PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

La razón oculta detrás de una flatulencia dolorosa

Nadie debería avergonzarse de expulsar gases porque en realidad es una señal de que tu sistema gastrointestinal está haciendo su trabajo como tiene que ser.

Las flatulencias son completamente naturales en el cuerpo, así como lo es que desprendan algún tipo de olor o sonido, e incluso hay algunas veces que hasta duelen. Nadie debería avergonzarse de expulsar gases porque en realidad es una señal de que tu sistema gastrointestinal está haciendo su trabajo y está procesando la comida como tiene que ser. 

Hay muchas razones naturales por las que las personas expulsan gases, como lo es comer alimentos con fibra, pero además es importante que todos seamos conscientes de los alimentos o bebidas que pueden aumentar la cantidad de flatulencias y que si las ingieren, es muy difícil controlar que no salgan.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El problema realmente radica cuando estos gases se aguantan y no permites que salgan del cuerpo, pues esto puede provocar que se acumulen en los intestinos teniendo como resultado una de las principales causas de dolor a la hora de querer sacarlos

Específicamente sientes calambres agudos y punzantes; los calambres no siempre aparecen en el mismo lugar y pueden rebotar en diferentes áreas de la región abdominal o también se puede sentir una sensación de “nudo” en tu vientre.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La ventaja es que, por lo general, que te duelan los gases no es un gran problema; puede ser signo de diarrea o estreñimiento porque justamente en esas situaciones tus evacuaciones intestinales son irregulares, lo que quiere decir que tu gas no fluye con la libertad que debería. Se vuelve un problema mayor cuando tus gases dolorosos perduran por muchos días, ya que normalmente –por las razones anteriores– deberían de durar un par de horas o hasta un par de días; si duran más tiempo puede ser signo de algo más serio como apendicitis o cálculos biliares. 

Aunque también es probable que si eres mujer, confundas los dolores de tus gases con los cólicos menstruales. La diferencia de estos dos es que los cólicos tienden a ser un dolor sordo y palpitante que se puede convertir en intenso y extenderse hasta tu espalda baja. En cambio, los gases se activan con rapidez y luego desaparecen cuando haces del baño. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si estás en tus días rojos también es probable que, además de tener cólicos puedas tener el mismo dolor por gases; esto se debe a que cuando estás menstruando los cambios en tus niveles hormonales le dan la instrucción a tu cuerpo para que saque el revestimiento uterino. Después, tus órganos digestivos también detectan la caída de progesterona que experimentas en tu regla, lo que provoca que te sientas con más ganas de sacar flatulencias y tengas la necesidad de hacer más veces del baño. 

Cuando notes que tus dolores por gases no son normales, es importante que dediques tiempo para averiguar de qué se trata. Existe la posibilidad de que se trate de apendicitis, sobre todo cuando el dolor abdominal se prolonga y no desaparece después de 12 horas o después de que ya se haya expulsado el gas. Si tienes dolor en el pecho junto con el del estómago, o notas cambios repentinos en tus heces, acude con tu médico lo antes posible.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

☾☾☾

Te puede interesar: La ciencia explica por qué algunas flatulencias huelen peor que otras.

Qué tan apestosos son tus pedos y otras cosas que no sabías.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD