ESTILO DE-VIDA

Nos da valor en el karaoke y 9 verdades por las que tomamos tequila que nadie dice

¿Te ha pasado que cuando tienes unos chupitos encima te conviertes en políglota, analista o cantante profesional? Estas son algunas cosas que hacemos cuando estamos de fiesta.

Los mexicanos somos únicos en todos lados, cuando alguien dice ‘fiesta’ no dudamos ni un segundo en convocar a todos nuestros amigos para reunirnos y hacer que la ocasión se convierta en algo épico.

Música, outfits especiales, risas, tequila; hay cosas que en la fiesta simplemente no pueden faltar o situaciones que simplemente suceden de un momento a otro, de un caballito a otro.

Si alguna de estas cosas te han sucedido cuando tienes un par de tequilas encima —porque todo con moderación—, te aseguramos que no eres el único. ¿Cuántas de estas situaciones que suceden cuando bebemos has vivido tú?

Todos son tus amigos

Llegas a la fiesta y ves a algún conocido, al amigo del amigo, si nunca han cruzado palabra, no tendrías por qué saludarlo, ¿cierto? Pasadas dos o tres horas y algunos caballitos después, mágicamente están cantando la misma canción juntos a todo pulmón.

Lo presentas con tus demás amigos, se agregan a Facebook, se toman selfies juntos, se siguen en Instagram para que, cuando acabada la fiesta, nunca vuelvan a hablar.

Te conviertes en un analista experto

Así como el efecto de las redes sociales, tener unas copas encima te convierte en un especialista en cualquier tópico, casi un corresponsal en carne viva de los eventos coyunturales más importantes. Con un trago en una mano y otra en la barbilla, sin duda tu opinión en la fiesta es la más atinada para hablar sobre política, sociología, psicología. ¡Todo un experto digno de cadena nacional!

Invitas la cuarta ronda a los amigos de los amigos

¿A quién no le ha sucedido sentirse el héroe cuando es momento de divertirse y sacar la cartera para invitarle drinks hasta al que ni conoces con tal de sentir que todos estén tan ambientados como tú? ¿Realmente podías gastar esos 5 mil pesos en una sola noche? ¡Oops!

Lee también: Perseguir al camión de la basura y 13 cosas extrañas que los mexicanos vemos normales

Todo se te hace fácil, nada es imposible

Destapar la botella con un zapato, con los dientes o con lo que sea; llegar a la ubicación de la fiesta con o sin auto, alcanzar el frisbee que quedó atorado en el árbol del vecino. Cuando estás enfiestado no hay poder humano o inhumano que pueda frenar tu ímpetu para conseguir lo que quieres, incluso, declararle a tu crush que siempre lo has amado.

El día y la noche se vuelven uno mismo

El tiempo no existe en la fiesta y es tan típico seguirla hasta que amanezca o hasta que te corran de la casa que no tienes idea de quién es. ¡No importa! Siempre existirá el frito que ponga su depa para seguirla y compartir con personas desconocidas (según tú, tus nuevos amigos) momentos inolvidables y quizá hasta un rico desayuno al amanecer.

Hablamos inglés fluido

O cualquier otro idioma. Quizá hasta hayas conocido de esta manera al amor de tu vida –un turista en México en búsqueda de aventuras- gracias a tu inglés súper fluido. Al calor de un par de copitas tenemos la facilidad de desinhibirnos, ser más sociables y la facilidad lingüística no se queda fuera de las habilidades que podemos comprobar en la fiesta.

Lee aquí el estudio sobre la explicación científica de por qué el alcohol nos ayuda a hablar mejor los idiomas extranjeros.

Llamadas o mensajes embarazosos

Este siempre ha sido y será un clásico. Textearle a la una de la mañana a esa persona que tanto amas pero no tiene idea, comenzar a poner corazones en el feed de Instagram que apenas sabe de tu existencia. ¡Llamar al ex o si te queda cerca su casa, ir a tocarle el timbre!

Nos da valor para el karaoke

Así como dejamos asomar al políglota que llevamos dentro, muchos sacamos al cantante que únicamente conocemos de la regadera.

Si hay la oportunidad de cantar a todo pulmón, no dudas en tomar el micrófono y entonar –a veces desentonar– las rolas que no tenías idea que te sabías.

Lee también: 13 cosas que extrañan los que se van de la CDMX

Al final de la fiesta te das cuenta de quién es la casa

Pocos saben de quién es esa fantástica casa en la que están pasándola bomba, quizá hasta que quitan la música y te dicen que la magia terminó.

Pero en México no hay culpa alguna si no llegas con las manos vacías, y obvio siempre quedarás bien si te ven entrar con un Tequila Jarana, hecho en Tototlán, Jalisco 100% de agave azul, un tequila de verdad que sabe cómo pasarla bien. Tequila Jarana es experiencias, amigos, diversión y sabor, y claro ¡siempre con autenticidad!

¿Se te antojó un caballito o un coctel con Jarana? Chécate aquí algunas de sus recetas para unos cocteles memorables.

Bajón con garnachas 3 a.m.

El cierre con broche de oro para toda fiesta en México son unos tacos deliciosos, grasositos, con mucha salsa de la que pica para irte a la cama feliz y contento.

Ya todos tienen bien ubicado su puesto o local favorito, con horario y menú completo.

Estas experiencias en la fiesta son típicas siempre que hay momentos divertidos, con control y súper reales, tan reales como Tequila Jarana es experiencias, amigos, diversión y sabor auténtico como tú, ¡es 100% real!

Podría interesarte:

20 hechos que prueban que la CDMX es uno de los mejores lugares del mundo

25 cosas que le pasan a los mexicanos cuando viajan a Europa

Podría interesarte