Fotografía

21 sencillas reglas que debes cumplir para ser un fotógrafo profesional

Fotografía 21 sencillas reglas que debes cumplir para ser un fotógrafo profesional



La cámara fotográfica se creó porque el ser humano tuvo la necesidad de algo perdurable, que rompiera con la finitud de su naturaleza; algo que sobreviviera a su muerte. Se dijo que la fotografía despoja el alma del cuerpo y la guarda en un papel, para que con el paso de los años la persona que fue retratada siguiera existiendo en una realidad tangible aunque su materia hubiera perecido tiempo atrás. 

Parece sencillo sujetar una cámara, enfocar a un objeto o persona y realizar el acto mágico que llevará al sujeto a ser inmortal. Como todo rito sagrado, tomar fotografías debe cumplir con cierta lógica estética, si no, dicho arte se perderá en lo común, sin retratar algún sentimiento o momento que valga la pena contar en años futuros.

pentax


Sabiendo lo especial que debe ser este momento, el fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson desarrolló la teoría del "instante decisivo" y lo sustenta con la siguiente idea: "La fotografía es, para mí, el impulso espontáneo de una atención visual perpetua que atrapa el instante y su eternidad".

Entonces, la gran propuesta de Cartier-Bresson es capturar una escena en su momento único, cuando adquiere su máximo sentido expresivo gracias a la combinación perfecta del tema, el tiempo y la composición. Si se juntan estos tres elementos en un acto que nunca volverá a repetirse, se tiene el "instante decisivo" que vale la pena ser capturado para que sobreviva cientos de años más.


  Ensueño

Tú, como fotógrafo experimentado o aprendiz, debes buscar siempre ese único instante mágico que valdrá la pena recordar por siempre, complementándolo con estas sencillas reglas para convertir una foto ordinaria en una extraordinaria.


-
Acércate más al sujeto

Closeup


Fue el famoso fotoperiodista Robert Capa quien una vez dijo: "Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas, es porque no estás los suficientemente cerca". Él se refería a que debes de acortar la distancia entre tú y la acción. Con un par de pasos puedes llenar el marco con el sujeto y las fotos tendrán menos espacio desperdiciado. Recuerda que entre más cerca se encuentre la persona a fotografiar, mejor se verán sus expresiones faciales.


-
Practica todos los días

takevintage

La mejor manera de perfeccionar tus habilidades es practicando. Dispara tanto como sea posible, no te limites en nada. Aprovecha que ahora las cámaras son digitales y no hay remordimiento de desperdiciar una fotografía. A medida que tus habilidades y técnicas mejoren, tu capacidad para contar historias también lo hará. No te preocupes mucho por la construcción de la foto, con el tiempo tu estilo surgirá, y ahora sí, tendrás que emplear toda tu creatividad en las tomas. Si quieres inspirarte en la fotografía espontánea, conoce el trabajo de Leah Robertson.


-
F/4, la mejor apertura

F:4

Si trabajas con retratos y mucho movimiento, un lente de largo alcance (200mm - 400mm) y la apertura F/4 es capaz de separar el sujeto del fondo equilibrando todos los parámetros para sacar una buena fotografía. Si trabajas con paisajes, la lógica es diferente. Entre más cerrado tengas el diafragma, deberás dejar más tiempo expuesto el sensor de la cámara, lo que permitirá que la luz alcance a recorrer más el entorno y capture hasta el más mínimo detalle del cuadro.


-
Pide permiso

pide-permiso

Si te gusta el retrato o estás practicando este apartado fotográfico, debes pedir permiso a quienes vas a fotografiar, en especial si te encuentras retratando personas de otras culturas o que no conozcas.  Andrea Francolini es un reconocido fotógrafo deportivo que inició el proyecto llamado "My First School", donde retrata la vida del norte de Pakistán, en especial la vida escolar de primaria. Para él, pedir permiso es muy importante para lograr su trabajo. Aquí puedes ver sus fotos.


-
Siempre revisa de dónde viene la luz

Ubica la luz del sol  / ser fotógrafo profesional

Antes de levantar la cámara y enfocar, tienes que observar de dónde está llegando la luz para así sacarle una mayor ventaja. Ya sea luz natural o una fuente artificial, un fotógrafo tiene que preguntarse de manera automática lo siguiente: ¿Cómo puedo utilizar la luz para hacer mejor esta foto? ¿De qué manera la luz interactúa con la escena y el sujeto? ¿Estoy poniendo de relieve un área o proyección de sombras interesantes? Si tomas en cuenta todas estas cosas, convertirás una foto ordinaria en una extraordinaria.


-
No tengas miedo de utilizar el flash de día

Flash / ser fotógrafo profesional

Se dice mucho sobre el flash. Algunos fotógrafos tratan de evitarlo a todo costa, aunque si es bien usado, te ayudará en las escenas más complicadas. Si se trata de un día muy luminoso y estás tomando fotografías en exterior, algunas veces el sol puede estar haciendo sombras muy duras sobre el objeto con el que se trabaja. En ese momento enciende el flash para darle una luz adicional al sujeto y rellenar esas sombras feas a causa de la luz solar.


-
Mantente alerta del ISO

ISO

Si quieres ser un fotógrafo profesional tienes que tener en cuenta a qué hora del día estás disparando. Si estás trabajando al aire libre y a mitad del día, es de ley utilizar el ISO más bajo, entre 100 y 200 está bien. Si tomas fotografías por la noche sin usar trípode tendrás que manejar un número mayor a 1600, corriendo el riesgo de tener ruido en la foto. Lo recomendado para un objeto medianamente iluminado es un ISO entre 800 y 1600. 

Tip: Si quieres capturar un objeto con mucho movimiento tienes que compensar una alta velocidad de obturación con un ISO alto. Del mismo modo, si estás usando una velocidad de obturación lenta para capturar la falta de definición o crear un efecto difuminado, necesitas compensar con ISO bajo.


-
Busca la inspiración en libros de fotografía

photobook

Tener el equipo fotográfico más caro no significa que sacarás las mejores fotos. La buenas fotografías llegan después de haber sacado miles de malas fotografías y para ir encaminándote por el correcto camino, siempre tienes que estar en contacto con otros fotógrafos. Trata de comprar libros especializados, no hay mejor fuente de inspiración que los grandes maestros que ya han publicado uno o dos ejemplares de su obra. Por cierto, ¿conoces a Sebastiao Salgado


-
Lee el manual de tu cámara

Manual

La mejor manera de saber qué hacer con tu cámara es leyendo su manual. Mucha gente se salta este importante paso en su viaje fotográfico y pasa la vida perdiéndose de características trascendentes que le pueden ayudar en hacer la diferencia con otros fotógrafos. No seas parte del montón.


-
Tómate el tiempo para pensar tus fotos

Piensa tus fotos / ser fotógrafo profesional

Toma tu tiempo y piensa acerca de lo que está pasando a través del visor antes de disparar. ¿Cómo vas a componer la escena? ¿Sería mejor dar un paso hacia adelante? ¿Cuánto tiempo vas a dejar abierto expuesto el sensor? La velocidad de un fotógrafo sólo nace después de haberse tomado una infinidad de tiempo pensando en la fotografía que quiere sacar. Revisa el trabajo de Peter Wallace y descubre la importancia de tomarte el tiempo justo para fotografiar. 


-
Deja de ver las imágenes justo después de tomarlas

Ver fotos  /  ser fotógrafo profesional

Uno de los peores hábitos que tiene lo fotógrafos digitales es tomar una fotografía e inmediatamente después ver cómo salió en la pantalla posterior. Cuando se hace esto, el fotógrafo está despegando la vista de la acción y puede perderse el momento más mágico de toda la sesión de fotos. La ventaja de las cámaras digitales es que puedes manipular las miles de fotos que tomaste en el momento que quieras. No parezcas novato viendo la pantalla, tu ojo siempre debe estar detrás del visor.


-
Sal del lugar común de iluminación

Iluminación  /  ser fotógrafo profesional

Nunca dispares con el sol directamente detrás de ti. Se crea una luz aburrida y plana sobre el objeto que se está fotografiando. Si tomas la foto con la fuente de luz a un lado o detrás del sujeto, podrás crear una foto más interesante. 


-
Marcas de agua

Marcas de agua /  ser fotógrafo profesional

Tal vez este punto no afecta directamente la forma en que tomas las fotos, pero sí en su aspecto. Cuando se trata de marcas de agua, entre más pequeñas sean, es mejor. Si puedes evitar usarlas, hazlo. A menos que sea un trabajo profesional que involucre un gran pago, sería recomendado hacerlo, pero en realidad, una marca de agua no va a evitar que se roben la foto en Internet, y al contrario, la atención del espectador se va a centrar en un pequeño detalle sin mucho chiste.


-
Hazte presente en las fotos

Estar presente el las fotos  /  ser fotógrafo profesional

La mejor manera de darle vida a las fotografías que tomas es interactuando con la persona a la que estás retratando. Baja un poco la cámara y platica con la persona, así tal vez provoques una sonrisa genuina y puedas darle un giro más natural a tu composición. 


-
Velocidad de obturación

Velocidad de obturación /  ser fotógrafo profesional

Ser consciente de la velocidad de obturación significa la diferencia entre tomar una foto borrosa o congelar un momento. Para capturar una acción rápida, elige una velocidad por arriba de 1/500. Si lo que quieres es capturar el movimiento de las luces de los autos, por ejemplo, tendrás invertir la velocidad del obturador a una exposición larga. Prueba primero con un segundo, después con diez y de ahí sigue hacia adelante.


-
Baterias extras y cargadas

flickr-cameras

Esto parece obvio y sencillo, pero a casi todos los fotógrafos les ha pasado que en el momento más crucial de su día, se encuentran con las baterías descargadas. El truco es poner la batería en el cargador tan pronto como llegues a casa después de una sesión de fotos. Si tienes la oportunidad, compra una o dos baterías extras, porque no sabes en qué momento una sesión se puede extender por horas.


-
Longitud focal

Longitud-focal

En este apartado hay dos caminos. El primero es que te acostumbres a usar dos lentes de distancia focal fija, uno de 28mm y el otro de 35mm. Así te obligarás a trabajar con lo que tienes y no te harás perezoso al moverte por el campo. La otro opción es tener un lente de ojo de pescado con distancias focales de 20mm para abajo, un lente intermedio de 35mm y un teleobjetivo a partir de 135mm. Tendrás más flexibilidad al tomar tus fotos, pero te malacostumbrarás a un equipo completo y cuando te falte alguno, sufrirás como si estuvieras en el infierno.


-
Sé parte de una comunidad fotográfica

manyphotographers

No sólo tendrás la oportunidad de publicar y compartir tus fotos con el resto del mundo, sino que serás parte de un grupo atractivo que ofrece información sobre la vida del fotógrafo profesional. Aquí aprenderás cosas nuevas que te ayudarán en mejorar tu técnica, y lo mejor de todo, harás nuevos amigos fotógrafos.


-
Ten una cámara contigo todo el tiempo

Cámara siempre a la mano /  ser fotógrafo profesional

No puedes tomar grandes fotos si no tienes la cámara a la mano, ¿verdad? No es necesario que cargues siempre con una DSLR o algún otro equipo semiprofesional. Si es necesario, la cámara de un teléfono podrá capturar esos momentos espontáneos y únicos que ofrece la vida.


-
Juega con las perspectivas

perspectivas /  ser fotógrafo profesional

Las fotografías son más atractivas cuando se cambia la perspectiva común de un fotógrafo de pie. Prueba agachándote, recostándote en el piso, buscando lugares altos para hacer tomas contrapicadas. Mira cómo cambiar el punto de vista puede cambiar el lenguaje visual y la dinámica de las fotografías. 


-
Rompe las reglas

atrevete / ser fotógrafo profesional

Con tantos fotógrafos en el mundo, se puede decir que ya todo está capturado a través de un lente. Para combatir este verdadero problema, si quieres ser un profesional tienes que romper con todas las reglas con las que has vivido hasta el momento. Atrévete a todo.


-
Si quieres superarte aún más, debes de conocer la guía del buen fotógrafo según Lubezki.


***
Te puede interesar:

Las tres reglas de oro para ser un buen fotógrafo

El fotógrafo que demostró que sólo necesitas 72 horas para conocer una ciudad






Referencias: