INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Inquietantes imágenes que capturan la belleza de la fotografía post mortem

21 de noviembre de 2017

Cultura Colectiva

Texto escrito por Federico Alegría


En nuestra cultura latinoamericana rendir tributo a las personas que nos han abandonado es normal; y es oportuno que en esta ocasión hagamos mención a un tema de la fotografía que hoy se considera inquietante en algunas páginas de Internet. Estamos hablando, por supuesto, de la fotografía post mortem, también conocida como memento mori, un género victoriano que fue muy popular durante el siglo XIX y a principios aún del siglo XX. La fotografía post mortem sucedía cuando se tomaban retratos a los seres queridos que habían fallecido recientemente. Ésta no tiene nada que ver con fotografiar la violencia, el crimen o la guerra. Hacer algo como esto hoy es inimaginable —al menos para la gran mayoría de las culturas, si ves este video te recomendamos discreción—. Hoy, la fotografía post mortem se centra más en aplicaciones científicas y criminológicas lejos de ser un valioso recuerdo familiar.


Los retratos hechos en pintura eran un lujo, y con la invención del daguerrotipo en 1839, estos se hicieron más accesibles para las masas, aunque eran todavía costosas, pues las personas rara vez tenían los recursos para acceder a un retrato de ellos o de sus parientes cercanos, así que los retratos familiares continuaban siendo escasos.


¿Cómo nació este género de la fotografía?



Durante el siglo XIX, la muerte fue vista como parte de la vida cotidiana, ya que sucedía de manera más o menos común, pues los avances de la medicina eran aún escasos. En este tiempo era común que la muerte ocurriera en casa, y no en hospitales o clínicas como pasa hoy. Gracias al hecho de que las imágenes de familiares y seres queridos eran escasas, las personas tendían a pensar que la fotografía de un pariente o ser querido ya fallecido era preferible a no tener una de ellos en absoluto.


¿Qué tan importante fueron este tipo de fotografías para las familias?


Estas fotografías fueron encargadas por parientes y familias en duelo, y, de alguna manera, ayudaron a las personas a sobrellevar el dolor de la pérdida de un ser querido; se trataban de un recuerdo vívido del difunto, y las fotos se convirtieron en posesiones muy preciadas para las familias que podían permitirse contratar a un fotógrafo para una tarea tan compleja. Muchas veces las imágenes se imprimían en distintos formatos, incluidas las pequeñas impresiones de los fallecidos, las cuales solían llevarse dentro de medallones para que los familiares pudieran mantenerlos cerca de ellos en todo momento.


¿Quiénes eran los famosos "angelitos"?


Los niños fueron un tema constante dentro de la fotografía post mortem; por desgracia, los niños sufrían durante esta época de una alta tasa de mortalidad, y fueron retratados de una manera muy angelical. A menudo, eran colocados dentro de pequeñas cunas con flores y juguetes, y se les llamó "Angelitos" en América Latina —Graciela Iturbide nos cuenta un poco de esto en este video—. Como este género fotográfico fue muy popular, cada artista desarrolló su estilo; algunos preferían algo diferente al bebé en la cuna, y optaban por imágenes más tiernas, como una madre sosteniendo de manera tierna a su bebé fallecido que aparentaba estar dormido.


¿Cómo lograron maniobrar el cuerpo rígido?



Esta es, quizás, una de las cosas más curiosas de esta práctica, ya que los fotógrafos no eran sólo fotógrafos, sino manipuladores de cadáveres. Cuando alguien moría, era muy probable que la familia nunca hubiera retratado a la persona fallecida, por lo que llamaban a un fotógrafo —a veces cuando los parientes enfermos estaban en agonía o en sus últimos momentos de vida— para tomar la única imagen. La velocidad del transporte en esa época a diferencia a la de hoy no tiene comparación, los artistas viajaban durante diversos días para llegar a sus destinos. Mientras tanto, se producía en el cuerpo el famoso rigor mortis, que suponía una gran complicación para los fotógrafos; es por ello que tenían que lidiar con cuerpos rígidos al usar métodos muy arcaicos, como cinturones, poleas y palancas. Se puede ver en muchas de estas fotografías post mortem cómo se usaron estos métodos; algunos lograron a través de la ropa y los muebles hacer que su apariencia fuera menos evidente, casi invisible.


Muchas familias preferían fotografiar a sus seres queridos fallecidos como si estuvieran dormidos, mientras que otros querían obtener una sensación más "viva". Los fotógrafos lograron esto mediante el uso de ojos de vidrio y otros trucos que han quedado en el olvido.


¿En realidad esta práctica era un negocio?



Sí, era una fuente de ingresos común para diversos artistas; los primeros fotógrafos de la época no sólo tenían que viajar largas distancias y ser buenos capturando y revelando sus imágenes, también debían ser hábiles al manipular los cuerpos rígidos de los sujetos.


Un poco sobre el estilo


Algunas imágenes eran muy tradicionales con una apariencia victoriana y etérea, y hoy algunas pueden parecernos espeluznantes —como esta colección muy generosa de imágenes que se dice son post mortem; se cree que la de Lewis Carroll se coló—; se puede apreciar la totalidad del estilo de fotografía que se practicaba durante la movida post mortem.



¿Por qué desapareció esta práctica?



La muerte dentro de los espacios domésticos era común, pero con la evolución de la medicina los seres humanos construyeron una barrera cada vez más distante entre la vida y la muerte; por lo que la fotografía post mortem se volvió rara e impopular. Esta práctica parece por completo extraña e innecesaria hoy, sobre todo con la posibilidad que tenemos de capturar una imagen en cualquier momento.


Este artículo pretende ofrecer una razón para meditar sobre el estado de la fotografía en la actualidad. Algunas de estas imágenes eran las únicas vívidas que las familias tenían de sus seres queridos. Los recuerdos se desvanecen con el tiempo, y durante 200 años la fotografía ha sido la manera más efectiva de mantener vivos los recuerdos.


**


La ciencia ha avanzado mucho con el transcurso de las décadas, por eso, ¿usarías el semen de un muerto para crear vida? Te compartimos todo lo que tienes que saber sobre el esperma post mortem.


**


Federico Alegría

+50374683470

http://www.federicoalegria.com

http://www.saatchiart.com/federicoalegria

TAGS: Datos curiosos serie fotográfica
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

9 'A Christmas Carol' Adaptations That Will Bring Back Your Ghosts Of Christmas Past 10 tatuajes estilo sketch que vas a querer tener en la piel Emborracharte con tu pareja podría ser el secreto de una relación larga, según la ciencia Runner's face: La teoría que explica por qué correr te hace lucir más viejo Por qué tienes que ir a Madresal Chiapas antes de morir Kataplum: el nuevo parque de diversiones de la CDMX que vas a morir por conocer

  TE RECOMENDAMOS