INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cómo es crecer en las calles de Cuba en 15 fotografías de Raquel Chicheri

31 de mayo de 2018

Alejandro I. López

La mayor parte del tiempo, la vida en Cuba aparece caracterizada en los medios como una combinación entre pobreza y misterio, un lugar que a decir de distintos críticos, se quedó atascado décadas atrás, perdido en una realidad que no va más.



De un lado a otro de la calle, decenas de niños salen a jugar cuando cae la tarde y el rayo del sol da una pequeña tregua. Pasan su tiempo libre corriendo entre charcos, sentados en una banqueta destrozada por el paso del tiempo, en áreas infantiles oxidadas o persiguiendo un balón de fútbol cuyas costuras parecen no aguantar un día más.


A sus espaldas, los edificios de la capital cubana evidencian los estragos del paso del tiempo y la falta de mantenimiento. Es una de las caras más visibles del archipiélago caribeño, carta de presentación tanto para sus críticos más feroces —que no dudan en poner de manifiesto el mobiliario urbano como el ejemplo más visible de que la ciudad se cae a pedazos— como sus defensores, que afirman que entre sus viejas calles —víctimas de un inmisericorde bloqueo económico— se respira dignidad y orgullo latinoamericano.






Las fotografías de Raquel Chicheri sobre los niños en las calles de Cuba no dejan espacio para la duda. La fotoperiodista de origen español captó los momentos de ocio de distintos niños en la capital cubana y a decir de sus imágenes, no parecen diferenciarse de los de cualquier otra latitud.


La mayoría de los protagonistas de las fotografías lucen sonrientes, ocupados en la actividad infantil por derecho y obligación, el juego; sin embargo, es muy probable que durante su vida en la isla, estos niños nunca tengan una consola de videojuegos o un smartphone de última generación. Tampoco podrán viajar a Disneyland en sus quince años u otra ocasión especial, ni levantarse de la cama en Navidad y encontrar un árbol repleto de regalos para ellos. Esto lleva forzosamente a la pregunta que rodea la polémica sobre la infancia en Cuba:


¿Qué necesita un niño para ser feliz?






La mayor parte del tiempo, la vida en Cuba aparece caracterizada en los medios como una combinación entre pobreza y misterio, un lugar que a decir de distintos críticos, se quedó atascado décadas atrás, perdido en una realidad que no va más.


Para los más objetivos, tomar partido y hacerse de una opinión crítica sobre el devenir de la isla a partir de la década de los 60 resulta complicado, aún basándose en las voces que hablan —a favor y en contra— con conocimiento de causa desde el interior de la isla, pues la realidad es un tanto más compleja que ofrecer un juicio ramplón sobre la calidad de vida en un país cuya historia contemporánea ha marchado en dirección opuesta a los cánones establecidos en Occidente, donde se ha formado cada una de nuestras concepciones de todo lo que creemos adecuado.





¿Es necesario sentir lástima por la infancia cubana, cuando instituciones internacionales los ubican como vanguardia en América Latina cuando se trata de educación y salud?


La discusión sobre las libertades individuales, la austeridad material, el fracaso de la Revolución Cubana para generar una estructura democrática que no necesite de la censura de un régimen es válida, pero si existe un triunfo incontestable fruto de los gobiernos cubanos emanados de la Revolución, es la calidad de vida de la infancia en Cuba. Según datos del Unicef, de los 2 millones de niños que tiene el país caribeño, el 99.1 % acude a la educación primaria, mientras el 99.9 % de los nacimientos ocurre en instituciones de salud asistido por personal calificado.





¿En qué radica la felicidad de una persona sino en su capacidad de desarrollarse plenamente?


-

Conoce más sobre la fotografía de Raquel Chicheri en su sitio web oficial.



*

Ahora lee:


Lo deprimente que es cumplir XV años en Cuba en 8 fotografías

¿Cómo era Cuba antes de Castro?


TAGS: Siglo xx América latina fotografía documental
REFERENCIAS: Raquel Chicheri

Alejandro I. López


Editor de Cultura

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Günter Grass, no sólo escribió "El tambor de hojalata", estas son otras de sus obras The Coolest Street Markets In NYC You Should Hit Up This Weekend Te explicamos la diferencia entre blush, bronzer e iluminador 5 Skills You Need To Develop To Become A Successful Blogger Imágenes inéditas de la grabación del último disco de los Arctic Monkeys Dark Truths Hiding Behind The American Dream: The Photo League’s Radical Photography

  TE RECOMENDAMOS