Estilo de vida

¿Qué pasó en el Festival Vaivén? Lo bueno y lo malo

Estilo de vida ¿Qué pasó en el Festival Vaivén? Lo bueno y lo malo


Texto por: Alejandro García Ramírez

Nos quedamos a la espera de una segunda edición recargada y afinada de un festival joven que, pese a todo, amenizó con buena música el sábado pasado.

Llegar a la orilla del Lago Tequesquitengo, Morelos, tomó poco más de una hora desde la Ciudad de México. Eran las 2 pm y la “Arena Teques” recibía a los asistentes con un golpe de calor certero y “sabroso” que los mandaba directo a las barras de bebidas.

Made with Repix (http://repix.it)

Aunque en los servicios aún se ajustaban detalles por parte de los organizadores, la música entró en tiempo y espacio para refrescar a los asistentes de mano de Capital Sur, Shock Bukara y Lemon Mint en el escenario principal Vaivén.

Los colores y trazos fueron otros que también cumplieron. Esa parte estuvo a cargo de Cultura Colectiva en colaboración con Timberland, quienes invitaron a tres artistas emergentes para que pintaran en vivo la zona de amenidades del festival.

https://img.culturacolectiva.com/content/2015/05/la-foto-2-17.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2015/05/la-foto-1-16.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2015/05/la-foto-2-15.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2015/05/la-foto-3-10.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2015/05/la-foto-4-5.jpg
Entre hamacas, vodka y jugos desintoxicantes, Selket, Mario Mucho y Altair, dieron muestra de una gran técnica con brocha, pincel, aerosol (y godetes improvisados). Ni el calor ni la humedad mermaron la alegría de compartir sus creaciones con los Vaiveneros”.

Por las circunstancias, los tres dejaron salir su lado salvaje y natural. Selket jugó con la mitología, el simbolismo de los animales y los tonos púrpuras, traía cuatro hojas tamaño carta con sus referencias visuales impresas.

Altair se inclinó esta vez por la improvisación, aun cuando su especialidad son los murales, prefiere aplicar directo el color que trazar primero a lápiz. En un plano más personal y lúdico, Mario Mucho se enroló con un retrato en close-up que traía como referencia en su teléfono. Es un artista autodidacta que se sonroja cuando lo comparan con Egon Schiele y que describe su trabajo así: “Mis pinturas hablan más de mí que lo que yo puedo hablar de ellas”.


SE PRENDE LA MECHA

En el otro escenario, una gran carpa enfocada en exponentes de la música electrónica, la gente iba calentando motores conforme el sol se marchaba.

Sin duda, Solar Cage (T.A.T.+ Rafa Navajas) y Moose & Bear prendieron la mecha de lo que sería la gran fiesta de un joven y tímido Vaivén. Apenas terminaba Tom & Collins, cuando la gente corrió al escenario principal a ver a uno de los favoritos: Los Amigos Invisibles.

https://img.culturacolectiva.com/content/2015/05/la-foto-1-15.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2015/05/la-foto-1-14.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2015/05/la-foto-1-13.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2015/05/la-foto-2-14.jpg
Para entonces, la noche refrescó a cargo de la banda venezolana, repasando gran parte de sus éxitos poniendo a bailar el escenario Vaivén, en lo que fue su primera presentación en México sin José Luis Pardo (guitarra) y Armado Figueredo (teclados).


MAL AUGURIO

Minutos antes de que Los Amigos cerrarán con un cover a “Los Luchadores” (Conjunto África), una de las mantas que adornaban el escenario Vaivén se doblegó ante el fuerte viento de Teques.

Muchos agradecían este capricho de la naturaleza, sin embargo, la llovizna se convirtió en berrinche y luego en tormenta eléctrica. A las 10 pm el clima parecía dar tregua, muchos esperaban para cantar el hit de Capital Cities y otros más explotar con Klingande.

No fue así. Alrededor de las 11 pm se dio el aviso definitivo: Vaivén se cancelaba, ahora asistentes y organizadores deben preparar una mejor revancha.

Made with Repix (http://repix.it)


LOS DETALLES*

- Aplauso para  la Arena Tequesquitengo. Pinta muy bien para otra edición, es un gran foro enmarcado por el lago y obra del artista visual mexicano Boris Viskin.
- Buena iniciativa de invitar a comerciantes del Centro de Cuernavaca, aun cuando no era el mejor sabor y la zona de comida dejó mucho que desear.
- El estacionamiento está muy cerca del foro, lo que facilitó entrada y salida de asistentes.


*
Fotografías por Pamela Soria


Referencias: