Estilo de vida

Por qué viajar es lo mejor que puedes hacer cuando te rompen el corazón

Estilo de vida Por qué viajar es lo mejor que puedes hacer cuando te rompen el corazón

Si algo bueno te pasa, viaja para celebrar; si algo malo te pasa, viaja para olvidar; si nada te pasa, viaja para que algo te pase...

Sí, pensaste que duraría para siempre, que todas las promesas se cumplirían y su cepillo de dientes y el tuyo vivirían hasta el fin de los tiempos juntos en el mismo sitio en el baño, pero algo salió mal. Quizá fue tu culpa, o quizá no, el asunto es que ahora llegó ese momento, después de todo lo que compartieron, de empezar de cero. Al fin y al cabo, según la ciencia, podrías morir de desamor.


post-image


No se trata sólo de empezar de nuevo a tener citas y conocer gente. En realidad el asunto es comenzar de cero, porque después de compartir mucho con alguien, te mimetizas y el nosotros incluso puede llegar a pesar más que el yo que los llevó a estar juntos. Entonces, ¿qué tienes que hacer para curar un corazón roto? Viaja.


post-image


Empaca lo necesario y viaja a cualquier lugar. No necesitas esas películas que te inspiran a emprender una travesía para hacerlo y ya. Realmente el destino es lo de menos, lo importante será reencontrarte en el trayecto. No importa la distancia o si vas en auto o en avión. Ten por seguro que un par de días lejos de todos y de todo te permitirá soltar la historia que se acaba y redescubrirte. ¿Qué podría salir mal si al despertar puedes abrir la puerta y ver el mar o si te pierdes un par de horas caminando en un pueblito lleno de colores y cultura? Pero no lo des todo por solucionado, pues no olvidarás el desamor tan fácil y de forma expedita. Los viajes tampoco son tan milagrosos, pero dándote un respiro en un lugar diferente podrás atesorar los recuerdos de la relación que termina y también rescatar esos detalles que te hacen tan tú.

Tal vez estando lejos recuerdes la que es en realidad tu bebida favorita y que dejaste de tomar porque te volviste fan de lo que tu pareja bebía, o tengas un reencuentro con tu banda favorita y con esa deliciosa comida que evitaste todo el tiempo que estuvieron juntos.


post-image


Estar lejos es tu oportunidad de reconocerte y reinventarte, pues aunque tu corazón tal vez necesite tiempo para sanar, empezarás a enamorarte de nuevo de ti, a sanar tus heridas y a sacar tu mejor versión para cuando quieras volver al juego.

¿Necesitas más razones? Bien dicen por ahí que “si algo bueno te pasa, viaja para celebrar; si algo malo te pasa, viaja para olvidar; si nada te pasa, viaja para que algo te pase”. Nos vemos en tu siguiente destino.


Escrito por Maru Vásquez


***

Viajar no es en todo momento una experiencia placentera. Implica salir de la zona de confort, perderse, vivir peripecias y confrontarse con las limitaciones de todo tipo. Más si viajas en solitario. Para que no cometas los errores de siempre, lee este artículo.


Referencias: