Cómo convertir el porno en arte según 17 fotografías de erotismo masculino

Sábado, 17 de febrero de 2018 14:29

|Carolina Romero
fotografias de pacifico silano

Esto no es porno, es arte.



«Mamá, no estoy viendo porno, es arte», podrás decirle a tu madre si se asoma a tu teléfono después de abrir este link. No estarás mintiendo. Lo que verás no es pornografía —lamento decepcionarte—, sino piezas artísticas sobre la homosexualidad.


Todas ellas pertenecen a Pacifico Silano, un fotógrafo de Brooklyn, Nueva York. Memoria, historia, sentimientos e identidad se conjugan en ellas. Sí, existe un carácter erótico, pero son convertidas en algo mucho más sublime.


En las 17 imágenes siguientes se concentra la estética de la cultura gay de la década de 1970, tal como lo cuenta el artista: «me conectó de una manera que no esperaba. Sí, es sexy. Es increíble y emocionante y, de alguna manera, es un momento realmente genial en la historia cultural, pero también es realmente triste y devastador porque todo el mundo sería totalmente destruido por el SIDA poco después».


fotografias de pacifico silano 1


Esta serie es, pues, la de la estética del deseo. Un lenguaje propio inspirado en esa década, justo antes del advenimiento del VIH. Para el fotógrafo es un momento complicado: se trata de la convergencia entre la liberación total y el duelo de la devastación que implica la muerte. El sexo deja de ser sólo placer. Implica mucho más.


fotografias de pacifico silano 2


Hay que comprender que, cuando el artista era pequeño, sus padres tenían una tienda porno. Así se explica cómo estas imágenes parecen tan distintas a las que estamos acostumbrados a ver; esta es una mirada natural, no forzada. Son hombres amando a otros hombres en una época donde todo renacía y se quebraba al mismo tiempo.


fotografias de pacifico silano 3


Usando revistas como Blueboy, Torso o Honcho, el autor elabora collages donde juega con los colores y el tiempo: «uso muchas revistas pornográficas, simplemente porque es una representación realmente fácil. En realidad, no debería decir que es fácil, en realidad no es una representación muy complicada, sino una disponible», cuenta el artista.


fotografias de pacifico silano 4


Al respecto, explica, «cuando comencé este proyecto fue básicamente cuando dejé de fotografiar personas reales. Se trató de ensamblar estos collages y fotografiarlos: fotografías de fotografías». Es decir, son imágenes hechas de imágenes. Silano lo tiene claro: no se trata de exponer cuerpos desnudos de hombres con un fin exclusivamente erótico, sino el ejercicio de cómo una fotografía puede resignificarse a lo largo del tiempo.


fotografias de pacifico silano 5


-

¿Cómo convertir el porno en arte?


Según sus propias palabras, es un ejercicio de «recontextualizar, hacer algo nuevo a partir de algo antiguo». Es decir, tomar pedazos de la realidad en sentido físico y también metafórico. Insistimos, en ninguna de las fotografías reina lo explícito; no hay miembros erectos o penetraciones. No se dice más de lo que la imaginación no podría concluir por ella misma.


fotografias de pacifico silano 6


Sus obsesiones personales se decantaron en su profesión. No es una actividad que haga de manera separada a su vida; «siempre descubro cosas nuevas, nuevas imágenes, incluso después de pensar que había recogido todo lo posible de una revista antigua específica». Además, el papel arrugado, roto, perforado que él expone también habla del consumo de la imagen.


fotografias de pacifico silano 7


Pacifico Silano ha expuesto su obra en sitios como el Museo del Bronx; Context Art Fair, Miami; Oude Kerk, Amsterdam y ClampArt, Nueva York y ha sido acreedor a decenas de premios internacionales. Conoce más de su trabajo aquí.


fotografias de pacifico silano 8


-

Amor, sexo, violencia; todo ello condensado en estas instantáneas. La intimidad y el placer están en el mismo juego. Pero al mismo tiempo, el tabú, lo prohibido y lo "anormal" también se impregna en ellas. Al final, son registros históricos de una época que lo cambió todo y que gritó fuerte el derecho universal por amar y ser amado, sin importar el sexo al que se pertenece.


Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista
  COMENTARIOS