Por qué el éxito profesional arruinará tu vida tarde o temprano
Estilo de vida

Por qué el éxito profesional arruinará tu vida tarde o temprano

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

21 de julio, 2017

Estilo de vida Por qué el éxito profesional arruinará tu vida tarde o temprano
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

21 de julio, 2017


El reloj marca las 7 am y es imperativo iniciar un nuevo día. Con más esfuerzo que voluntad propia, te alistas con velocidad mientras repasas mentalmente cada una de las tareas que ocuparan tu atención durante las próximas horas. Juntas, reuniones y un tiempo récord sentado frente al monitor se ocupan de consumir el resto de tu semana, que sin saber exactamente cómo, se va de tus manos con un mal sabor de boca.


Por fin llega el fin de semana y un solo pensamiento invade tu mente: dejar de lado días ajetreados y cumplir los compromisos que postergaste. Se trata de un pequeño espacio de algo más de 48 horas de relajación, esparcimiento y diversión que puedes dedicar a tus aficiones y placeres, a ver a las personas que la rutina y las obligaciones alejan de ti, a pesar de la distancia casi insalvable que tus actividades laborales han abierto entre ambos.


Por qué el éxito profesional arruinará tu vida tarde o temprano 1


“Elige un trabajo que te guste y nunca tendrás que trabajar”, afirma el dicho popular. Se trata de una oración cargada de optimismo y buenos deseos, pero de ninguna manera responde enteramente a la realidad. En el frenético modo de vida de la actualidad junto con las actividades laborales parece imponerse con una carga ética y de autoridad sobre el resto de las acciones que involucran al único espacio de aparición que tenemos asegurado y que conocemos como "vida".


El trabajo y la realización profesional figuran en el presente como la actividad vital por antonomasia, un valor moral sobre el que se levanta toda una estructura organizacional que hace de la profesión el único espacio de realización válido y universalmente aceptado. Con la misma devoción que cualquier religión exige a sus creyentes un halo de superioridad moral, crea un vínculo con el ideal de "éxito", lo que quiera que esta palabra signifique ahora mismo.


Por qué el éxito profesional arruinará tu vida tarde o temprano 2


Entonces la existencia y el grueso de las acciones diarias se reducen al espectro profesional, como si tal fuera el único espacio de aparición posible. Las aficiones, las pasiones, el ocio, la diversión e incluso las relaciones sociales pasan a segundo término, otorgando un sitio privilegiado al cumplimiento del trabajo en la persecución del éxito y de un futuro mejor que, sin embargo, lucen contradictorios a partir de estos principios.


Sin importar el esfuerzo invertido, las exigencias de un empleo para escalar peldaños en el organigrama definido de cualquier empresa involucran, forzosamente, un uso intensivo de tiempo y esfuerzos que en ocasiones se extienden más allá de los horarios pactados con anterioridad. En la mayoría de las ocasiones, el éxito profesional acarrea un precio absurdo por su consecución y, no obstante, es pagado por la mayoría de individuos que crecen y actúan bajo las premisas anteriores.


Por qué el éxito profesional arruinará tu vida tarde o temprano 3


Es entonces cuando el trabajo se convierte en un lastre, una satisfacción malsana que, por un lado, otorga satisfacciones tan imaginarias como la ‘realización profesional’ –o tan reales como mejores ingresos para vivir holgadamente– y al mismo tiempo, provoca sinsabores con las personas más importantes y con el propio individuo, que carga con la frustración de no poder aprovechar su tiempo ni los recursos monetarios con los que ahora cuenta, porque todo parece rebasado ante la importancia "vital" de la actividad profesional.


Ante esta actitud, cada vez con mayor frecuencia, en la sociedad actual, se formula una pregunta fundamental: ¿vale la pena priorizar en el primer sitio de importancia al trabajo ante el resto de los aspectos de la vida?


Por qué el éxito profesional arruinará tu vida tarde o temprano 4

 

A pesar de que en una sociedad libre la respuesta depende enteramente de cada persona y su entorno, la realidad indica que no sólo es necesario establecer un equilibrio, sino relegar al trabajo y la profesión a un segundo término, por debajo de las relaciones de pareja, con amigos y los momentos familiares. Si bien la definición contemporánea de éxito parece responder más a la imagen de un workaholic que a la de una persona plena en todo sentido, que toma el trabajo como lo que realmente es, hace falta pensarse dos veces si encaminarse a un derrotero laboral sin vuelta atrás, conduce hacia un punto tan visible y satisfactorio como lo es disfrutar de las aficiones, pasiones y sobre todo, el tiempo con las personas más valiosas



Referencias: