7 cosas que debes saber sobre el sexo de reconciliación
Estilo de vida

7 cosas que debes saber sobre el sexo de reconciliación

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

31 de marzo, 2017

Estilo de vida 7 cosas que debes saber sobre el sexo de reconciliación
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

31 de marzo, 2017




Porque dices te amo, sexo. Porque compras un regalo, sexo. Porque cumplen 4 días de pareja, sexo. 

Cualquier situación es pretexto para tener sexo, incluso las que empiezan con gritos y terminan en lágrimas. Justo ahí existe un encanto, en medio de un torbellino de groserías, arañazos y maldiciones, porque después de hacer daño viene la reconciliación, del apapacho, el "discúlpame, no lo vuelvo a hacer". Mientras, la mano empieza a recorrer la espalda hasta llegar a la parte baja. Acto siguiente, llega el movimiento que iniciará la tregua: un apretón de nalgas.

 sexo de reconciliación

Entonces los enemigos se vuelven amantes, contorsionistas llenos de sudor y sal, máquinas de ronrroneos y gemidos. Qué rico. ¿Por qué? Después de poner todos los problemas sobre la mesa y pelear, el alma está en su momento más puro para entregarse. Al menos eso es lo que te quieren hacer creer, porque el hecho de que el pene entre a la vagina no significa que su interlocutor terminó de hablar. 

En la película "Bitter Moon" (1992) se observa a una pareja que basa su relación en el sexo. Mañana, tarde y noche interactúan sin ropa al grado que ya no tenían comunicación verbal. Obviamente los problemas van aumentando y llega el momento en el que su convivencia se torna violenta.

¿Quieres terminar asesinando a tu chico porque te calla la boca con su gran pene? 

 sexo de reconciliación

Quizá necesitas leer los siguientes puntos sobre lo que hay detrás del sexo de reconciliación.



Pone fin a las peleas, o más bien, las deja inconclusas

 sexo de reconciliación

En medio del silencio, cuando las dos personas agotaron las palabras, una mano traviesa empieza a recorrer el cuerpo del otro. ¿Qué más se puede hacer? Se podrían quedar los siguientes 20 minutos en la misma situación o podrían comenzar a besarse y dejarse llevar al siguiente acto. El problema es que el sexo no marca el fin de la discusión sino una pausa. 

¿Qué hacer? Sí, disfrutarlo, pero no creer que todo terminó.



Las personas se quedan con ganas de hablar

 sexo de reconciliación

Alguna vez un poeta dijo: "Quiero que me calles con un beso". Es una frase tierna en un contexto romántico, pero no en uno conflictivo. El hecho de guardar silencio por la boca está ocupada haciendo otras cosas no significa que el corazón y la mente dejó de estar en conflicto. Si estás a punto de ser partícipe del sexo de reconciliación ten en cuenta que después del acto tienes la obligación de terminar lo que empezaste, es decir, de discutir.



No es una disculpa

 sexo de reconciliación

Muchos hombres piensan (de manera estúpida) que el sexo es un premio. Siguiendo su lógica obtusa, intentarán tener sexo para regalar todo. Pero pregúntate, ¿sólo te mereces un ramo de flores tras una pelea? No. 



Un orgasmo no compensará un error

 sexo de reconciliación

El orgasmo tiene poderes mágicos en el organismo: lo relaja, le quita el estrés y libera endorfinas. En el aspecto físico está bien, ¿pero qué hay con el emocional? 
Un orgasmo no va a solucionar tu vida o problemas. No hará que el tiempo se regresa ni evitará que tu chico realice el acto que tanto te lastimó. Piénsalo.



Es un engaño

 sexo de reconciliación

El sexo por amor es lo mejor, el sexo de renconciliación es un autoengaño. Para comprobarlo sólo basta prestar atención a las primeras palabras que dirá tu chico, tras el sexo: ¿me perdonas?

El buen sexo es tu derecho y debes obtenerlo sin necesidad de una pelea.  De lo contrario será una farsa. 



Te va a doler

 sexo de reconciliación

Por ley, una persona termina sufriendo tras el sexo de reconciliación. Por lo general son aquellos a los que le hicieron el mal. La otra persona sólo obtiene dos cosas: placer y perdón. ¿Tú de qué lado quieres estar?



No es bonito

 sexo de reconciliación

Así de sencillo, el sexo de reconciliación no es bonito porque está lejos de ser genuino. Quizá sea placentero, pero ese placer es efímero como un chasquido o un parpadeo. Después queda un sabor amargo que nada ni nadie podrá contrarrestar. 

**

Es una realidad que todos hemos estado en esta situación. Las primeras veces están bien, dado que nadie es perfecto, pero si se vuelve una costumbre tu vida se podría convertir en un infierno del cual no podrás salir. Con cada sesión de sexo de reconciliación, le harán una herida a tu corazón y es ahí donde inicia la dependencia. 

Si llegaste a esta situación quizá necesitas leer los siguientes artículos: "Señales que indican que debes dejar una relación" y "Deja de mentirte, distingue entre el amor y la dependencia emocional".


Referencias: