ESTILO DE-VIDA

¿Te portaste bien este año? Responde a este test para saber si mereces ser reconocido

Los actos desinteresados nos hacen mejores personas, descubre si este año serías acreedor a un regalo o a un trozo de carbón.

Cuenta la leyenda que Santa Claus lleva un registro de cómo se portaron todos los niños del mundo. Así, llegada la Navidad, los que se portaron de manera ejemplar, reciben un merecido y agradable regalo en la víspera de Noche Buena, por el contrario de aquellos cuyo comportamiento dejó mucho qué desear, y quizá todos lo hemos escuchado cuando éramos pequeños: “Si no te portas bien, Papá Noel te traeré un trozo de carbón”.

Te planteamos una serie de situaciones a las cuales deberás responder con la opción A o B para finalmente registrar la mayoría de letras obtenidas. Esto, con el objetivo de comprobar qué tan bien te portaste este año y si Santa, bajo una situación hipotética, te gratificaría o te dejaría un generoso trozo de carbón al pie de tu árbol de Navidad.

Responde: ¿cómo actuarías ante estas situaciones?

¿Listo? Anota en tu smartphone o una hoja de papel tu respuesta a cada uno de los siguientes panoramas para al final hacer un recuento.

1. Si recibes en tu cuenta un depósito por una cantidad que podría servirte para pagar tu próxima renta, tú:

A) Esperas un par de horas a ver si alguien lo reclama a través de tu banco, de lo contrario lo destinas a la renta.

B) Te comunicas con tu banco para notificar la situación y no estás tranquilo hasta encontrar al dueño del dinero.

2. Si ves que a una persona de la tercera edad no le alcanza para pagar su cuenta en la caja del supermercado:

A) Eres paciente en la fila para que el buen hombre elija con calma los productos que sí podrá pagar.

B) Le ofreces el dinero o parte del dinero que le falta para pagar su cuenta y poder llevarse los productos que necesita. Al final, el dinero va y viene...

3. Si encuentras en la calle una bolsa con 300 mil pesos y comparado con tus ingresos esa cantidad de dinero podría cambiarlo todo en tu vida, tú:

A) Piensas que estás en un programa de cámara oculta y volteas a tus alrededores para poderlo llevar contigo de manera sigilosa.

B) Estás convencido de que el dinero que se encuentra en esa bolsa pertenece a alguien más, por lo que lo llevas con las autoridades para que busquen en las cámaras quién es el dueño para poder entregarlo.

4. Vas a una casa de cambio con todos los dólares que tienes ahorrados para poder comprar tus regalos de Navidad. La persona que te atiende por error te da más –mucho más– dinero del que te corresponde.

A) Piensas por un momento que esa persona no pagará por ese error, el dinero circula sin parar en las casas de cambio, por lo que decides usar ese dinero para tus regalos y unos lujitos más que no estaban planeados.

B) Corroboras la cantidad de dinero que te corresponde de acuerdo al tipo de cambio y le dices a la persona que te atendió que te está dando más de la cuenta.

5. Si encuentras un perrito perdido caminando confundido por las calles, tú:

A) Sientes feo y te vas por las ganas de llorar pensando que las mascotas difícilmente vuelven a ver a sus dueños.

B) Te acercas al lomito para ver si tiene algún teléfono de contacto para entregárselo a su dueño personalmente. Si no tiene plaquita, le haces una sesión de fotos para pegar carteles en los postes de la zona o en el peor de los casos, para que alguno de tus amigos lo adopte.

Descubre los resultados

Mayoría de A’s

Te sugerimos que sigas practicando los actos de altruismo. Ponte en los zapatos de los demás e imagina cómo te gustaría que actuaran contigo o con algún ser querido si se enfrentaran a una situación como las que te planteamos.

Quizá sea normal imaginar que el destino nos pone oportunidades en el camino y hay que aprovecharlas a nuestro favor. Pero piénsalo, si estamos en la misma sintonía y actuamos de manera desinteresada, podremos ser por fin la sociedad que siempre hemos soñado, con esperanza en la justicia, buenos valores y nada de carbón navideño.

Mayoría de B’s

¡Te felicitamos! Tu buen corazón merece ser recompensado este año, los actos buenos se regresan. Te has portado muy bien y has actuado por el bien común, de manera desinteresada y altruista. Sigue así y da el ejemplo compartiendo tu resultado para seguir inspirando a más personas de tu círculo social para ser mejores personas y poco a poco, convertirnos en una sociedad con ese característico espíritu navideño durante los 12 meses del año.

Historias ejemplares de la vida real

Este año, Mercado Pago encontró a cinco personas de buen corazón que sobrepasaron las buenas acciones y sorprendieron a todo México. Y es que justamente eso es lo que más necesitamos ahora: historias que inspiren, pues escuchar sobre todas estas buenas acciones despierta nuestro espíritu altruista, siendo la Navidad una de las mejores oportunidades para comenzar a actuar con el corazón.

Somos afortunados de poder compartir con los demás lo que tenemos y este tipo de situaciones que se presentan en los momentos más inesperados nos iluminan para actuar en beneficio de todos generando fe en la humanidad. El mundo puede ser un lugar aún mejor, y todo circula cuando la energía es positiva.

¿Sabías que la situación que te planteamos de los 300 mil pesos encontrados es real? Así es, una de estas cinco historias sorprendentes encontradas por Mercado Pago narra la ocasión cuando un señor con oficio de basurero encontró una bolsa con dicha cantidad de dinero. Sin duda, este monto pudo haber cambiado el rumbo de su vida, sin embargo, él no dudó ni un momento en buscar a su dueño para devolverla.

¿Esta historia te inspira a tener mayoría de B’s en tus respuestas para un test ejemplar el próximo año? Nunca es demasiado tarde para ser mejores personas.

Podría interesarte:

Todo lo que debes saber sobre el origen de la Navidad en México

7 tips para que en tu casa huela a Navidad todo el tiempo

Podría interesarte