Razones por las que tu zona íntima huele mal y no es una infección
Estilo de vida

Razones por las que tu zona íntima huele mal y no es una infección

Avatar of Kate Nateras

Por: Kate Nateras

25 de enero, 2019

Estilo de vida Razones por las que tu zona íntima huele mal y no es una infección
Avatar of Kate Nateras

Por: Kate Nateras

25 de enero, 2019

A veces llegamos a notar algo diferente en nuestro aroma: es muy fuerte, extraño y feo, lo que provoca que nos inquietemos e incluso que nos espantemos.


El olor de nuestra vagina es más natural y normal de lo que nos imaginamos, y no siempre es signo de que padezcamos alguna infección. Nuestro olor, que no está en un rango entre bonito y feo, es totalmente parte de nuestro de cuerpo femenino, así que debemos de aceptarlo y no querer modificarlo o alterarlo por medio de productos que solamente dañan nuestra salud. 

La diferencia es que a veces llegamos a notar algo diferente en nuestro aroma: es muy fuerte, extraño y feo, lo que provoca que nos inquietemos e incluso que nos espantemos. Quizá estas señales indiquen algo más, aunque no necesariamente una infección; por lo tanto, a continuación te mostramos una lista de razones por las que nuestra zona íntima huele mal. Debemos recordar que nuestra higiene íntima depende de jabón natural y agua tibia, si el olor es constate y presentamos molestias, lo mejor es que recurramos a nuestro médico. 

1. La comida

Razones por las que tu zona íntima huele mal y no es una infección 1

Así como nos pasa con la cebolla y nuestro aliento, pasa exactamente lo mismo con el olor de nuestra vagina cuando consumimos comidas fuertes. Alimentos con muchas grasas pueden influenciar el aroma de nuestra zona íntima, no debemos de asustarnos, no es una señal de alerta y menos quiere decir que tengamos que dejar de comer. Solamente debemos procurar diluir los alimentos bebiendo mucha agua. 

Leer: ¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima?

2. Hicimos ejercicio

Razones por las que tu zona íntima huele mal y no es una infección 2

Si hacemos ejercicio y sobre todo ejercicios con gran intensidad provoca que sudemos en exceso y por supuesto, es natural, por lo tanto, nuestra zona íntima también lo hace junto con nosotras. Así que no sólo nuestras axilas son las apestosas, pero no hay nada como un buen baño que elimine los malos olores de nuestro cuerpo. 

3. Usamos ropa interior incorrecta

Razones por las que tu zona íntima huele mal y no es una infección 3

Recordemos siempre que el material indicado para nuestra ropa interior es el algodón. Las telas sintéticas tienen la posibilidad de atrapar la humedad y debemos de recordar que nuestra vagina está húmeda todo el tiempo, por lo tanto, éstas provocan que los olores sean más prominentes. 

Leer: Cómo llevar tu zona íntima con estilo si no te gusta la depilación.

4. No cambiamos el tampón

Razones por las que tu zona íntima huele mal y no es una infección 4

Entre las razones por las que podemos olvidar cambiar el tampón son porque no traemos repuesto o el lugar en el que estamos no nos lo permite; ese no es el problema, sino que podría causar un síndrome de impacto tóxico que puede ser muy peligroso para nuestra salud. Por lo general, cuando no lo cambiamos conducimos a una acumulación de bacterias que provocan un olor fétido y en el momento en el que retiremos el tampón, todo volverá a la normalidad.

5. Queremos disfrazar su olor natural

Razones por las que tu zona íntima huele mal y no es una infección 5

Es normal que nuestra vagina tenga un olor que no nos agrade como quisiéramos, así que usar desodorantes o jabones para “mejorar” su aroma es un grave error, ya que pueden provocarnos el efecto contrario debido a que modifican nuestro pH.

VER MÁS:
Hábitos nocturnos que están dañando tu vagina.
Productos que tu vagina no necesita.
Causas que te están provocando dolor vaginal y no lo sabías.