Tanorexia, la adicción que podría estar acabando con tu imagen y salud

Tanorexia, la adicción que podría estar acabando con tu imagen y salud

Por: Maria Andreina Rojas DAmico -



Pocos piensan en la importancia de esa capa de tejido orgánico, resistente y flexible que cubre y protege el cuerpo del ser humano y de los animales. Cuando las cosas se dan por sentado, suele haber poca atención sobre aspectos fundamentales de la salud. No es fortuito que Facebook tenga entre sus planes futuristas que escuches con tu piel, cuyas células, para tu asombro, podrían ser más que suficientes para darte un hijo.

En la Antigüedad, la piel blanca simbolizaba juventud, pureza, salud y alto estatus social, tanto que los griegos y romanos se maquillaban con yeso, harina de habas y tiza con el fin de lucir una tez "inmaculada". Por otro lado, la piel bronceada era símbolo de suciedad, trabajo y pobreza. Esta concepción se mantuvo durante siglos. Fue en el año 1903 cuando el médico danés Niels Finsen, quien ganó el Premio Nobel por sentar las bases de la fototerapia, dio a conocer los beneficios de la luz solar para la salud. A partir de estos estudios se hicieron frecuentes los baños de Sol para combatir enfermedades.


tanorexia


Podría decirse que fue la afamada diseñadora Coco Channel quien "impuso" la moda de las pieles bronceadas entre las clases altas, pues en los años 20, luego de unas vacaciones por la Riviera Francesa, sorprendió a todos con su exuberante color moreno, el cual fue imitado desde entonces y perdura hasta hoy. Pero, más allá de lucir eventualmente una piel morena, ¿existirá la posibilidad de desarrollar una adicción al bronceado al punto de poner en riesgo la propia salud?

"Es sorprendente que estemos genéticamente programados para ser adictos a algo tan peligroso como la radiación UV, probablemente el carcinógeno más accesible del mundo’, subraya un informe realizado en la Escuela Médica de Harvard, el cual revela que la exposición constante a la radiación ultravioleta (UV) provoca en ratones la liberación de endorfinas β, mejor conocidas como las hormonas del bienestar. El estudio demostró que "tomar Sol" puede ser tan adictivo como la heroína, debido a que comparten la misma vía hormonal.


tanorexia


Esta adicción al bronceado se conoce como tanorexia y no es más que un trastorno dismórfico corporal, una alteración de la percepción de la propia imagen, punto en común con otros trastornos como la anorexia.

La tanorexia está asociada a un importante factor social que se encuentra dentro de los trastornos de la imagen corporal. Por lo general el tanoréxico desea proyectar una imagen más agradable y atractiva. Sin embargo, lo que provoca en muchos casos es el efecto contrario, pues su apariencia es poco natural y desfavorecedora.


tanorexia


Sin tomar en cuenta el factor estético, las consecuencias de la tanorexia son alarmantes y peligrosas, debido a que la alta exposición a los rayos solares o el uso excesivo de cabinas solares, las cuales están prohibidas en países como Australia y Brasil, pueden tener consecuencias preocupantes: enfermedades tópicas y en algunos casos de cáncer de piel.

Según Julia Díaz, psicóloga clínica con 20 años de experiencia, la tanorexia está relacionada con una autoestima baja por el sentimiento de culpabilidad que genera no estar suficientemente bronceado, y aunque está mayormente vinculado a las mujeres, cada vez hay más casos de hombres.


tanorexia


"Nunca están conformes con su color de piel y muestran ansiedad ante la idea de perder una sesión de bronceado. Si un día está nublado, van a tomar rayos UV", explica Aurora Guerra, jefa de la sección del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y autora del libro Dermatología psiquiátrica, de la mente a la piel.

Según datos de un estudio publicado en 2006 por investigadores del Centro Médico Bautista de la Universidad Wake Forest, para algunos tanoréxicos dejar de recibir su dosis de radiación puede producir síntomas similares a los de la abstinencia a las drogas.

Si bien el culto al físico crece con el paso del tiempo, proyectar una imagen atractiva a los ojos del mundo en muchos casos supone prácticas rigurosas y extremas que ponen en peligro la salud no sólo física, sino mental.

Ante estas situaciones a las que están sometidas las sociedades con la imposición de sus estándares de belleza, cabe preguntarse ¿hasta qué punto está dispuesta a llegar la gente con tal de ser aceptados y "encajar" dentro de los cánones sociales?

***

Las adicciones dicen mucho de una persona pero también de una sociedad. Hay una que ni siquiera sabes que puedes estar padeciendo y afectando tu vida.

Referencias: