INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

7 señales que manda tu cuerpo cuando tu salud vaginal no es buena

22 de marzo de 2018

Evelin Perez Sandoval

Es indispensable atender la salud de nuestro cuerpo y no pasar desapercibidos síntomas que alertan sobre problemas vaginales

Como mujer es necesario que veles por su salud íntima y advertir cualquier señal que manda tu cuerpo cuando tu salud vaginal no es buena. Eso incluye todo aquello que salga de lo común, que probablemente te haga sentir un grado de incomodidad durante tu rutina diaria. La entrepierna es una zona sumamente delicada y muy propensa a infecciones, que traen consigo complicaciones, a pesar de que tu vagina tiene una flora bacteriana propia y mantiene un pH ácido adecuado para prevenir estos inconvenientes. Una mala salud vaginal puede prevenirse si cuidamos y mantenemos una alimentación adecuada, pero ¿cómo podrías darte cuenta cuando de que algo malo está pasando?



Desarrollar infecciones es más común día a día. Afectan a mujeres de todas las edades, sean sexualmente activas o no, propensas a diversos factores que hacen susceptible la vagina para contraerlas. Los síntomas que suelen presentarse en los problemas vaginales pueden parecerse entre sí y aunque se crea saber qué tipo de infección se padece, pueden confundirse. Por ello es importante que se visite a un especialista o un ginecólogo y preguntar acerca de las dudas que puedan generarse. A continuación una breve guía para identificar señal que manda tu cuerpo cuando tu salud vaginal está en riesgo.


Mal olor




Primera alerta. Una vagina saludable conserva un olor común, pero cuando se vuelve penetrante (similar al olor del pescado) puede ser señal de infección. Esto se debe a una sobreproducción de bacterias y un pH desbalanceado. Cuando lo acompaña un flujo anormal de una coloración verde podría tratarse de una enfermedad de transmisión sexual.


Ardor al orinar



 

Puede presentarse por una infección urinaria, que tendrá que tratarse con antibióticos recetados por un médico. Principalmente la actividad sexual conduce a esta afección. La composición química natural en la pareja sexual genera un cambio en el equilibrio de levaduras y bacterias en la vagina. De igual manera, la fricción del sexo, condones y juguetes sexuales causan la irritación.


Resequedad o irritación



Generalmente este signo se desarrolla en mujeres premenopáusicas, por el deterioro de los tejidos dentro y fuera de la vagina, que ya no está bien lubricado y sano. También puede causar irritación por el uso de jabones íntimos, detergentes usados en la ropa interior y duchas vaginales. Los tampones y toallas que se usan para el periodo menstrual son un factor predominante causante de este problema.


Ardor y comezón

 


Es uno de los síntomas más incómodos y ocasiona temor y hasta vergüenza, pues se vuelve insoportable y difícil de solucionar sin la ayuda de antibióticos. Suele desarrollarse un flujo anormal parecido al del queso cottage, que se asocia en infecciones transmitidas durante el acto sexual, como la clamidia, gonorrea y tricomoniasis. Lo ideal es mantener el área genital limpia y seca, no tocarse y asegurarse de buscar la ayuda de un especialista.


Dolor durante el acto sexual y al usar tampón



El clítoris tienen 8 mil terminaciones nerviosas y pliegues interiores mucho más delicados que cualquier otra parte del cuerpo, por ende el contacto sexual excesivo, muy fuerte o sin lubricación podrían causar este malestar. De la misma forma, el uso excesivo del tampón, además de inflamar el tejido vaginal y causar dolor, podría desarrollar el conocido síndrome de shock tóxico. Incluso podría tratarse de un himen imperforable, en cuyo caso deberá ser tratado con cirugía.


Sangrado irregular


 

Es un síntoma con infinidad de motivos. Puede variar desde un simple cambio hormonal por el uso de anticonceptivos que crean un desajuste en los ciclos; hasta cáncer de ovarios, cérvix o útero. Se puede intuir gracias a que después del acto sexual, sin aparente lesión exterior, ocurra un sangrado inusual de la vagina. 

***

Es importante que las mujeres tengan un cuidado meticuloso en su zona íntima. Hay hábitos básicos y necesarios para que la vagina se mantenga alejada de infecciones y enfermedades, pero al mismo existen tantas de estas prácticas sobre cómo cuidarla que se han difundido varios mitos en la sociedad respecto a este tema

TAGS: Sexualidad Mujeres salud
REFERENCIAS:

Evelin Perez Sandoval


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Biografía: el género literario donde se exploran las vidas más fascinantes María Antonieta, la reina que murió decapitada Porqué es importante vivir la tristeza para poder superarla Formas de tener ropa única y sin comprar fast fashion Películas francesas perturbadoras que te dejarán alterado Qué color de delineador debes usar según el efecto que quieres en tus ojos

  TE RECOMENDAMOS