PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

La teoría psicológica que explica por qué aunque seas inteligente no consigues lo que quieres

En la actualidad existen nuevos parámetros para evaluar el desarrollo personal y profesional de las personas. Ya no basta sólo con los conocimientos, habilidades o experiencias; cada vez son más importantes las denominadas habilidades sociales que involucran la inteligencia emocional-interpersonal. La inteligencia emocional es la base de las habilidades sociales que potencializan cualidades y características como:

 

-Capacidad de escuchar y de comunicarse verbalmente.

-Adaptabilidad y capacidad de dar una respuesta creativa ante los contratiempos y los obstáculos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

-Capacidad de controlarse; confianza, motivación para trabajar en la consecución de determinados objetivos; sensación de querer abrirse un camino y sentirse orgulloso de los logros conseguidos.

-Eficacia grupal e interpersonal, cooperación, capacidad de trabajar en equipo y habilidad para negociar las disputas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

-Eficacia dentro de la organización, predisposición a participar activamente y potencial de liderazgo

 

En el libro La inteligencia emocional en la empresa, el autor Daniel Goleman sostiene que una aptitud emocional es una capacidad aprendida, basada en la inteligencia emocional que origina un desempeño laboral sobresaliente. La inteligencia emocional determina nuestro potencial para aprender las habilidades prácticas de las cinco dimensiones o facultades: conocimiento de nosotros, la motivación, la autorregulación, la empatía y la destreza para las relaciones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

Goleman aborda tres grandes temas que se relacionan con el trabajo y el desarrollo personal: las capacidades emocionales individuales, las habilidades para trabajar en equipo y la nueva empresa organizada con inteligencia emocional. Además, el autor demuestra la importancia de adaptarse a las nuevas condiciones en las empresas modernas, la necesidad del autocontrol en situaciones de estrés y la importancia de ser honesto, íntegro y responsable. También comenta que las personas son más eficaces cuando desarrollan habilidades de inteligencia emocional debido a que tienen claridad en sus objetivos, confianza en sí mismos, poder de influir de manera positiva y la empatía hacia sentimientos ajenos.

 

Tal vez desenvolvernos con inteligencia emocional no nos hará más ricos o inteligentes automáticamente, pero lo cierto es que si ignoramos el elemento humano estamos destinados al fracaso. En el complejo mundo moderno, el progreso de las empresas y de los individuos que las componen dependerá cada vez más de está competencia social. El factor clave no será el coeficiente intelectual, los títulos o diplomas académicos, sino en poder desarrollar aptitudes y cualidades como el autoconocimiento, la seguridad en nosotros, el autocontrol, el compromiso, la integridad y la habilidad de comunicarse con eficacia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

¿Pero qué tendencias emocionales guían o facilitan la obtención de metas? En particular, se pueden resumir las siguientes cualidades que se han atribuido a las personas con una amplia tendencia al manejo de las emociones:

 

1. Afán de triunfo: esforzarse por mejorar o cumplir una norma de excelencia.

2. Compromiso: apegarse a las metas del grupo u organización.

3. Optimismo: tenacidad para buscar el objetivo pese a los obstáculos.

4. Aptitud social: aptitudes que determinen el manejo de la relaciones interpersonales.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

5. Empatía: habilidad para captar sentimientos, necesidades e intereses ajenos.

6. Comprensión interpersonal: percibir los sentimientos y perspectivas ajenas e interesarse activamente en sus preocupaciones.

7. Ayudar a los demás a desarrollarse: percibir las necesidades de desarrollo ajeno y fomentar sus aptitudes.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

8. Orientación hacia el servicio: prever, reconocer y satisfacer las necesidades de los demás.

9. Aprovechar la diversidad: cultivar oportunidades a través de diferentes tipos de personas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

10. Conciencia política: interpretar las corrientes emocionales de un grupo y sus relaciones de poder.

11. Habilidades sociales: habilidad para inducir en los otros las respuestas deseables.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

12. Influencia: aplicar tácticas efectivas para la persuasión.

13. Comunicación: ser capaz de escuchar abiertamente y transmitir mensajes claros y convincentes.

14. Manejo de conflictos: manejar y resolver los desacuerdos.

15. Liderazgo: inspirar y guiar a grupos e individuos.

16. Catalizar el cambio: canalizar, soportar y desarrollar los cambios estratégicos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

17. Establecer vínculos: crear y fomentar las redes interpersonales en los sectores sociales, familiares y profesionales.

18. Colaboración y cooperación: trabajar con otros para alcanzar metas compartidas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

19. Habilidades de equipo: crear sinergia grupal para alcanzar las metas colectivas.

Las estrellas en cualquier ámbito se distinguen de manera significativa por una variedad de aptitudes emocionales. Para un desenvolvimiento destacable es cada vez más importante complementar las facultades cognitivas con lo emocional. Recordemos que la emoción y la razón son dos facetas humanas complementarias, nunca una de ellas domina la otra. La inteligencia emocional es el modo de canalizar los sentimientos, de aprender a transmitir más efectivamente lo que queremos hacer llegar, saber cuándo y cómo interactuar mejor con las personas que nos rodean. Esta inteligencia debe acompañar a la razón para solventar —desde la intuición— nuestro desarrollo racional.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

**

Hay muchas películas que hablan sobre cómo ser un buen líder, pero también es importante recordar que la creatividad es un ingrediente muy importante para serlo, da click aquí para conocer 8 formas de convertir la ansiedad cotidiana en creatividad.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD