INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Señales de que es amor a primera vista y terminará pronto

11 de diciembre de 2017

Eduardo Limón

Sudor, palpitaciones, suspiros, mariposas en el estómago... y ¿aburrimiento durante una plática?... ¿Actitudes desagradables y nada que ver contigo?



Si dudas es que no. Ésa debería ser la ley principal; pero enajenados con la idea de que el amor a primera vista es plausible, fantástico e ideal, no nos permitimos bajar los latidos a nivel de piso. No permitimos que la realidad haga su trabajo, que la indecisión enfríe los ánimos. Sólo consentimos que el impulso guíe las impresiones.


Enamorarnos a primera vista es una de esas cosas en las que creemos con los ojos vendados, que esperamos por largo tiempo y con grandes ansias hasta que nos ilusionamos con su supuesta llegada.


Y es que aún siendo un elemento propio de los cuentos de hadas, es un suceso que según el estudio Match's Singles in America es más probable de lo que pensamos, pues de acuerdo con la asesora científica y antropóloga biológica de esta investigación –la Dra. Helen Fisher– «el amor romántico corre a lo largo de ciertas vías eléctricas y químicas a través del cerebro que se pueden activar al instante».



De acuerdo con el estudio, casi 34 % de los solteros dijeron experimentar esta emoción; de los cuales, resultó que los hombres son más propensos que las mujeres a sentir algo parecido. Siguiendo con las indagaciones, también se ha concluido que el llamado “amor a primera vista” es un sentimiento primario muy parecido al hambre o a la sed; es decir, una trampa de la mente para emparejarnos con una plausible compatibilidad genética.


En otras palabras: la atracción puede producirse desde el olor hasta la transmisión de saliva y la forma del cuerpo de quien nos interesa; inconscientemente, todo apunta a una reproducción garantizada y volcada hacia la evolución. Un engaño de la biología que nos mantienen pensando que la unión será más que mágica, aunque el prospecto en cuestión no tenga la personalidad extraordinaria que pensamos o la relación de hecho no sea un cuento de color pastel.


Una combinación dolorosa, pero que es extremadamente viable. Una dupla catastrófica, pero que muchos hemos experimentado o estás a punto de vivir. ¿Cómo distinguirlo?


-

1.


Sí, sientes mariposas en el estómago; tu sistema digestivo se ve impactado por tus sentimientos –cosa muy normal y propia del ser humano–, pero independiente a esa peculiar sensación, no hay más magia cuando pasan demasiado tiempo juntos. Y no hablamos de silencios incómodos o penosas miradas, sino a poca sincronía en cuanto a pláticas, intereses y sueños.



-

2.


Te dan ganas de conocer absolutamente todos y cada uno de los detalles que conforman a esa persona, quisieras estar a su lado incluso para saber sus hábitos de higiene; sin embargo, así como se despiertan esas curiosidades, desaparecen las especulaciones de hechizo al darte cuenta de que, en efecto, es muy opuesto a ti. Lo más probable es que hayas intentado o intentes verle el lado encantador, pero la simple advertencia de que es muy diferente a lo que tú acostumbras es ya un foco rojo que pocas veces se apaga.


2.1


De esto se desprende que te suceda –más rápido de lo que esperabas– un desencanto estilo 500 days of Summer. Una pena, porque hasta el color de sus zapatos o la textura de sus manos puede llegar a irritarte con prontitud.



-

3.


Sus detalles resultan fantásticos; allí otro aviso de atracción instantánea.


No obstante, eso se rompe, en ocasiones, casi al instante; es probable que halles comportamientos patrón con tus exparejas o familiares, que identifiques cosas poco agradables que has vivido antes, y entonces exista una mezcla de peligro y fascinación en esta nueva posibilidad de noviazgo. Circunstancia que te pone a dubitar.



-

4.


Seguro es la persona a la que más ves en una fiesta o en medio de una multitud, quizá la mirada sea correspondida o lo haya sido alguna vez. No obstante, al momento de acercarse el uno al otro y notar que los gestos o actitudes no dan para más que el coqueteo es un aviso de que probablemente no haya mucho por lo que luchar. Ok, a lo mejor la emoción del flirteo los haga guiñarse el ojo de vez en vez, pero la falta de temas en común o formas de actuar opuestas puede ser un gran dealbreaker.


4.1


De aquí que después del primer beso, de la primera vez que tienen sexo o de la primera ocasión en que se toman de la mano, no haya más que un sentimiento de fiasco en tu cabeza.



-

5.


Otro engaño del cerebro es percibir cierta familiaridad con ese love at first sight. Viene a colación un comentario clásico como “¿No te conocía de antes?”, y el pulso se acelera; el problema viene cuando comienzan a intercambiar información y resulta que un candidato político, un equipo deportivo, un autor internacional o incluso un platillo rompe con la armonía.


5.1


Quizás haya cosas que se pueden pasar por alto, pero hay otras que no y más vale no forzar las cosas al grado de destinar una relación a peleas épicas.



-

Con todo esto, en efecto tu cuerpo te está diciendo que hay conexión, eso que llamamos química; mas, si tu cuerpo reacciona naturalmente al conocer a alguien atractivo y te pone en jaque el palpitar del corazón, ¿es amor real e inmediato lo que tenemos al frente? Muy probablemente no; se necesita aprender mucho más acerca de la otra persona para amarle de verdad. Una cosa es el impulso, que se lo podemos confiar plena y seguramente a nuestro cuerpo, y otra es sentir algo verdadero por una persona; ilusión que puede derrumbarse muy rápido gracias a nuestra capacidad de discernimiento al entablar conversaciones, actividades y movimientos en conjunto. Gracias, evolución, por no dejarnos ser tan animales del todo, por dejarnos saber que así de rápido puede comenzar y acabar una infatuación.



En resumen, enamórate, siente ese famoso hormigueo al conocer a alguien nuevo, pero no te permitas caer en el artificio si no hay algo de fondo más que incontrolables suspiros.


*

Ahora lee:

21 señales que demuestran que una mujer no quiere tener una relación contigo

18 mensajes que puedes enviar para aclarar que sólo quieres una relación casual


TAGS: Hombres Mujeres Relaciones de pareja
REFERENCIAS:

Eduardo Limón


Editor de Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Is Blue The Warmest Color?: How "The Unsent Project" Shows The Pigments Of Closure El niño que luchó contra el VIH e inspiró una canción de Michael Jackson Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar

  TE RECOMENDAMOS