Estilo de vida

5 trampas del amor tóxico en las que todos caemos alguna vez

Estilo de vida 5 trampas del amor tóxico en las que todos caemos alguna vez

Identifica si estás en una relación tóxica y debes mejorarla, o si ya no hay remedio y tienes que terminarla.



Los más “afortunados en el amor” pueden llegar a tener una relación en la que parece que todo va perfecto, de esas que parecen una novela o alguna película romántica, y que encajan en las expectativas de una relación "perfecta". Pero el amor ciega, y a veces es difícil enfrentarnos a esa pregunta: ¿realmente es todo aquello que tú buscabas?

 

Nos vemos envueltos en tanta propaganda de un amor celoso, posesivo y hasta violento. Desconfiar de tu pareja no te hace merecedor a ningún premio; y lo vemos tanto en hombres como en mujeres: el prohibirle realizar actividades que disfruta, checar constantemente el celular, amenazar con daños psicológicos o físicos si hace algo que no le parece, o en otros casos victimizarse para conseguir lo que se quiere. Pero pongámonos a pensar, ¿realmente es sano? En ciertas películas o libros —inclusive en publicaciones de Facebook o Twitter— nos dicen que sí, pero los psicólogos dicen que no. Aquí te dejamos algunos consejos para identificar si tu relación es tóxica y cómo puedes mejorarla.

 


post-image



1. No te deja salir

 

Cuando quieres salir a convivir con personas con las que te relacionas y te prohibe dar un paso fuera de la casa, lamentablemente es una gran muestra de inseguridades en tu pareja. Si vas a estar en una relación, debes aprender a elegir a alguien en quien puedas confiar, que sabes que no te va a lastimar ni mentir. Si no puedes confiar en esa persona y sabes con seguridad que saldrá con otra persona para tener otro romance o aventura, en ese caso no tiene caso seguir la relación.


 

post-image



2. Quiere estar contigo todo el tiempo

 

No te deja ningún espacio para actividades que antes te gustaban, tienes que estar siempre pendiente de lo que necesita o quiere, porque de lo contrario pueden crearse problemas y peleas innecesarias. Sin embargo, no debería ser así. Deberías tener tiempo de estar a solas y disfrutar de ti sin nadie más alrededor. Que tu pareja respete ese espacio es realmente importante, ningún exceso es bueno, y obviamente tienes actividades que realizar a solas. Siempre hay tiempo que podrán compartir juntos.

 


post-image



3. Te prohíbe hablar con tus amigos

 

Aunque, en efecto, hay ciertas personas que pueden llegar a coquetearte, muchas veces no es así. Simplemente es una amistad que puedes disfrutar y no implica ningún romance. Esta prohibición puede llegar a ser violencia, pese a que te suene exagerado. Que te prohíban relacionarte con otras personas, significa que están violando tus derechos básicos. Tu pareja no debe exigir que no le hables a otras personas, porque no es dueño de ti. Eres capaz de decidir por ti mismo. Y como mencionábamos antes, si no tiene esa capacidad de confianza, es mejor terminar la relación y buscar a alguien que no te aprisione.

 


post-image



4. Gritarte en lugar de hablar contigo

 

En las peleas es normal que llegues a exaltarte, pero siempre hay un momento en el que sabes que te has pasado de la raya; por ende, pides disculpas y siguen con una conversación para llegar a resolver el problema. No obstante, si tu pareja llega a gritarte sin tregua o insultarte, pídele que busque ayuda psicológica y evítate estar con alguien tan agresivo en tu vida.

 


post-image



5. "Nadie te va a amar como yo lo hago"

 

Mentira. Si te dice esto y hasta lo usa como manipulación para que no te vayas, o te minimiza con bromas que llegan a herirte, aléjate. Debes entender que eres una persona única y vales mucho; sin importar tus defectos e imperfecciones, entiende que eres humano, que no mereces que te traten como un pedazo de caja de cartón. Mereces que te hagan feliz y es tu responsabilidad buscar esa misma alegría en tu vida. Si no es esa persona, hay muchas más en tu ciudad, país, el mundo; te queda mucho tiempo para encontrar a alguien que te ame por quien eres de verdad, que no trate de cambiarte y que te respete como persona. Pero el primer paso para encontrarla es que te ames a ti mismo.


**


Si ya encontraste al yin de tu yang, te recomendamos seguir estos consejos para que tu relación no se vuelva tóxica. Y si ya estás en una relación y sospechas que es momento de terminarla, lee el siguiente artículo que te dirá si tu relación tiene remedio o es momento de emprender el vuelo.




Referencias: