INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES EL CANDIDATO INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Señales de que tu pareja está llegando al orgasmo

5 de junio de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

Cosquillas, palpitaciones y agitaciones son sólo tres de las diversas reacciones que el cuerpo muestra cuando está volando hacia el espacio.


Un cortocircuito en cada fibra de su ser. Un Big-Bang que lleva sus sentidos a la locura y a querer gritar, morder, arañar y dejar de respirar. De pronto, por unos cuantos segundos que se antojan interminables, ella o él creen en la existencia de todos los dioses del Universo aunque sean ateos. Se sienten los seres más afortunados del mundo, los únicos que han logrado comunicarse con el cosmos.
La punta de sus pies se curva con fuerza hacia adelante en un acto casi involuntario, debido a los espasmos que su cuerpo está experimentando en el precioso instante: es la manifestación del toe point.


Cuando tu pareja tiene un
orgasmo
, en su corteza cerebral se activan diferentes zonas, como si fuera una reacción en cadena que resulta literalmente en una especie de explosión en la que las neuronas son las principales protagonistas. Esa inmensa sensación de placer que los lleva a disfrutar del sexo en su máxima proporción es gracias a las señales de gozo que su cerebro envía a su cuerpo.



De manera progresiva, comienza a ocurrir un importante flujo de sangre a los genitales, un aumento en los latidos del corazón y la respiración, y en general, todo un cúmulo de señales placenteras al sistema de recompensa del cerebro. Sin embargo, en todo ello hay una notable diferencia: el orgasmo masculino tiene una duración entre tres y diez segundos, seguido de un período refractario que puede ser de hasta horas. Mientras que en las mujeres pueden ser de hasta 20 segundos sin periodo refractario, lo cual resulta en la capacidad de tener orgasmos múltiples.


Estas diferencias se deben a que la anatomía de cada sexo es distinta, por ello es conveniente que tanto mujeres como hombres pongan atención a los siguientes puntos que los ayudarán a saber el preciso momento en que sus parejas están alcanzando ese tesoro que todos desean encontrar en cada encuentro sexual. 



En ella:


Contracciones rítmicas entre el útero y la vagina, el ano y los músculos pélvicos



Pueden ser entre 5 y 15 contracciones involuntarias con intervalos muy breves. Te puedes dar cuenta de ello porque sentirás pequeños movimientos o ‘apretones’ en su región pélvica que a su vez puede provocarte un inmenso placer al estimular tu pene. Disfruta esta reacción involuntaria de su cuerpo.


-


Agitación intensa



Este es uno de los rasgos más distintivos, ya que aumenta la frecuencia cardíaca y palpitaciones en el corazón que pueden provocar que ella comience a respirar de manera agitada y que incluso sude en la región de la frente o el cuello. Ella puede llegar a gemir o no, lo cual no es indicativo de que no esté sintiendo que el mundo se está volteando de cabeza.


-


Una sensación creciente de orinar



Antes de llegar a esa inmensa explosión de placer, puede ser que ella tenga deseos de orinar, es decir, de expulsar un líquido por la vagina que es la llamada eyaculación femenina. Esto puede variar de una mujer a otra pero lo cierto es que suele pasar con más frecuencia de lo que pudiera pensarse.


-


Un intenso hormigueo en las piernas



Esta sensación creciente de placer se puede presentar antes, durante y después del orgasmo de una mujer. Es una reacción extraña para ellas, pero profundamente placentera.


-


Toe Point



Muchas mujeres confiesan que cuando el orgasmo está llegando y explota en su máxima intensidad sienten deseos de contraerse para disfrutar las sensaciones en todo su esplendor. Esto se percibe cuando encogen las piernas, estiran su pie hacia delante (el llamado
toe point
) o retroceden un poco sobre sí mismas.


-


Su calor vaginal aumenta, así como la cantidad de lubricación



Esto es un signo inequívoco de que el placer la ha alcanzado. Conforme su cuerpo vaya llegando a ese pico de máximo placer, su cuerpo también despedirá mayor cantidad de fluidos y calor.


-


En él:


Eyaculación



Es el signo más evidente, pero no siempre quiere decir que haya sentido precisamente un orgasmo. A la par de ello, es probable que tu novio comience a aumentar el ritmo de sus movimientos y deje escapar sonidos o gemidos desde el fondo de su pecho. Fíjate en su transpiración y en sus gestos: eso puede darte una pista de su grado de excitación. Una vez que el acto concluya, tu novio podría caer en un estado de profunda relajación, el periodo refractario del que hablábamos, que puede ir de una media hora hasta más.


-


Te sostendrá con fuerza



Ya sea de tus brazos, tus muslos, tu cintura o incluso tu cabello, puede ser que él, debido a la tensión que está sintiendo al momento de tener un orgasmo, inconscientemente se aferre a una parte de ti.


-


Hará una pausa antes de alcanzar el orgasmo



Justo antes del momento en que él sienta llegar el orgasmo, puede ser que haga una pausa en sus movimientos para retener la eyaculación. Esta es una reacción natural para sentir el estallido de placer de manera mucho más intensa.


-


Sentirá contracciones en diversas partes



Antes, durante y después del orgasmo, en los hombres también existen contracciones en diversas partes de su cuerpo que vienen acompañadas de un hormigueo y una sensación de calor en partes muy localizadas. Esto es debido a las contracciones que experimentan la uretra y el pene, mismas que están acompañadas de las de la próstata. En este punto se genera la eyaculación y las sensaciones placenteras de la misma.


-


Tal vez tú conozcas otras señales que delatan
cuando el orgasmo ha llegado
. Eso es lo fascinante no sólo del sexo sino de la anatomía humana: no existen reglas específicas sino pequeñas particularidades que te hacen una persona única. Para
disfrutar del sexo
primero conoce tu cuerpo, después intenta aquellas pequeñas acciones traviesas que genera una complicidad con tu pareja y después atrévete a explorar posiciones o juegos donde descubran qué es lo que les gusta a cada uno. De esa manera el orgasmo estará garantizado.


TAGS: Sexo Erotismo Relaciones de pareja
REFERENCIAS: Express

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los tipos de mujeres que conocerás en tu vida, según 10 películas 12 crudas fotografías de los niños migrantes separados de sus familias y encerrados en jaulas en Estados Unidos Un poema para aprender a sentir el paso del tiempo Compartirnos con las cicatrices, con las heridas por sanar y los caminos que han de llegar 4 cambios significativos en la sociedad que se lograrían con la despenalización del aborto "Los Increíbles 2", la historia de una familia que pasa por los dolorosos cambios generacionales

  TE RECOMENDAMOS