10 cosas que odié después de una relación enfermiza con mi novio controlador 

10 cosas que odié después de una relación enfermiza con mi novio controlador 

Por: Shamira Nunez -




La primera vez que nos conocimos pensé que te convertirías en el amor de mi vida. Los detalles y las atenciones que tuviste en la primera cita me dejaron sorprendida. Me abriste la puerta del coche, tomaste mi mano de manera delicada y me atrajiste a ti como si quisieras que nada me dañara. Me hiciste sentir cómoda en todo momento. Hablamos por horas como si nos hubiéramos conocido de otras vidas. Estaba casi escrito que nuestro encuentro sería perfecto. Nuestras bocas encajaron al igual que un engranaje y entonces supimos que estaríamos unidos por ese hilo rojo invisible del que tanto se habla.

Las semanas siguientes parecerían un cuento de hadas, en el que los espectadores veían nuestra relación con envidia por tener algo tan único. Nos preguntaban cómo era que teníamos tanto amor. Nosotros sólo reíamos y nos regalábamos miradas cómplices... Pero poco a poco todo comenzó a cambiar de manera muy sutil, hasta que entendí que yo no era la que estaba mal, sino tú. Comenzaste por controlar a quien le escribía o con los amigos que salía. Todos los días revisabas mi teléfono para leer mis conversaciones. Me insultabas cuando no te gustaba mi forma de vestir o si alguna persona se acercaba a mí, te enojabas. A veces me decías cuánto me amabas, pero otras más mencionabas que era lo peor que te había pasado...

Los maltratos tanto físicos como emocionales continuaron hasta que un día me harté de todo y terminé contigo. Por eso,hoy me libero de ti, de lo que tuvimos y de ese amor que alguna vez fue puro, pero que se volvió enfermizo, no sin antes decirte las 10 cosas que odié de ti. 




1. Tus preguntas tontas y/o inapropiadas

relación enfermiza


Es fácil hacer preguntas, es fácil decir tonterías, pero hay algo que deberías saber y nunca entendiste, tal como lo escribió Oscar Wilde: “las preguntas no son nunca indiscretas, mas a veces sí lo son las respuestas” y “no hagas una pregunta cuya respuesta no puedas soportar"... Yo lo diría de otra forma, una vez más: no preguntes lo que no quieres saber. 



2. Tu bipolaridad

relación enfermiza

Te amo, eres lo peor; te adoro, eres una fácil; no me dejes, vete al diablo, vuelve conmigo, irrespetuosa, te amo mucho, no puedo vivir sin ti, cabrona, cosa hermosa, infiel, nunca me dejes, desmadroza, puta, te amo como a nadie, eres mi vida entera, ten cuidado conmigo, soy un cabrón, soy lo mejor, nadie te amará como yo, loca, te quiero como a nada en el mundo, inmadura, te quiero para madre de mis hijos, te amo, nunca me dejes... ¿Hay necesidad de explicarlo?



3. No eres el dueño de la verdad

cosas que odio de ti

Siempre quisiste hacerme creer que nada de lo que decía tenía sentido y que no estaba en lo correcto, pero quiero aclararte que no somos dueños de verdades absolutas. 



4. Tu machismo

cosas que odie de ti

En pleno siglo XXI debes superar que las stepford wives son tan siglo XX, hay que evolucionar y adaptarse... o ser un retrógrada y arcaico como tú lo fuiste. 



5. Tu desconfianza

cosas que odie de mi novio controlador

No puedes pretender amar a alguien si no confías en esa persona, es más, ni siquiera puedes quererla. El amor se basa en la confianza mutua y aceptación. Si no puedes con esto, es mejor que estés solo si sólo hacer sentir miserable a alguien más. 



6. Eres un intenso

novios controladores

¿Por qué demonios tienes que debatir todo? ¿Qué ganas con crear controversia? ¿Cuál es la necesidad de hacer un problema por cualquier cosa? No tiene ningún sentido. Aprende algo: más vale un mal arreglo que un buen pleito, no pelees batallas que no puedes ganar.



7. Tu avaricia

(L-R) JENNIFER LAWRENCE and BRADLEY COOPER star in SILVER LININGS PLAYBOOK


Le otorgabas mucha importancia a lo material. Todo te parecía innecesario. Tampoco se trataba de que pagaras todo, sino que ambos lo hiciéramos. 



8. Tu superficialidad

 relaciones enfermizas

Tus pensamientos y sentimientos tienen la profundidad de un charco. 



9. Tu doble moral

relación enfermiza


Querías que mi forma de vestir y mi comportamiento se ajustara a lo que te parecía correcto, pero tú te podías permitir muchas cosas. ¿Quién te creías? 



10. Todo lo demás

relación enfermiza

Déjame en paz.



**

Tomar la decisión de ponerle fin a una relación es muy difícil, pues siempre pensamos en cómo se sentirá el otro y nos olvidamos de nuestros sentimientos, pero quizá lo único que necesitas es conocer estas 10 razones para llenarte de valor y hacerlo.





Referencias: