Consejos para tomar fotografías con una cámara vintage

Viernes, 12 de enero de 2018 12:58

|Eduardo Limón

Dile adiós a tu cámara de celular o a tu dispositivo digital; eso y una máquina análoga te harán más creativo. Aquí algunos pasos para lograrlo.



El offline es un lujo. Lo no-digital es una nueva manera de mostrar lo exclusivo y único. Hace unos cuantos años, cuando la idea de tener una nube con capacidades descomunales lo revolucionaba todo, creímos que jamás volveríamos a almacenar absolutamente nada si no era en bits. Lo mismo sucedió con las aplicaciones. Nuestras vidas estaban, supuestamente, destinadas a no volver a ser las mismas tras la aparición de herramientas electrónicas que nos resolvieran la existencia. Con mayor énfasis cuando a fotografía nos referimos. Después de Instagram y Flickr, ¿se supone que teníamos razones para hacer fotografía análoga de nuevo?



Probablemente no. Pero allí están las cámaras instantáneas y su actual auge. Hay quienes aseguran que la fotografía digital tiene mucho más que dar frente a las viejas máquinas de la imagen, que la foto “vintage” nunca podrá igualar las posibilidades que hoy nos da la tecnología; sin embargo, los hechos han demostrado que nuestra necesidad por un back to basics es capaz de cambiar el rumbo de las tendencias, los intereses, las estéticas y las innovaciones, sin tener que mantenernos en lo on line. Especialmente cuando esos medios y recursos “arcaicos” se han encarecido para devenir ostentaciones del mundo contemporáneo.


Es por ello que, en una suerte de práctica nostálgica y llena de re-descubrimientos, la fotografía análoga se convierte en un ejercicio urgente de nuevos juegos, de nuevos experimentos y nuevas visiones. Para volver a ellas, entonces, necesitamos recordar que…


-

Necesitamos fotografiar, fotografiar y fotografiar


Cuando hemos elegido una cámara análoga como acompañante de perspectivas, la sugerencia primordial es empezar con una réflex de único objetivo y no detenernos al sacar fotos. Jugar. Descubrir. Una máquina de 35 mm, con un espejo y prisma que permitan ver exactamente qué es lo que se va a fotografiar es lo mejor en este empresa. Busca una Canon AE-1, alguna Nikon serie FM o una Pentax K1000; éstas son tus mejores opciones para no tener miedo a disparar.



-

Todo debe partir de lo “manual”


Los programas automáticos son tentadores, sencillos, auxiliares; sin embargo, no te darán el aprendizaje que necesitas en esta aventura. Juega con la apertura, la velocidad del obturador y la sensibilidad ISO; así, la máquina y tú se entenderán de una manera que nunca imaginaste. Especialmente si tomamos la palabra "manual" como una oportunidad también de revelado; goza la bienvenida a un cuarto oscuro.



-

El blanco y negro son tus mejores aliados en un inicio


Hay una suerte de magia en estos colores, en estas escalas. Además, si empiezas con ellos, tomarás una seguridad de principiante al ver los resultados que pronto se convertirá en una confianza para hacer cosas distintas e innovadoras muy grande. Esto debido a que la capacidad para captar información es mucho más elevada en películas B&W que en las de color.



-

La regla Sol 16 es todo un arte


Es decir, en días de foto al exterior o donde la luz natural ejerce un gran poder sobre tu objeto a fotografiar, necesitas considerar las aperturas y las velocidades de tu máquina. Es difícil en un inicio, pero hay una guía bastante buena (y necesaria) para no errar. El chiste está en configurar siempre tu apertura en f/16 durante los días claros, y después, configurar la velocidad del obturador a la ISO correspondiente de la película. Para más claridad, sigue este cuadro:


-

Debes ponerte metas, proyectos y retos


Pero todo esto es sobrepensar lo que estás a punto de hacer. Sigue tus instintos y, como dijimos en el primer punto, dispara sin más. Cada disparo es relevante, cada uno lleva un error y cada oportunidad significa, quizás, echar a perder un carrete. Pero nada es tan grave y nada es tan importante como equivocarte y seguir adelante. Es imposible hacer fotografías perfectas desde el paso uno; entonces, la única manera de aprender y profesionalizarte es arriesgándote. Esto no quiere decir que lo hagas con descuido, simplemente es que abandones tus miedos y te arrojes a hacer lo que deseas.



-

No se dispara desde la cabeza


Uno de los consejos más sonados es que se debe fotografiar desde la cadera o un punto medio del cuerpo, tomando soporte en todo tu cuerpo y no desde el rostro. Aunado a ello, ten en mente que (ligado a todo lo que ya hemos dicho) no debes hacer tomas con la cabeza, sino con todo tu ser; especialmente desde el corazón o en cualquier otro sitio donde la emoción te mueva a fotografiar.



-

El espíritu vintage lo es todo


En otras palabras: no temas acercarte lo más posible a la persona u objeto que desees retratar. Las imágenes difuminadas, un tanto borrosas, casi imperfectas y con sentimiento hiperreal son más importantes, mucho más impactantes que una completamente pulcra y llena de claridad.



-

Como has visto, retomar una cámara con la que no puedes revisar los resultados inmediatamente o borrar lo que has hecho es toda una novela. Y seguro lo será más cuando lo vivas cercanamente. El punto principal es no temer y seguir descubriendo, continuar con tu aprendizaje; ahora, si así lo necesitas, puedes leer algunos Consejos para tomar fotografías más creativas con tu cámara instantánea y otros para Tomar fotografías en blanco y negro como todo un profesional.


Eduardo Limón

Eduardo Limón


Editor de Fotografía y Moda
  COMENTARIOS