INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

16 fotografías de Omar Martínez Noyola sobre cómo es un concurso de belleza dentro de la cárcel en México

11 de agosto de 2018

Diana Garrido

Estas fotos demuestran que estar en prisión es duro, pero este certamen de belleza es un pequeño respiro para todas las reclusas.


Detrás de una vieja y oxidada reja se forman cerca de 20 mujeres. Todas van vestidas de negro, con maquillaje especial, peinado de salón y tacones. Esperan su turno para salir y caminar a lo largo de una tarima de madera que se encuentra en medio de un patio que resguardan policías. Otras mujeres, —cerca de 430— se hallan sentadas a lo largo de dicho espacio y esperan con ansias ver desfilar a las mujeres, que se presume, son las más guapas de la penitenciaría de La Mesa, en Tijuana.




Es un día más en prisión, pero no uno cualquiera, pues se trata de una celebración masiva, probablemente la más ostentosa dentro de aquel penal: un concurso de belleza que no escatima en nada. No hay maquillaje amateur, tampoco prendas sencillas y mucho menos una actitud humilde. Hay glamour, autoestimas elevadas y mucha felicidad.




Estas mujeres han entrado a la cárcel por diversos motivos. La mayoría por delitos contra la salud, es decir, por poseer o transportar drogas, pero no todas son de Tijuana, sino que se hallaban ahí cuando sus delitos salieron a la luz. Pero ese día, cuando tiene lugar el certamen de belleza, todo se olvida, no hay delitos ni caras largas. Las elegidas hacen gala de sus mejores atuendos y las más experimentadas en make up se encargan de arreglarlas y peinarlas para el desfile.




El fotógrafo Omar Martínez Loyola se encargó de captar este singular evento a través de su lente en fotografías donde no hay un sólo rostro triste, sino sonrisas genuinas, emoción y claro, mucho brillo.


«Volver a ser yo, es como volver a la vida»

—"Evelyn", reclusa.




Martínez Loyola fotografió las diversas actividades que se dieron en aquel lugar, por ejemplo, un baile coreografiado, un desfile en trajes típicos y en atuendos de noche. En todas ellas trató de mostrar simetría, misma que por sí sola se asomaba gracias a la sonrisa de cada una de ellas. Porque, como bien menciona, no hay manera de que el encierro les robe ese halo de esperanza que resplandece a su alrededor.




Para el fotógrafo es importante mostrar el rostro de la feminidad dentro de prisión. Ellas no sólo lo demuestran con maquillaje y atuendos que las hacen resaltar de las demás reclusas, sino que se rebelan en contra de todo aquello que les impone la vida en prisión, como la tristeza y la desesperación cambiándolo de manera positiva y aunque es una competencia en la que sólo participan las mujeres de entre 19 y 26 años, todas se sienten parte del show pues en el público opinan, se ríen, se conmueven y festejan la particularidad.




Estas mujeres suelen mostrar su mejor perfil, pero también el lado más romántico de su estancia en prisión y se convierten, inminentemente en parte de un ritual poco común, pero de gran valor cultural y personal. Las reclusas que no participan como tal, son también retratadas por Martínez quien encontró unión entre las reclusas. Por ello, este tipo de actividades podrían ser criticadas por muchas personas que piensan que se trata de algo banal cuando en realidad es una forma festiva de conmemorar la unión y de hacer un poco más llevadero el proceso de estar en prisión.


**


Conoce más del trabajo de Omar Martínez Noyola en este reportaje.




**

Te puede interesar:


14 fotografías de Oliver Wainwright de un viaje en el metro de Pyongyang, Corea del Norte


8 fotografías de Alessio Mamo de lo que sueñan los niños que mueren de hambre en la India


TAGS: Fotoperiodismo fotografía documental fotografía femenina
REFERENCIAS: Kaja Negra

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 términos que todo amante de las letras debe conocer para no parecer un novato Glifosato, la sustancia nociva que fue hallada en tortillas mexicanas Fernando del Paso: el genio que llevó a la Emperatriz Carlota a la locura Por qué en el Renacimiento creían que ser virgen era una enfermedad El 42: La nueva técnica de sexo oral para sentir máximo placer 10 cosas que debes recordar en tus 20s porque todavía falta mucho por vivir

  TE RECOMENDAMOS