Salvia divinorum, la droga que te hace soñar despierto
Estilo de vida

Salvia divinorum, la droga que te hace soñar despierto

Avatar of Ulisses Lujan

Por: Ulisses Lujan

18 de agosto, 2015

Estilo de vida Salvia divinorum, la droga que te hace soñar despierto
Avatar of Ulisses Lujan

Por: Ulisses Lujan

18 de agosto, 2015

A diferencia de muchas otras especies de enteógenos, la salvia divinorum es totalmente legal en nuestro país y cada vez más personas la utilizan con fines recreativos, aunque esta palabra parezca mal empleada debido al fuerte efecto que provoca. He escuchado de personas que afirman no haber sentido sensaciones más allá de placer, sensibilidad y captación caleidoscópica; sin embargo, hay quienes afirman que los efectos son mucho más drásticos, dependiendo del nivel de potencia que se consuma, los niveles de potencia de la salvia pueden ir desde 5x, 10x, 20x, 40x, 60x y hasta 80x. Quien esté dispuesto a experimentar las visiones de este potente orinógeno, debe tener en cuenta que está tomando una decición que lo marcará de por vida.

La experiencia dura unos cuantos minutos, pero su remanencia dura varios días en forma de trastorno. Muchos expertos, como Terence K. McKenna, aseguran que entre menos tiempo dure el efecto de un enteógeno, mayor es la potencia de éste... y es verdad. Al fumar salvia divinorum, las alucinaciones oscilan entre cinco a diez minutos, pero la experiencia rompe todo contacto con el mundo ordinario, dándonos la impresión de haber experimentado una eternidad. No hace falta más que dar una profunda fumada para comprobarlo.

Salvia divinorum


Robert Gordon Wasson, el famoso micólogo estadounidense, envió una muestra de la planta a Albert Hofmann, para que la estudiara a profundidad, de ahí nació el nombre científico de la planta. Años más tarde, D. M. Turner descubrió algo insólito en sus propiedades. Las hojas poseen diterpenos de neclerodato: salvinorina A y salvinorina B, divinorina C, sustancias que captaron de inmediato la atención de los científicos. Hasta ahora dichas sustancias representan, hasta hoy, un enigma para los hombres de ciencia. Las investigaciones de Hofmann y Turner demostraron que a diferencia de otros alucinógenos, la salvia divinorum no posee alcaloides, es decir: carece de nitrógeno en su estructura molecular. Un alucinógeno sin alcaloides es como un desierto sin arena, por exagerada que parezca esta metáfora. La salvia divinorum refutó muchas de las teorías que se tenían acerca de lo que representan las plantas de poder en México, develando extrañas propiedades alucinógenas, contenidas en los organismos naturales a modo de secretos.

salvia-divinorum-extractos-hojas-secas

La salvia divinorum no debe ser catalogada como una droga, sino como una planta de poder a la que le debemos un altísimo respeto, semejante al del peyote, los hongos o las semillas de ololiuqui; esta planta puede llevarte a lugares insospechados del subconsciente, tal y como los alucinógenos, no provoca adicción alguna. Con base a las investigaciones de los científicos del siglo pasado, se ha descubierto que la hierba activa una parte en el cerebro enfocada al sueño, al estar bajo los efectos de la salvinorina, los científicos descubrieron que el estado de vigilia se entrecruza con el plano onírico, esto quiere decir que se sueña sin estar dormido, de ahí que la salvia divinorum no sea catalogada un alucinógeno, sino un onirógeno. La rareza extrema de las visiones que la salvia provoca en cada individuo es diferente, cada quien experimenta sus propios sueños sin necesidad de dormir.

salvia-divinorum-flor-madura


Se cree que esta planta es utilizada desde tiempos ancestrales con fines adivinatorios, búsqueda de gente u objetos perdidos, así como premoniciones de acontecimiento futuros. En aquel entonces era llamada pipiltzintzintli (el más sabio de los niños) y guardaba una estrecha relación con la sabiduría dedicada a Xochipilli, en el mundo prehispánico. Pondera otros nombres: planta de la pastora, ska pastora, planta de la Virgen, salvia azteca, planta de los dioses, entre otros. Crece en la selva nebulosa de la sierra mazateca, estado de Oaxaca, aunque también se ha llegado a encontrar en algunos lugares del Estado de México y Puebla. María Sabina utilizaba esta hierba cuando la temporada de hongo aún no llegaba y requería curar a alguien. La chamana mazateca aseguraba que la salvia porducía un efecto muy similar al de los "niños santos", pero con menos intensidad, lo que nos da mucho que pensar acerca de la fuerza mística que esta señora poseía.

Hoy, los mazatecos acostumbran a masticarla como si fuera hoja de tabaco, les produce efectos insólitos en la percepción, tanto visual como corporalmente. Dichos efectos son: hormigueo constante en todo el cuerpo, como si estuviese "dormido"; aparente abandono del cuerpo físico, visión típica de un viaje astral, supresión y aplanamiento corporal; muchos consumidores aseguran que han sentido cómo su cuerpo es arrastrado sobre la tierra o que giran a velocidades extremas; percepción aguda de vértigos, como si cayeran desde las alturas; visiones simultáneas en forma de recuerdos vívidos, percibes lugares donde nunca has estado. Todo esto seguido de la pérdida de conciencia. Debe tenerse en cuenta que una persona bajo los efectos de esta planta, por lo regular, no será dueña de sí misma, ni siquiera sabrá qué le ha pasado, de ahí que los consumidores puedan volverse inestables durante la ingesta. Los movimientos son involuntarios y no se pueden controlar, nadie es consciente de sí mismo durante la etapa más fuerte de las alucinaciones; el desfaz y la despersonalización son características normales de la experiencia.


La salvia divinorum puede ser consumida de dos formas: fumada o mascada. Un tip importante: no alcanzarás los mismos efectos si intentas fumar salvia en forma de porro; si la fumas en gitter, tampoco; la única manera de fumarla y provocar el impacto deseado es por medio del bong o pipa de agua, pues el extracto de la planta debe alcanzar temperaturas muy altas para lograr soltar sus verdaderas propiedades. Esta teoría es rebatible, dependiendo del nivel de intensidad (x) del extracto. Debe evitarse su consumo en lugares iluminados, con mucho ajetreo o ruidos, pues esto puede influir en la percepción de las alucinaciones y alterar aún más al usuario. Se recomienda que lo hagas en un lugar oscuro, de preferencia de noche, en silencio y con alguien que no esté bajo los efectos al mismo tiempo que tú. Si no estás seguro de probarla, no lo hagas, no hace falta que experimentes estados alterados de conciencia con un fin vano o superficial. La salvia divinorum requiere de nuestro sumo respeto.


*A continuación una guía para aquellos que quieren experimentar el primer viaje

Schultes, R. Evans; Hofmann, Albert. Plantas de los dioses / las fuerzas mágicas de las plantas alucinógenas. FCE, México, 2000.


Referencias: