Estilo de vida

Situaciones a las que te enfrentarás si decides salir con un mujeriego que te romperá el corazón

Estilo de vida Situaciones a las que te enfrentarás si decides salir con un mujeriego que te romperá el corazón

Son atractivos, saben cómo hacernos sentir bellas, interesantes y deseadas. Tienen carisma y discurso de sobra para rendir a sus pies a cualquier mujer, o a varias, algunas de ellas con la autoestima por el suelo.


Lo cierto es que todas, o casi, hemos sido presa fácil de este tipo de hombres alguna vez. Y el resultado, salvo escasas y discutibles excepciones, es siempre el mismo: decadencia del amor propio, llanto, sufrimiento y un duelo posterior que nos pudimos ahorrar. Y no se trata de huir del amor para no sufrir, sino de evitarnos la “Crónica de una muerte anunciada” con personas que no están en condiciones de querer sanamente a ninguna mujer.


En este artículo te contaremos por qué involucrarte con un hombre mujeriego es una pérdida de tiempo, energía y valoración. La próxima vez que te cruces con uno sólo salúdalo cordialmente, deja la propina si quieres y retírate con estilo lo más rápido posible. Pero antes...


Qué es un hombre mujeriego


razones para no salir con un Mujeriego


El mujeriego es un hombre que tiene una relación negativa con las mujeres en general. Puede deberse a un trauma de infancia vinculado con una relación patológica con la figura materna, o bien, una o distintas experiencias negativas en relaciones anteriores. Lo cierto es que sea cual sea la causa, no debemos desgastarnos al averiguarlo, pues algo es un hecho: el mujeriego ve a la mujer como un objeto de placer que puede generarle un cierto interés hasta que cumpla el cometido de satisfacer con ella sus necesidades u objetivos para, acto seguido, poner su libido en otro ejemplar de la especie. Y así sucesivamente, como una historia sin fin.


Estas personas no tienen la capacidad de conectar con sus emociones, sino que las tienen anuladas, y mucho menos son capaces de empatizar y conectar con los sentimientos ajenos. Pueden ser muy galantes, amables y considerados en un comienzo, pero sólo para alcanzar su objetivo y no porque la persona en cuestión genere en ellos algo especial.


no salir con un Mujeriego


A no ser que tu único objetivo sea pasar un momento y divertirte, siempre perderás en el juego de ligar con un mujeriego. No entres en el espiral de “voy a hacerlo cambiar” al igual que otras mujeres, quienes lo han intentado desperdiciando su precioso tiempo. A continuación te compartimos las tres razones por las que no debes entrar en el juego de un hombre mujeriego:



No llenarás sus vacíos


razones para no estar con un Mujeriego


El hombre mujeriego tiene en el fondo un gran vacío existencial que nada ni nadie puede llenar, y que intenta cubrir con un sinfín de encuentros con diferentes mujeres, en los que no comparte nada profundo con nadie. Tiene el comportamiento de cualquier adicto: sólo necesita saciar su deseo inmediato; no está en condiciones de brindar el mínimo trato de reciprocidad y respeto que cualquier relación implica. Esto sólo cambiará si él decide hacer algo al respecto, y ni tú ni nadie más tiene decisión sobre este punto.



Tu autoestima resultará muy dañada 


no-salir-con-un-mujeriego


Relacionarte con una persona que no te contempla en lo absoluto y que sólo te ve como un objeto, sólo generará una degradación de tu autoestima. Por más simpático, caballero y seductor que sea en los esporádicos encuentros que mantenga contigo, seguirás siendo un episodio en su vida y nada más, pues después de cada velada maravillosa se encargará, de nuevo, de hacerte saber que en realidad lo que compartieron no ha sido relevante para él. Y dudo que alguna mujer necesite eso.



Nunca serás la única 


Mujeriego


Lo máximo a lo que puedes aspirar con este tipo de hombre es ser la engañada titular; sin importar las frases bonitas que escuches de su boca: “contigo es diferente”, “siento cosas que ninguna otra mujer me hace sentir”, “en otra situación serías la mujer ideal”, etc., etc., no son más que eso: palabras. Recuerda que hay muchas otras que en simultáneo están siendo receptoras del mismo mensaje. Continuar con ese juego perverso y dejarte endulzar el oído sólo te conducirá a involucrarte en una relación en la que el mujeriego jamás estará, y lo único que harás será alargar un proceso de sufrimiento que te conducirá a un final en toda hipótesis poco feliz.


Tú, al igual que toda mujer, mereces tener a tu lado a alguien que te dé la importancia que tú le das; que escuche lo que dices y que no tenga un manual de frases bonitas que encajan con cualquiera. Alguien a quien tus sueños, proyectos, inseguridades, alegrías y tristeza no le sean indiferentes. Alguien con quien puedas contar en las buenas y en las peores. Y un hombre mujeriego es lo opuesto a lo que necesitas. Por eso es que antes de enterarte de lo lindo, gracioso, irresistible y buen amante que es, nos aventuramos a garantizarte que lo mejor que puedes hacer, ahora que aún estás a tiempo y tienes los ojos abiertos, es huir de él lo más rápido y lejos que te sea posible.

 

 **


¿Por qué tu cerebro se obsesiona más cuando eres rechazado en el amor?; recuerda que trabajar en tu autoestima es uno de los puntos principales que debes trabajar para ser feliz en todos los aspectos, incluyendo tener una pareja



Referencias: