Detrás de esa desgastada frase de tú puedes lograr cualquier cosa que te propongas hay algo de verdad, sólo hay que saber cómo.



“Tú puedes lograr todo lo que te propongas”. Hemos escuchado esta afirmación millones de veces, ya sea en películas, videos motivacionales o cuando tu mamá te quería convencer de que no eras malo en Matemáticas, sólo flojo. Y tal vez hay algo de verdad detrás de esa frase, pues con esfuerzo casi todo es posible; pero hay que saber cómo esforzarse. Sí, puedes lograr todo lo que te propongas, pero necesitas un sistema, metas claras y la disciplina para mantenerte en el camino.


Aquí te compartimos 5 "hacks" para lograr cualquier cosa que te propongas.


1. Define tus metas


Ya sé, suena como algo muy obvio, pero déjame explicarte: la palabra clave aquí es TUS. Desde que somos pequeños, hemos sido condicionados para definir nuestras metas según las expectativas de otros; tener una casa grande, un trabajo estable, obtener un título reconocido, entre otras cosas. Asegúrate de que estás persiguiendo TUS metas y no las de tus papás, maestros o amigos. ¿Tu sueño es irte a Bali a vender fruta? ¿Abrir un taller mecánico? ¿Ser abogado? No importa qué quieras hacer, ninguna opción es más o menos que la otra, lo importante es que sea TUYA.





2. Conócete


Para saber qué es lo que quieres, primero debes saber quién eres. Uno de mis primeros jefes me dio tres tips que fueron fundamentales para conocerme mejor. Primero, al principio de tu carrera di que SÍ a TODO. No sólo en términos de trabajo, también di que sí a los viajes, a las experiencias, a nuevas personas. Segundo, una vez que hayas descubierto qué es lo que quieres, di NO a TODO lo que no te acerque a tu meta. Tercero, medita. En este mundo es difícil sentarte 10 minutos sin notificaciones del celular. Meditar te ayudará a escuchar lo que tu cuerpo y tu mente realmente quieren. Headspace es una app que me ayudó a volver la meditación un hábito.


3. Diseña un sistema


Bright, Google y muchas otras compañías de Silicon Valley utilizan el sistema de OKRs (objective key results). Este sistema puede funcionar muy bien para metas personales. Es importante hacer una revisión constante de tus key results para ver si tienes que ser más agresivo o más conservador.





4. Enfócate


Nuestro lapso de atención pasó de 12 segundos en 2000 a 8 segundos en 2013 según un estudio de Microsoft. Por eso, una de las mejores habilidades que puedes adquirir en este mundo moderno es la capacidad de concentrarte en una sola tarea, sin distraerte. El mismo jefe del cual les hablé en el segundo punto me enseñó a trabajar en POMODOROS. Un POMODORO es un periodo de 25 minutos en los cuales tu atención está 100% enfocada en una tarea. No revises tu WhatsApp, no te metas a ver tus likes de Instagram y definitivamente no veas el meme en el que te acaban de “taguear”. Una vez que terminen los 25 minutos, puedes tomarte un descanso de 10 minutos.


5. Aprende a priorizar


El principio Pareto o la regla del 80/20 es una de las mejores herramientas que tienes para priorizar. A grandes rasgos, este principio establece que el 80% de tus resultados vienen del 20%  de tus esfuerzos. Es decir, si aprendes cuáles de tus key results son los verdaderamente claves, podrás llegar a tu meta mucho más rápido. Un buen ejercicio para determinar esto es preguntarte: si pudiera hacer solamente una cosa hoy para alcanzar mi meta, ¿qué haría? Una vez que hayas aprendido cuáles son tus prioridades para alcanzar tus metas, decir no a lo demás se volverá mucho más fácil.





Por último, recuerda que tener un sistema de apoyo es el mejor complemento para cualquiera de estos hacks. No te agobies, no te desesperes. Algunas veces vas a fallar, pero es importante tener una red de amigos, familia, hobbies, etcétera, para levantarnos cuando esto pasa. Muchas veces vemos la meta como el destino final y nos olvidamos de disfrutar del camino.


**


El texto anterior fue escrito por Carlos Camarena para Bright Ambassadors, un programa para promover la energía solar desarrollado por Bright.


**


La revista Psychological Science publicó cuatro pasos para ser feliz según la neurociencia, síguelos y comienza hoy mismo a aplicarlos en tu vida cotidiana. ¿Crees que requieres de la aceptación, una pareja perfecta, fama y fortuna para vivir plenamente? Piénsalo dos veces después de leer las cosas que no necesitas para ser feliz.




Referencias: