PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

Quería amar mi embarazo pero no pude: Comparte lo difícil que es esperar un bebé

De verdad deseaba que fuera tan bello como todos contaban... pero la maternidad no es así

Quería estar muy feliz, verme al espejo y amar tanto el proceso que lograra aceptarme y quererme con el vientre de gestación y muchos kilos de más. Deseaba con todo mi corazón querer vivir todos los cambios físicos y mentales durante esos nueve meses pero no, no pasó, la maternidad es mucho más dolorosa, olorosa y complicada de lo que todos imaginan. 

Sí, que tu cuerpo pueda crear otro es algo maravilloso, esa capacidad femenina nos vuelve únicas, poderosas y mágicas. La naturaleza nos dio este hermoso regalo; sin embargo, es un proceso súper complicado que aunque los hombres digan que nos entienden, jamás podrán hacerlo. Ellos no experimentan los dolores, cambios físicos, una lucha constante y diaria con tu cabeza, el cómo te ves a ti misma y como consecuencia, cómo te sientes. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Amamos a nuestro bebé con locura, no existe amor más grande que el que puedes experimentar siendo mamá. Es un amor puro, poderoso y que no tiene explicación pero si nos dijeran que podríamos tener bebés sin pasar este proceso de nueve meses, aceptaríamos sin pensarlo dos veces. 

La maternidad está muy romantizada, no hay aspecto placentero en ella. Así lo compartió Mel Cooper en su blog de Facebook. Tiene tres hijos así que nada ni nadie puede contarle cómo es estar embarazada. Para su tercer hijo, ya mucho más experimentada, decidió dejar de lado el glamour y las apariencias para contar con total sinceridad cómo vive una mujer embarazada.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por supuesto que menciona lo agradecida que está de tener un cuerpo tan fuerte y la oportunidad de poder tener hijos, ella ama ver a las mujeres embarazadas y no a todas les va mal pero ella quiso compartir desde lo más profundo de su corazón cómo fue para ella la gestación. Solo imaginemos: náuseas, vómito, reflujo, dolor pélvico y otros síntomas son parte de estos meses, sin contar el parto, la prueba más fuerte que las mujeres enfrentan en su vida.

"El embarazo es incluso más difícil que tener a un recién nacido en casa", dice Mel. Asegurando que cuando el cuerpo ya está 'libre' por llamarlo de alguna forma, recuperas tu agilidad y velocidad para hacer muchas cosas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es adorable tener a tu familia y esposo cerca en esos nueve meses para mimarte y ayudarte pero a decir verdad, ninguno puede comprender al 100% lo que estás viviendo así que es un proceso que debemos pasar solas, luchando constantemente con nosotras mismas.

No es fácil, mejor dicho, es súper complicado, pero todo vale la pena cuando ves esos ojitos de tu bebé abrirse a un nuevo mundo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

También podría interesarte:

'Amo a mi hija, odio la maternidad'

Soy millennial, sueño con ser mamá, y no, no soy egoísta

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cómo usar tu ropa y no gastar en prendas de maternidad?

Podría interesarte
Etiquetas:maternidad
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD