Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

ESTILO DE-VIDA

México está de pie, si se cae, su gente lo levanta

Por: Liliana Estrada 20 de septiembre de 2017

Siempre escuchaba las historias de familiares y amigos sobre el sismo de 1985, te imaginas lo horrible que puede ser, pero no dimensionas. Desde la escuela primaria hasta el día de ayer ya laborando, veía los simulacros como algo sin importancia y creo que muchos de la mi generación –de los que no vivimos aquel 19 de septiembre– siempre tomamos muchas cosas así, a la ligera. Temblores leves y pequeños sustos ayer se convirtieron en aquello que tanto nos habían contado, pero ahora lo vivimos en carne propia.

 

La tarde de ayer, al caminar por la colonia Roma planeando la mejor forma de comunicarnos con nuestras familias y estar a salvo, no paraba de recordar lo que acabábamos de vivir y lo afortunados que fuimos al salir ilesos. Las calles llenas, la desesperación de los automovilistas y los habitantes de la zona que salieron de sus casas para ponerse a salvo, el pánico, la frustración, el miedo y la impotencia de no poder hacer nada o no saber de nuestras familias eran cosas que pensé que nunca viviría.

 

Al mero estilo de una cinta de ciencia ficción, Av. Insurgentes estaba paralizada, la gente había invadido las calles, algunas crisis nerviosas se atendían en las aceras y en el ambiente se respiraba un aire denso y pesado que espero no se repita nunca. Los autos estacionados con la radio encendida, derrumbes aquí, personas atrapadas allá, pueblos devastados y zonas incomunicadas, el terror estaba más que presente, pero después vino algo que me llenó de esperanza.

 

Las redes sociales, los medios masivos de comunicación, Facebook, Twitter, todo... absolutamente todos los medios estaban informando al momento y la gente se unía poco a poco para ayudar a otros. Esa unión, ese amor al otro también lo había escuchado entre las historias del sismo de 1985; picos y palas, carretillas, cascos y alimentos desfilaron por las calles para la ciudad que tanto amamos y odiamos al mismo tiempo.

 

Extraño el tránsito, el estrés, estar en una tarde de miércoles en la oficina, pero, después del estremecimiento de escuchar cantar a un enorme contingente de voluntarios el Cielito Lindo de pie y luchando, me quedó más que clara una cosa: México es más que un conjunto de personas que cohabitan un país, es una nación unida que puede levantarse de cualquier tragedia.

 

Nuestros padres, tíos, abuelos o conocidos ayudaron a levantar una ciudad colapsada sin ningún apoyo ni comunicación más que la voz, ahora nosotros tenemos cientos de herramientas que nos facilitan ayudar a pesar de estar lejos.

De pronto, me viene a la mente la canción de Molotov y me llena de orgullo decir que sí “somos más y jalamos más parejo”; manos hay, voluntad y ganas también, la gente que padeció el terremoto hace 32 años pudo resurgir con menos maquinaria y tecnología, nosotros podemos hacerlo igual siendo solidarios y apoyándonos unos a otros.

 

Este golpe de realidad le arrebató la vida a más de 225 personas –hasta el momento–, niños, jóvenes, adultos y familias enteras quedaron golpeadas y será algo que jamás olvidaremos; siempre tendremos en nuestra mente que, como nación, nos hemos levantado y salido adelante, así que no tendría por qué ser diferente esta vez.

 

México está demostrando ser más que un temblor, la CDMX, Puebla, Morelos, el Estado de México, Chiapas, Oaxaca, Guerrero están dañados, la población está asustada, pero también está mostrando entereza, fuerza y solidaridad. Pequeños y grandes se están uniendo, luchando y demostrando que si trabajamos en equipo, podemos conseguir grandes cosas.

 

El país está de pie, respira, lucha y nos da una razón más para estar orgullosos de ser lo que somos, hace 32 años México consiguió levantarse y ahora en el 2017 estoy segura de que lo volveremos a hacer.

Puedes hacer donaciones aquí si te encuentras lejos; sigue buscando las páginas, centros de acopio, cuentas bancarias para donar y reconstruir este país que nos vuelve locos, que nos hace enfurecer y que nos tiene en un caótico lugar todos los días, pero es uno que amamos y que levantaremos una vez más si se cae.

::

Imágenes: @pablo_ci


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: