Anke Nunheim, en la nada del mundo

Anke Nunheim, en la nada del mundo

Por: Luz Espinosa -

 Sea para designar la realidad más allá del mundo de las experiencias, ya sean materiales o mentales, la filosofía utiliza el concepto de “la nada” para referirse a la ausencia de "cosas" o "formas". Pero la raíz etimológica de «nada»: res nata, es contradictoria del significado actual, pues significa: cosa nacida. 

Namib


El filósofo alemán Hegel, tras estudiar el concepto de la nada o inexistencia, sostuvo que la nada es una cosa, al poder ser comparada con “cosificada”, pues el concepto posee cualidades lógicas que se ajustan al término.

En África, existe un ecosistema que se extiende a lo largo de la costa de Namibia, entre el río Orange, que marca la frontera con la República de Sudáfrica, al sur, y el río Kunene, que marca la frontera con Angola, al norte. Allí se encuentra el desierto del Namib, rodeado por llanuras interminables, arena y el mar que se encuentra en un entorno hostil. Y que ha sido considerado: el lugar donde nada existe.

DesiertoNamib
Con esta traducción, el Namib está lleno de vida gracias a diversos factores que favorecen la existencia de la misma, como la estrechez del desierto, condición que permite la incursión desde zonas donde hay herbazales de los animales de gran tamaño, y la presencia de cañones y valles, que aunque en el sur no atraviesan las dunas, dan lugar a charcas y pozas donde se puede encontrar agua.

En este desierto la soledad, el silencio y la inmensidad nacen de esas dunas de cambiante color, emociones que siguen teniendo un efecto cuando ya se siente el suelo bajo sus pies otra vez. La fotógrafa alemana Anke Nunheim tuvo la oportunidad de capturar esta accidentada belleza a través de un proyecto de fotografía aérea a través de Namibia.

desierto Namib


El Namib es considerado el desierto más viejo del mundo y se tiene constancia de que ya existía durante la Era Terciaria, hace 65 millones de años, época en que se extinguieron los dinosaurios. La UNESCO declaró al Namib como Patrimonio de la Humanidad en 2013.

A través de sus fotografías, se observa cómo las innumerables dunas cambian de color intenso dependiendo del sol y la humedad que habita el lugar. El trabajo fotográfico de Anke Nunheim trata sobre la belleza y la rareza del mundo.

https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/desiertox.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/desiertos-en-africa.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/dunas.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/dunas-en-el-desierto.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/Namib-duns.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/Namib_.jpg


 

 

Referencias: