NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Razones por las que obligarte a ser feliz todo el tiempo es lo peor que puedes hacer por tu salud mental

March 27, 2018

Raquel Origel Puertas

Estamos tan preocupados por sentir alegría, que olvidamos la importancia de vivir el miedo, la tristeza, el enojo o la melancolía y obtener aprendizajes de todas esas experiencias.



El mundo actual está tan preocupado por sentir alegría, afecto, confianza y aprobación, que olvida por completo la importancia de vivir el miedo, la tristeza, el enojo o la melancolía y obtener aprendizajes de todas esas experiencias. ¿Cómo pretendemos vivir siempre en alegría?, ¿dónde dejamos la tristeza de perder a un ser querido?, ¿dónde dejamos la importancia de sentir enojo porque el jefe dijo o hizo algo que afecta nuestro trabajo?, ¿o el enojo hacia alguien que traicionó nuestra confianza? El “deber ser feliz” cada vez se tergiversa más y más, hasta que somos seres humanos incapaces de reconocer que es normal estar mal para así valorarlo, aprender y seguir adelante retomando siempre lo mejor de esa experiencia.

 

Pero el humanismo es una gran práctica para vivir en bienestar. En él se trata de encontrar la perfecta combinación entre cuerpo, mente, emociones, sociedad y espíritu— ¿Y eso cómo se hace? Existen algunas especificaciones sobre cómo Maslow concibe la autorrealización a través de ciertas prácticas. A continuación te compartimos algunas.

 




1. Date cuenta de tus acciones, pensamientos y todos los procesos que pasan en ti. Date el tiempo y la oportunidad de explorar cuando pasan emociones y decisiones; evalúa esos grandes porqué que te hacen accionar de distintas maneras.

 

2. Acéptate, acepta a otros y acepta el lugar en el que estás. Si vas por la vida reconociendo lo que sabes y siendo quien eres, reconoces que otros saben cosas que tú no sabes.


3. Date la oportunidad de sentir cualquier emoción que llegue a ti. ¡No temas! Si estás triste, vívelo, siéntelo, llóralo. Sé asertivo, comparte. En el compartir las emociones está una gran clave para sacar lo que contienes, expresar lo maravilloso que hay en ti.


4. Improvisa, vive con la capacidad de crear en el momento. Las mejores experiencias salen de ocurrencias no planeadas, de la libertad de sacar a tu niño interior.


6. Concéntrate en resolver un problema y no en quejarte de un problema.


7. No temas desechar relaciones vanas o destructivas. Ve construyendo relaciones duraderas, profundas, basadas en el amor. Sin duda, serán menos pero serán mucho más placenteras.


8. Busca el justo medio entre todas tus responsabilidades. Es imposible complacer a todos, pero tienes que asignar prioridades de acuerdo a tus intereses y aspiraciones. Familia, trabajo, amigos, espiritualidad, pareja, estudios. Encuentra en dónde está el balance.


9. Sé abierto, escucha antes de decidir algo. Abre las posibilidades a nuevas propuestas. Los demás también tienen fundamentos para decidir y actuar como lo hacen. ¡Escucha primero!


10. Cuida el mundo en el que vives. Tu responsabilidad es dejar el mundo mejor de como se te entregó. ¿Cómo? Participa, crea, cuida, construye y busca la oportunidad de aportar a tu sociedad o al medio ambiente.





11. Sé protagonista y deja de hacerte la víctima. El único responsable eres tú.


12. Busca el optimismo, la creatividad, la sinceridad y el respeto en todo lo que piensas.


13. Encuentra cómo impactas en el mundo en tus actos diarios, y cómo tus acciones contribuyen al bienestar de los demás.


14. Ama y déjate amar sin miedo a que te lastimen. Si te lastiman, siente, aprende y crece.


15. Di que sí, date la oportunidad de experimentar lo desconocido.


16. Deja ir, recuerda que todo es pasajero: los estados de ánimo, las personas, las cosas materiales. Si a todo le agregas “por ahora” será más fácil reconocer que no todo es para siempre.


17. ¡Reinvéntate! Todos los días tienes la capacidad de ser quien tú decidas ser.


18. Quiérete tal y como eres, con tu lado amoroso, creativo, ese lado que te encanta mostrar; pero sobre todo con el lado que no te gusta mostrar, el necio, el testarudo, el impaciente.


19. Intenta salir de cada problema viéndolo desde muchas perspectivas.


20. Disfruta de tu soledad y tu intimidad. Si tú no te amas, ¿entonces quién?

 




En la diversificación del cómo sentirte mejor ante un problema está el no quedarnos enganchados en una sola respuesta o verdad absoluta. Buscar la plenitud en los mismos estímulos constantemente es la respuesta más sencilla, pero puede ser peligroso para nuestra salud mental y física. Somos seres humanos enteros y completos, tenemos una parte de negatividad con la que todos debemos trabajar constantemente.

 

La prioridad número uno es tener la capacidad de reconocer y aceptar que somos un cúmulo de emociones al desenvolvernos con otros. Hay que valorar y reconocer lo que son en su totalidad; pero sobre todo, valorar y reconocer lo que yo soy en mi propia totalidad, y compartirlo plenamente con el mundo que me rodea.


**


La revista Psychological Science publicó cuatro pasos para ser feliz según la neurociencia, síguelos y comienza hoy mismo a aplicarlos en tu vida cotidiana. ¿Crees que requieres de la aceptación, una pareja perfecta, fama y fortuna para vivir plenamente? Piénsalo dos veces después de leer las cosas que no necesitas para ser feliz.




TAGS: Psicología Felicidad Consejos
REFERENCIAS: Eternos Curiosos

Raquel Origel Puertas


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

32 preguntas que puedes hacerle a tu pareja para saber qué tan fiel será El documental que muestra la verdadera historia detrás de Avicii 18 razones por las que una mujer sale con un hombre que tiene novia 8 películas gratis en linea que son mejores que cualquiera en cartelera Vodkaribbean: una forma diferente de tomar vodka La razón por la que siempre te quejas y odias los lunes

  TE RECOMENDAMOS