PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

Tenemos que hablar de la discriminación a los alimentos y por qué es un problema

Qué es la discriminación a los alimentos y por qué es hora de que abandonemos esta práctica.

Qué es la discriminación a los alimentos y por qué es un problema, es importante que hablemos de esto porque se ha convertido en una práctica que va en aumento cada vez más… y debemos saber las razones. Y es que a todos nos ha pasados que cuando vamos a comprar nuestros alimentos, sobre todo frutas y verduras, hacemos a un lado las piezas con deformidades para escoger las que lucen más “bonitas”, pues pensamos que son éstas las únicas que podemos comer. Sin embargo, este problema va más allá que simples “defectos”, se trata de un desperdicio grave con la comida.

Qué es la discriminación a los alimentos

La discriminación a los alimentos es cuando excluimos las piezas que tienen deformidades o imperfecciones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Del total de las frutas y verduras que se producen en Latinoamérica, se estima que un 54 por ciento es desperdiciado simplemente por imperfecciones, lo que quiere decir que más de la mitad nunca serán comidas… y sí que eso es una verdadera lastima.

Las razones por las que discriminamos a los alimentos

Deformidades

Ésta es la más común y todo porque algunas frutas y verduras nacen con algún atributo físico que las hace diferentes al resto, por ello, llegamos a catalogarlos como “feos” o de “mala calidad”, sin embargo, estas deformidades no tienen nada que ver con el sabor o frescura de las piezas, de hecho, pueden saber igual o mejor de las que ven “bonitas”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Desproporciones

En la industria de alimentos se utiliza un término llamado “calibre”, éste hace que muchas frutas y verduras no pasen los filtros de calidad, dentro del mismo se ha definido un tamaño o “calibre promedio”, ideal para muchos productos, lo que ocasiona que si las piezas son muy pequeñas o muy grandes no sean exhibidas en los supermercados. Un error rotundo.

Una piel diferente

Así como los humanos podemos tener diferente textura y color de piel, en las frutas y verduras es igual, sin embargo, estamos acostumbrados a que las piezas deben verse lisas, uniformes, incluso brillosas. Pero eso no siempre son señales de que sean los únicos alimentos que debamos comer.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Daños

Ésta es otra de las razones más comunes por las que rechazamos los alimentos, sin embargo, es importante saber que las frutas y verduras recorren una largo camino desde ser cosechados hasta llegar a su lugar de venta, debido a este recorrido pueden abollarse, aplastarse, rasguñarse, etcétera, y por desgracia por estas razones muchos son desechados. Estos defectos no modifican su sabor y calidad.

Madurez

Las frutas y verduras tienen un ciclo de vida y, aunque sea bastante corto, no quiere decir que en su temporada final estén listas para ser desechadas. Generalmente escogemos las piezas que son jóvenes, sin embargo, las que se ven maduras también tienen buen sabor, a veces hasta mejor.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es importante que entendamos las consecuencias de discriminar alimentos y que hagamos consciencia sobre ello, simplemente en México se desperdician 53 toneladas de comida cada minuto, es una cantidad extremadamente peligrosa que debemos cambiar.

Si quieres unirte a la comunidad que no juzga la apariencia de los alimentos y pretende impartir un consumo responsable, ingresa a www.perfekto.mx y suscríbete utilizando el cupón que te dejamos a continuación.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD