INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

7 señales de que podrías tener herpes por no protegerte

25 de junio de 2018

Diego Cera

Ya sea por vergüenza o comodidad, hemos visto a la Internet como nuestro nuevo consultorio ambulante; sin embargo, la red no siempre puede ayudarnos...



Aléjate del buscador de Google por un momento. No es un secreto que la plataforma —en su sección de imágenes— siempre muestra las consecuencias más fuertes de cualquier enfermedad conocida; de modo que incluso el resfriado más inocente puede convertirse rápidamente en un engangrenamiento de la garganta que, debido a su aspecto, no indica otra cosa más que una muerte lenta y dolorosa provocada por algo tan simple como no haber usado suéter cuando afuera hacía un frío tremendo.



Por alguna razón, la Internet también nos ha hecho sentir invencibles tras no mostrar ninguno de los síntomas iniciales de cualquier enfermedad buscada. Sin embargo, cuando se sospecha de enfermedades lentas, ni siquiera la banda ancha más rápida del mundo puede salvarte de estas amenazas que a pesar de ser silenciosas podrían arruinar tu vida dramáticamente; una de ellas es sin duda el herpes, una infección de transmisión sexual que, aunque no es una de las más dolorosas, puede no manifestarse en el cuerpo de una persona sino hasta después de un tiempo.


Debido a que el tiempo de incubación del virus puede ir de los dos días hasta los seis meses, cuando se sospecha que se ha contraído la enfermedad, es necesario monitorear cualquier señal de peligro en nuestro cuerpo, pero ¿cómo saber que se trata de herpes y no de una gripe o una intoxicación cualquiera? Sencillo, como en cualquier otra enfermedad, los síntomas que delatan al herpes no siempre vienen solos, sino que se presentan en pares o uno detrás del otro. Así, aunque éstos podrían delatar cualquier otra infección, si tuviste sexo sin protección y has comenzado a presentar estos malestares, es posible que tengas herpes.


-

Dolor y dificultad para orinar


Uno de los síntomas más perceptibles del herpes es la inflamación de las vías urinarias y de la zona pélvica en general. No importa si eres hombre o mujer, si tienes llagas y la orina las toca, el dolor será incontrolable; aunque con la inflamación es posible que ni siquiera salga la orina o tarde mucho en salir.



-

Dolor en el área pélvica


Es posible que durante los primeros meses ni sientas absolutamente nada, pero apenas unos días antes de que aparezcan las primeras llagas y lesiones, empezarás a sentir cosquilleo constante y mucho dolor en el área genital.



-

Fiebre


Como ocurre con cualquier otra infección, nuestro sistema inmune tratará de eliminar el virus del herpes a cualquier costo. Es probable que al sentirlo invencible, el cuerpo tenga que recurrir a tácticas agresivas como la fiebre para eliminarle por medio del calor; no obstante, es probable que la enfermedad ni siquiera se inmute, de hecho puede incrementar sus efectos.



-

Dolores musculares


Debido a que tu cuerpo está luchando constantemente con el virus del herpes, probablemente presentes dolores musculares y cansancio repentino; pues toda tu energía se está yendo en la lucha incansable de tu cuerpo por borrar de una vez por todas la amenaza que se aloja en él.



-

Sensibilidad a la luz solar


Al ser una enfermedad que se transmite y manifiesta a través de la piel, es probable que al exponerte a la luz del sol despiertes algunos brotes que se encontraban en reposo, pues los rayos UV sirven como desencadenantes del herpes por volver vulnerable a la piel.



-

Inflamación de glándulas


No importa que la inflamación aparezca en axilas, pelvis o garganta; si ésta es repentina; quizá se trata de herpes, pues algunos pacientes, justo antes de que aparezcan las llagas o las heridas, presentan este tipo de inflamación como última respuesta del sistema inmune tratando de defenderse.



-

Dolor de cabeza


Es probable que éste sea una consecuencia de la fiebre provocada por los anticuerpos tratando de hacer su mejor trabajando; sin embargo, al ser una infección realmente fuerte, el cansancio y la fiebre pueden terminar en un dolor de cabeza agudo y difícil de calmar.



-

Identificar los síntomas puede ser una buena señal, pues al detectarse a tiempo, el herpes puede ser tratable. Sin embargo, antes de buscar una segunda opinión en Internet, tu primera y única opción para un diagnóstico oportuno debe ser la de acudir con el médico para que pueda darte un diagnóstico preciso y te ayude a curarlo exitosamente.


TAGS: Sexualidad salud Enfermedades crónicas
REFERENCIAS: Planned Parenthood

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Bandas parecidas a Pink Floyd que no conocías y serán tu nueva obsesión 16 listas de Spotify que necesitas para una fiesta hasta la muerte Señales del lenguaje corporal que indican que de verdad le gustas Steve Ditko: la historia detrás de uno de los creadores de Spiderman y no es Stan Lee La rata gigante y otros mitos del metro de la CDMX que deberías dejar de creer "Voy a escribirles de ti", un poema para entender que el amor sacude todo

  TE RECOMENDAMOS