Qué es lo peor que te puede hacer un fantasma mientras duermes

Martes, 31 de octubre de 2017 14:24

|Abril Romero


Duermes. Cuando crees estar en lo más profundo de tu sueño, sientes una presencia a tu lado. Abres los ojos, no ves a nadie. Intentas levantarte… es inútil, hay otro ser sobre ti. Te mueves, te resistes, pataleas: es demasiado tarde. Reconoces un palpitar sobre tu entrepierna y sabes que vendrá algo peor. Quieres gritar, pero unas manos invisibles aprietan tu garganta dejándote sin aire. Entre más luchas, más te lastimas. Tu única opción es rezar y esperar que pase pronto.



Si tienes suerte, quizá nunca te pase algo similar; sin embargo, miles de personas alrededor del mundo afirman haber estado frente a una presencia demoniaca que los obliga a sostener relaciones sexuales. En la mayoría de los casos, no se trata sólo de una pesadilla, pues el cuerpo de las víctimas presenta las manifestaciones de un encuentro sexual real.


-


Quiénes son los demonios que atacan en sueños


Desde la época medieval, estas criaturas recibieron el nombre de “íncubos”, demonios que seducen a las mujeres para copular; a la contraparte femenina se le conoce como “súcubo”. Estos demonios adoptan formas humanas y se manifiestan casi siempre por las noches para atacar a sus víctimas cuando más vulnerables están. Su objetivo es absorber su energía para hacerse más fuertes. Si eres atacado por uno, te debilitarás rápidamente y poco a poco perderás tu salud hasta morir.



-


La ciencia detrás de los fantasmas violadores


Dado que los súcubos e íncubos atacan en sueños, diversas corrientes científicas suponen que su origen no es demoniaco, sino mental; es decir, en realidad son construcciones de nuestra conciencia tan intensas, que activan diversas áreas de respuesta cerebral. La explicación científica para estos ataques es que la persona experimenta una disociación en la que parte de su cerebro está consciente y la otra responde tal como si estuviera dormido.



-


El cerebro se confunde


Un componente común en los ataques de los “fantasmas violadores” es la incapacidad de las víctimas para moverse. Este fenómeno recibe el nombre científico de “parálisis del sueño”y se cree que es una confusión del sueño MOR (movimiento rápido ocular) el cual surge en la etapa más profunda del sueño. Por un lado, las personas que lo experimentan pueden ver dónde están, pero alguna parte de su cuerpo todavía piensa que están dormidos. Sus músculos están esencialmente paralizados igual que ocurre en el sueño MOR.


La teoría científica supone que esta parálisis es un mecanismo evolutivo que impide que las personas se levanten de la cama y hagan cosas que podrían ponerlos en riesgo. Las regiones más primitivas del cerebro responden a la imaginación de la misma manera que lo harían con estímulos reales, de allí que el cuerpo de las víctimas manifieste erección en los hombres y lubricación en las mujeres. 



-



El papel de la culpa


Consideremos también el contexto en el que surgió esta creencia: la edad media. En esta época de la humanidad el sexo estaba tan censurado que los sueños eran una de las pocas vías para experimentarlo con libertad. Sin embargo, la culpa tampoco descansa mientras dormimos, de allí que los antagonistas de estas fantasías se presentaran como demonios. Como el sexo era “malo”, se culpaba a los demonios por los sueños húmedos e incluso por algunos embarazos. Ésta es la razón por la que las personas que son más propensas a estos ataques son aquellas que reprimen su sexualidad o la viven con culpa. 



Existe una explicación científica ante estos ataques, sin embargo, no parece resolver del todo este misterio: ¿por qué todas las personas que han sido víctimas describen situaciones similares? ¿por qué estas criaturas están presentes con diferentes nombres en muchas otras culturas? ¿Por qué quienes lo han vivido no describen una violación común, sino una donde el atacante es una criatura sobrenatural?




Si también te fascina sentir el terror de lo inexplicable, no dejes de ver Hotel Victoria: La Serie todos los días por nuestra página de Facebook, el lugar donde las cosas más escalofriantes suceden.


 

Abril Romero

Abril Romero


  COMENTARIOS