mismo a aplicarlos en tu vida cotidiana. ¿Crees que requieres de la aceptación, una pareja perfecta, fama y fortuna para vivir plenamente? Piénsalo dos veces después de leer las cosas que no necesitas para ser feliz.



TAGS: Depresión Felicidad Consejos
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Robbie, indie y amor: 25 fotos de cómo se vivió el primer día en el Corona Capital 2018 La extraña razón por la que están naciendo bebés sin extremidades en Europa Leopoldo II: el emperador que provocó un genocidio de más de 10 millones de africanos Frases en francés para tu próximo tatuaje 5 Formas fáciles y seguras de rejuvenecer tu vagina La peligrosa moda de lavar y reúsar condones

  TE RECOMENDAMOS